sábado, 20 abril, 2024
InicioPolíticaLa UCR analiza una propuesta de reforma laboral propia que es seguida...

La UCR analiza una propuesta de reforma laboral propia que es seguida con atención por el Gobierno

Las chances de que la reforma laboral que el presidente Javier Milei planteó en su «mega DNU» quede incluida en la Ley de Bases o «Ley ómnibus» crecen día a día y la UCR trata de influir en ese tema con propuestas propias que el Gobierno no descarta incorporar, en su interés por hacer cambios en materia laboral y aprovechar el consenso con el que cuenta entre diputados y senadores de la oposición dialoguista.

En líneas generales la propuesta de la UCR mantendría los puntos principales del DNU 70/2023 como el reemplazo del sistema de indemnizaciones por un fondo de cese laboral, la extensión del período de prueba y la reducción de multas por no registración, aunque con algunos cambios respecto de la idea original, que deberán ser conversados con el oficialismo.

Sin una redacción todavía definida, lo que hay en el radicalismo es un consenso amplio en cuanto a tener un rol activo en el debate sobre una modernización del sistema laboral que la Justicia suspendió en el DNU pero aceptaría si saliera del Congreso. Ese consenso se ve en los movimientos del bloque de diputados, por un lado, y el de senadores, por el otro.

En la Cámara baja, la bancada que preside Rodrigo de Loredo cuenta con un grupo de diputados que trabaja en una propuesta para acercarle al Gobierno de cara al debate de la Ley de Bases. Ya hay contactos en esa línea. En tanto, en el Senado la UCR presentó un proyecto propio que tiene el patrocinio indirecto de los gobernadores radicales.

Si bien entre uno y otro sector no hay todavía una coordinación, de acuerdo a lo que pudo corroborar iProfesional, ambos se mueven en el mismo sentido: influir en el debate de la reforma laboral que promueve el Gobierno y con la que mayoritariamente coinciden, pese a las divisiones internas que vive el partido.

Reforma laboral: ¿qué dice la propuesta de los senadores de la UCR?

El proyecto que presentó el bloque de senadores de la UCR tiene varios aspectos que coinciden con el capítulo laboral del «mega DNU», aunque con cambios respecto de aquella idea original del gobierno de Milei.

En líneas generales, la UCR coincide con ampliar el período de prueba y reemplazar el sistema de indemnizaciones

Entre sus puntos principales, la iniciativa reemplaza el sistema de indemnizaciones por despido por un fondo donde el empleador pague un seguro mensual del 12% durante el primer año y luego del 8% y que sería administrado por la Anses. El DNU de Milei planteaba un seguro de desempleo pero lo dejaba sujeto al acuerdo entre partes y que el aporte no podía superar el 8%.

También propone extender de tres a seis meses el período de prueba, medida con la que buscan equipararse a la legislación brasileña y «ganar competitividad», según explicaron. El decreto lo extendía a ocho meses.

Por otro lado, establece la reducción de multas para empleadores por no registración o registración defectuosa de trabajadores, pero con la obligación de que la AFIP profundice los controles para que se cumpla el pago de los aportes de seguridad social, mientras que el decreto proponía directamente eliminarlas.

Si bien este proyecto no es el que toman los diputados que conversan con el Ejecutivo, al menos por ahora, cuenta con el «plus» político de haber sido impulsado por el jefe de la bancada de senadores, Eduardo Vischi, que responde al gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, uno de los que integran el sector más dialoguista del radicalismo.

Los diputados de la UCR, en contacto con el Gobierno: ¿más cerca o más lejos del DNU? 

En la bancada de diputados que encabeza De Loredo señalan que la iniciativa del Senado funciona como «un borrador» y que ellos están trabajando en su propia propuesta, un poco más parecida a lo que planteaba el decreto de Mieli, aunque el espíritu es el mismo.

«En general hay bastante concordancia con lo que estaba en el DNU«, deslizó una fuente del bloque a iProfesional, al tiempo que recordó que ellos estuvieron entre quienes le sugirieron al Gobierno que la reforma laboral se discuta en el Congreso como parte de la renovada Ley de Bases.

El Gobierno ve un consenso amplio para avanzar con la reforma laboral y evalúa incorporar las propuestas de la oposición

Según supo este medio, el Ejecutivo espera ver la propuesta en la que trabaja un grupo de alrededor de 15 diputados radicales sobre el tema y está a la expectativa de que incluya los puntos centrales del DNU, como la eliminación de multas y el reemplazo del sistema de indemnizaciones.

Uno de los puntos que más se discuten por estas horas en la UCR es la declaración de servicio esencial para las área de salud, educación, transporte y otras con el fin de que cualquier medida de fuerza no pueda afectar más del 75% de la prestación. Esa era la idea original pero en el radicalismo hay dudas sobre la posibilidad de que se interprete como una limitación del derecho a huelga.

El radicalismo está dividido frente a Milei. El presidente del partido, Martín Lousteau, es uno de los dirigentes más críticos y la voz disonante en un bloque de senadores donde influyen gobernadores como Valdés y Alfredo Cornejo, que cuestionan su postura.

En Diputados, una decena de legisladores donde se destaca Facundo Manes también es reacio a acompañar al Gobierno y crítico de la conducción por parte de De Loredo. Sin embargo, el diputado cordobés se mueve en consonancia con la mayoría del bloque, que forma parte del consenso con otros espacios en torno a la eventual reforma laboral.

¿Tiene consenso Milei en el Congreso para avanzar con la reforma laboral?

La postura a favor de hacer cambios en las leyes laborales tiene fuerte apoyo en el bloque Hacemos Coalición Federal que lidera Miguel Pichetto. Varias voces de ese sector insisten hace meses con rescatar ese capítulo del «mega DNU» por tratarse del «único elemento expansivo de la economía» que propuso el Gobierno, según lo definió el ex PRO Nicolás Massot.

El bloque del PRO que encabeza Cristian Ritondo, en tanto, tiene tres proyectos propios que copian casi con exactitud la letra del «mega DNU», en cuanto a la ampliación del período de prueba a ocho meses y la limitación de los paros en actividades que pasarían a ser esenciales, entre otros temas.

Entre estos dos espacios y la UCR hay consenso respecto de buscar la mejor manera para aprobar una reforma laboral. Uno de los temas que evalúan ellos y el Gobierno es dejar los aspectos más conflictivos del DNU, como la eliminación de los aportes sindicales obligatorios que pondría todavía más en contra a los gremios de la CGT.

Mientras se resuelve la letra chica, el Gobierno de Javier Milei encuentra en la UCR, el PRO y Hacemos Coalición Federal el plafón que necesita para avanzar con una reforma laboral como parte de la discusión por la Ley ómnibus y se mantiene atento a las propuestas que le acercan los bloques parlamentarios.

Más Noticias