sábado, 20 julio, 2024
InicioPolíticaLos puntos clave del Pacto de Mayo con los que Javier Milei...

Los puntos clave del Pacto de Mayo con los que Javier Milei busca relanzar la economía

Javier Milei se dio finalmente el gusto de firmar el Pacto de Mayo, una iniciativa que originalmente se iba a suscribir el 25 de mayo último, pero que se fue dilatando en medio de las fuertes diferencias políticas que hay en la Argentina. El acuerdo contó con la presencia de 18 gobernadores y las principales cámaras empresariales, pero mostró grandes ausentes: el más notorio fue el gobernador bonaerense, Axel Kicillof. En su distrito habita la mitad de la población del país.

La iniciativa busca «romper con las antinomias del pasado y refundar el contrato social que dio nacimiento a nuestra querida Patria», según rezó la convocatoria.

Con una fuerte caída de la actividad económica y una pobreza del 50%, la pregunta es en qué puede contribuir este acuerdo para encontrar una salida a la crisis. Nueve de los diez puntos aluden a la problemática económica.

Por ejemplo, define que la propiedad privada es inviolable, considera innegociable el equilibrio fiscal, aboga por reducir el gasto público al 25% del Producto Bruto y plantea la necesidad de una reforma tributaria.

A su vez, propone discutir una reforma laboral moderna para promover el trabajo formal, y una previsional. Impulsa, además, la apertura al comercio internacional y define el compromiso de las provincias por avanzar en la explotación de los recursos naturales de la Argentina.

El documento se compone de 10 puntos, algunos de los cuales fueron negociados con los gobernadores para lograr su asistencia. Y se firmó el mismo día en que La Rioja, que no suscribió el acuerdo, lanzó cuasimonedas para poder pagar los sueldos de estatales. Milei aclaró que la Nación no responderá por ese «papel pintado».

El Pacto de Mayo busca «romper con las antinomias del pasado y refundar el contrato social que dio nacimiento a nuestra querida Patria»

Como parte del toma y daca para llegar a suscribir el Pacto, se eliminó el punto que hacía referencia a alcanzar una reforma política estructural que modifique el sistema actual y vuelva a alinear los intereses de los representantes y los representados, mientras que se incluyó un nuevo postulado, el de buscar una «educación inicial, primaria y secundaria útil y moderna, con alfabetización plena y sin abandono escolar».

Además, se modificó el punto que originalmente abogaba por «la rediscusión de la coparticipación federal de impuestos para terminar para siempre con el modelo extorsivo actual» y ahora se agregó al final de esa frase «que padecen las provincias».

El punto sobre la reforma previsional también sufrió cambios: la versión original postulaba una reforma que «le dé sustentabilidad al sistema, respete a quienes aportaron y permita, a quienes prefieran, suscribirse a un sistema privado de jubilación». En la nueva redacción, se eliminó el final, pidiendo por «una reforma previsional que le dé sostenibilidad al sistema y respete a quienes aportaron».

Respaldo empresarial al Pacto de Mayo

El Grupo de los 6 -integrado por la Asociación de Bancos, la Bolsa de Comercio, la Cámara de Comercio y Servicios, la Cámara de la Construcción, la Sociedad Rural y la Unión Industrial-, apoyó la existencia de «acuerdos básicos que permitan el desarrollo de nuestro país y el bienestar de su pueblo».

En ese sentido, abogó por políticas económicas y sociales que permitan «potenciar la producción y el trabajo con una integración inteligente al mundo». «Las políticas de Estado deben estar firmadas y claras, como lo expresa el Pacto de Mayo, y deben ser respetadas para generar un marco de confianza en nuestro país», señalaron los empresarios.

A pesar de que aceptó eliminar del acta la reforma política, en el Gobierno aseguran que en este segundo semestre volverán a la carga en el Congreso con el proyecto para terminar con la «lista sábana» y eliminar las PASO.

Javier Milei califica al pacto como «un nuevo contrato social»

La intención es insistir con el sistema de elección «uninominal» que contempla la división territorial de cada provincia en la cantidad de bancas a elegir para la Cámara de Diputados, de modo tal que en cada circunscripción los ciudadanos deban optar por un solo representante. Este sistema impediría que los partidos minoritarios obtuviesen bancas, ya que obtendría una banca el que más votos obtuviera en cada circunscripción.

Milei califica al pacto como «un nuevo contrato social que establecerá los principios del nuevo orden económico argentino». Pero la ausencia de fuerzas políticas como el kirchnerismo, con una representación que oscila entre el 20 y el 30 por ciento del electorado, desluce la convocatoria.

Aun así, el Presidente ordenó seguir adelante con este acuerdo que se firmará un mes y medio después de lo previsto, pero también en una fecha significativa como lo es el Día de la Independencia.

El desafío será como lograr que el Consejo de Mayo que se formará, con representación legislativa, empresarial y gremial, pueda avanzar con acuerdos de largo alcance que involucren, por ejemplo, a los grandes sindicatos.

Fue algo que sí incluyeron los Pactos de la Moncloa en España, que permitieron dar un fuerte envió a la recién recuperada democracia y avanzar con acuerdos de precios y salarios claves ante un escenario de inestabilidad económica.

Milei aspira a transitar un camino similar, pero que incluya sobre todo su visión libertaria de la economía, con una fuerte apertura al mundo y a la inversión extranjera. Analistas consideran que será difícil conciliar esa posición con grandes gremios y corporaciones empresariales que han hecho del proteccionismo su principal respaldo. Estas diferencias preanuncian nuevos ruidos políticos y económicos.

Más Noticias