miércoles, 21 febrero, 2024
InicioSociedadCaso Emmily Rodrígues: por qué diez meses después le harán una nueva...

Caso Emmily Rodrígues: por qué diez meses después le harán una nueva autopsia a la modelo muerta en Retiro

La muerte de Emmily Rodrigues Santos Gomes (26) todavía es una incógnita. Dos abogados y 292 días después de que cayera al vacío desde un sexto piso del departamento de Libertad al 1500, en el barrio porteño de Retiro, la justicia realizará una nueva autopsia para buscar nuevos indicios.

Esta pericia es el paso previo para que, finalmente, la causa sea elevada a juicio. El empresario del agro, Francisco Sáenz Valiente (52), pasó una semana detenido y luego fue liberado por falta de mérito pero está imputado por «delito de suministro gratuito de estupefacientes con facilitación de un lugar para su consumo y homicidio culposo, en concurso real con el de tenencia ilegítima de un arma de uso civil condicional».

Ahora, la familia de Emmily Rodígues cambió de abogado y designó a José Vera al frente de la investigación. Vera insistió con un pedido para que se haga una segunda autopsia del cuerpo de la modelo brasilera.

«Existen elementos e interrogantes que deberían ser aclarados por resultar de vital interés para el esclarecimiento de los hechos», dice el documento presentado al fiscal Santiago Vismara y al que tuvo acceso Clarín.

Para Vera y en representación de Cátie Rodrigues Santos y Arístides Da Silva Gomes, los padres de Emmily, hay elementos de la investigación, posteriores a la pericia de autopsia, que resultaron inconclusos a la hora de ser analizados por sus peritos de parte.

Allanamiento en los departamentos del liberado empresario Francisco Sáenz Valiente en el barrio de Retiro. Foto: TélamAllanamiento en los departamentos del liberado empresario Francisco Sáenz Valiente en el barrio de Retiro. Foto: TélamCarmelo Napoli fue la persona designada para participar de la segunda autopsia luego de un análisis pormenorizado de los informes forenses.

Pero ¿qué es lo que van a buscar?

El cuerpo de Emmily está en custodia del Cuerpo Médico Forense. Y con esta pericia, que se realizará el 16 de enero buscará algunos elementos clave para la investigación.

En concreto buscarán «lesiones que no fueron reportadas en el primer examen» por «desconocimiento de los hechos en su conjunto» ya que con el correr de los meses se incorporaron testimonios y resultados de pericias toxicológicas.

Es que en el cuerpo de Emmily, de Saenz Valiente y de Juliana Mourao (38), hasta ahora considerada sólo como testigo presencial de los hechos, hallaron indicios de consumo de estupefacientes. Particularmente, en el caso de la víctima, de cocaína, marihuana, alcohol, ketamina y MDMA.

El departamento de Retiro donde cayó la brasileña Emmily Rodrigues Santos (26). La ventana, con los rastros de la violencia.El departamento de Retiro donde cayó la brasileña Emmily Rodrigues Santos (26). La ventana, con los rastros de la violencia.«…Corresponde investigar en los casos en que se pretende disimular la causa de la muerte y se ha lanzado un cuerpo ya sin vida al vacío, el ‘hundimiento post mortem’, es decir al observar el foco de fractura, no existe ‘hematoma’ y este hecho nos está señalando una lesión post mortem porque el hematoma es una característica propia de los focos de fractura que se producen en vida. De ahí la importancia de la necropsia forense completa«, dice el informe realizado por Nápoli, al analizar el resultado del Cuerpo Médico Forense y para justificar el pedido.

Las señales clave

La clave estará en dos elementos: un signo de arrastre hacia abajo que quedó expresado en el primer informe y sobre el que no se profundizó ni se justificó su origen. Y marcas de uñas en el cuello y los brazos de la víctima, además de quemaduras de cigarrillo en las manos de Emmily.

Todas estas lesiones, si bien fueron identificadas por los expertos que realizaron la primera pericia, no encontraron su justificación en los testimonios de Sáenz Valiente ni de la testigo Juliana Mourao.

También plantearon una diferencia con el informe médico oficial que haría referencia al estado de somnolencia de la víctima al caer, debido al consumo de estupefacientes. El informe médico oficial «mencionó que las pupilas estaban dilatadas cuando la médica que la vio primero (en la escena) refirió una miosis».

Francisco Sáenz Valiente (52) y Emmily Rodrigues Santos Gomes (26).Francisco Sáenz Valiente (52) y Emmily Rodrigues Santos Gomes (26).Además destacaron el estado de las uñas de Emmily, que no tenían signos de haber forzado la ventana para abrirla. Ese detalle, siempre según la versión de la querella, permitiría inferir que Emmily no fue quien abrió la ventana. Además, no encontraron fracturas en sus brazos, algo que confirmaría la hipótesis de que estaba inconsciente al momento de caer.

La defensa, a cargo de Facundo Orazi y Rafael Cúneo Libarona, también presentará un perito de parte: Alejandro Basile. Para ellos, y su estrategia defensiva, es determinante profundizar sobre el consumo de sustancias de la víctima.

El departamento de Retiro donde cayó la brasileña Emmily Rodrigues Santos (26). La ventana, con los rastros de la violencia.El departamento de Retiro donde cayó la brasileña Emmily Rodrigues Santos (26). La ventana, con los rastros de la violencia.Para ellos, Emmily consumía estupefacientes de manera habitual y por eso no sería responsabilidad de Sáenz Valiente ni de Mourao el exceso de esa noche. Además, buscarán solventar con esta evidencia que producto de esas adicciones la joven «tuvo un brote psicótico» momentos antes de caer al vacío.

El juicio, el próximo paso

Una vez que finalice la segunda autopsia, con ese informe, el siguiente paso es que el fiscal Santiago Vismara pida la elevación a juicio. Ese resultado no es determinante y puede pedir que Sáenz Valiente vaya a juicio por el mismo delito por el que está imputado o agravarlo y pedir homicidio doloso o agravado por femicidio.

En el caso de la querella, Vera anticipó en diálogo con Clarín que ellos apuntarán al homicidio en su acusación. Además, anticiparon que apuntarán contra Juliana Mourao como partícipe del hecho.

Es que Mourao es médica. «En su declaración ella dijo que tenía que prender la luz para distinguir el la cocaína rosa de la otra y no mezclar, a sabiendas de lo que podía generar ese error. Sus conocimientos médicos la obligaban a informar a la amiga que había llevado lo que podía pasar y no lo hizo», argumentó Vera.

El hecho

El miércoles 29 de marzo, Emmily fue a cenar al restaurante Gardiner de la Costanera Norte con la médica brasileña Juliana Magalhaes Mourao y Dafne Santana. De allí fue al bar Isabel, de Palermo, y durante la madrugada del jueves 30 fue al departamento de Sáenz Valiente en Retiro.

En esa «fiesta» había drogas disponibles en una mesa, todas suministradas por Sáenz Valiente, y horas después «la mujer habría sufrido un ataque de nervios», según la versión del empresario y de la mujer que lo acompañaba. A las 9.18 cayó desnuda por la ventana.

“Está como poseída”, había descripto el empresario en dos llamados al 911 que realizó minutos antes de la muerte. Los gritos desesperados se escuchaban de fondo.

Frente del edificio de la calle Libertad al 1500 la mujer cayó a un patio interno. Foto: Juano TesoneFrente del edificio de la calle Libertad al 1500 la mujer cayó a un patio interno. Foto: Juano TesoneEl empresario realizó dos llamadas al 911 y en la segunda, con el teléfono abierto, se escuchó el momento inmediatamente posterior a la caída. Estas comunicaciones son la principal evidencia de la defensa: argumentan que Sáenz Valiente no tuvo nada que ver con el desenlace fatal.

Sáenz Valiente tuvo tiempo de borrar los mensajes de su celular, que fueron posteriormente recuperados. Allí se comprobó que mantuvo conversaciones con un dealer y que compró grandes cantidades de «tuci», marihuana y cocaína antes de que llegaran sus invitadas.

También, según denunció la querella, faltaban cámaras de seguridad del departamento y había dos puertas de acceso a la propiedad que no fueron fajadas por los investigadores.

PS

Más Noticias