jueves, 18 julio, 2024
InicioDeportesEl insólito penal no cobrado en la Champions que no vio la...

El insólito penal no cobrado en la Champions que no vio la TV y la pobre explicación del árbitro que indignó al Bayern

La nota podría comenzar con una frase: «Los ricos también lloran». En una jornada épica de Champions League, con dos partidazos y una lluvia de goles, hay que dedicarle un párrafo aparte a una burrada arbitral en conjunto con el VAR, que si pasara en otras latitudes sería un escándalo de proporciones.

Fue en el duelo entre Arsenal y Bayern Munich, disputado en Londres, por la ida de los cuartos de final del certamen más prestigioso de clubes en Europa. El equipo inglés terminó empatando 2-2 como local ante los alemanes, que fueron ganando durante buena parte del encuentro y terminaron haciendo negocio con la igualdad, dejando todo abierto para la revancha, el miércoles 17 en tierra germana.

El ganador de esta llave enfrentará al que salga airoso del duelo entre Real Madrid y Manchester City, que a la misma hora protagonizaron otro partidazo, lleno de alternativas y con un trámite muy cambiante, que terminó 3-3 en la capital española.

Sin embargo, el partido en la capital británica tuvo una polémica que la TV no llegó a registrar pero que después del partido llegó a la zona mixta cuando los jugadores del Bayern enfrentaron los micrófonos, y que se hizo visible gracias a las redes sociales, siempre atentas a este tipo de detalles.

Se trató de un penal clarísimo para los de Munich que el árbitro decidió no cobrar, y el VAR no consideró digno de revisión. El arquero español David Raya, de Arsenal, sacó de meta con un pase al costado para el central Gabriel Magalhaes, sin imaginar que el defensor brasileño agarraría la pelota con la mano para ubicarla en el área chica y ejecutarlo él.

Video

Loop. Leé más en Clarin.com

En ese momento, el árbitro hizo caso omiso al bloopper, mientras algunos de los jugadores del conjunto alemán, entre ellos el goleador Harry Kane, amagaban una débil protesta, que terminó quedando en la nada. El partido siguió y Arsenal después llegó al 2-2, por lo que el DT Thomas Tuchel no dudó en señalar esa acción como determinante para el resultado.

La acción hizo recordar a una que se dio en el fútbol argentino hace poco más de un año, cuando Colón visitó a Independiente y el defensor Paolo Goltz cometió el mismo error que su colega Gabriel. Esa noche, el VAR se encargó de llamar al árbitro Nicolás Lamolina, quien hizo justicia y dio penal para el Rojo.

Lo que terminó de calentar los ánimos en Londres fue la explicación que dio el árbitro Glenn Nyberg, casi amateur. Lo reveló el propio Tuchel, quien en zona mixta contó cuál fue el argumento del sueco cuando los jugadores del Bayern le reclamaron por qué no había cobrado el penal.

«Entiendo que fue una situación muy loca: bajan el balón, él pita y el defensor toma el balón con las manos”, comenzó diciendo el entrenador, campeón con el Chelsea en 2021. Y agregó, todavía molesto: «Lo que realmente nos enoja es la explicación que dio en el campo. Le dijo a nuestros jugadores que fue un ‘error infantil’ y que no sancionaría algo así en los cuartos de final de la Champions.

Thomas Tuchel, indignado con el árbitro sueco. Foto: EFE/EPA/ANDY RAIN.Thomas Tuchel, indignado con el árbitro sueco. Foto: EFE/EPA/ANDY RAIN.

«Es una explicación horrible, horrible. Error infantil, error de adulto, lo que sea, nos sentimos enojados porque fue una decisión enorme en nuestra contra», concluyó el alemán, que se vio perjudicado. Una polémica gigante, en un torneo en el que no todo es perfecto.

Más Noticias