martes, 23 abril, 2024
InicioPolíticaMilei se prepara para ir al Congreso: los ejes de su discurso...

Milei se prepara para ir al Congreso: los ejes de su discurso ante la Asamblea Legislativa

El presidente Javier Milei ya está trabajando en el discurso que dará el 1 de marzo ante la Asamblea Legislativa para inaugurar un nuevo período de sesiones ordinarias del Congreso. La tensión que mantiene con legisladores y sobre todo con los gobernadores pone el foco sobre las palabras que usará y en el Gobierno adelantan que se mostraría algo más medido en las formas, pero no abandonará su estilo.

Hasta hace pocos días, tanto en los bloques opositores como en la misma bancada oficialista afirmaban que existía la posibilidad de que Milei no hablara ante la Asamblea y optara, como lo hizo en su asunción, por dar un discurso en las escalinatas del Congreso, de espaldas al palacio legislativo y mirando a la plaza, pero el mandatario desechó esa posibilidad.

«Obvio que voy, hay una cuestión de protocolo», afirmó el Presidente días atrás y este viernes, la vicepresidenta Victoria Villarruel ratificó su presencia el 1 de marzo. La atención pasa entonces sobre el contenido de su discurso luego de haber calificado al Congreso como un «nido de ratas» y haber acusado previamente a los legisladores de «coimeros». En principio, esto no se repetirá.

Fuentes de la Casa Rosada adelantaron a iProfesional que en su discurso ante la Asamblea el Presidente «no los va a tratar de ratas» y que su exposición no va a durar «ni tres o cuatro horas como las de Cristina Kirchner ni 10 minutos como las de Mauricio Macri». No obstante, tampoco se espera que abandone el tono crítico contra la «casta política» que lo caracteriza y menos ahora, en medio de la pelea con el gobernador de Chubut, Ignacio Torres, que alineó a todos los jefes provinciales. 

Esto será así porque lo que diga lo escribirá él y lo revisará luego con su principal asesor, Santiago Caputo, defensor a ultranza del estilo combativo de Milei, y también, porque el mandatario realizaría anuncios sobre los proyectos que enviará este año, los cuales estarán relacionados con la Ley ómnibus, cuyo fallido paso por la Cámara de Diputados fue precisamente lo que caldeó los ánimos de la Casa Rosada con al Congreso y los gobernadores.

¿Cómo será el discurso de Milei ante el Congreso?

En el Gobierno deslizan que uno de los temas que más le interesan a Milei para este año es la reforma impositiva integral y que puede ser uno de los anuncios que aparezcan en la exposición que realizará ante la Asamblea Legislativa, flanqueado por Villarruel y por Martín Menem, presidentes del Senado y de la Cámara de Diputados, respectivamente.

Milei llamó al Congreso «nido de ratas» y en el Gobierno afirman que bajará el tono en su discurso, sin abandonar su pelea con «la casta» 

Otro de los temas que podría aparecer en su discurso es el reciente informe sobre la situación de cada una de las reparticiones del Estado al asumir el nuevo Gobierno. Esta auditoría realizada por la Sindicatura General de la Nación (SIGEN) y la Secretaría de Transformación del Estado le daría material a Milei para abonar la polémica con la dirigencia política tradicional.

Y es que la culminación del informe fue anunciada como un éxito por el vocero presidencial, Manuel Adorni, quien subrayó que se encontraron «contrataciones anómalas y deudas millonarias» por un monto que ascendería a «casi tres billones de pesos». Hasta ahora no trascendieron mayores detalles y por esa razón en el Congreso, según supo iProfesional, creen que Milei podría estar guardándose algún dato para la ocasión.

Por otra parte, en la Casa Rosada no descartan que Milei insista ante el Congreso con algunos de los temas que quedaron truncos por la Ley ómnibus, ya no como paquete sino como proyectos separados. En el Gobierno señalaban que para ello, esperaban llegar al 1 de marzo con conversaciones ya avanzadas con algunos de los gobernadores.

Sin embargo, sobre esto ya colgaba un enorme signo de interrogación que se agigantó en las últimas horas. Y es que el ministro del Interior, Guillermo Francos, ya había empezado a aceitar el diálogo con algunos de los gobernadores del norte del país pero los del sur hicieron sentir su bronca, con Torres a la cabeza, por el recorte de fondos para las provincias.

La relación con los gobernadores calientan el clima de la Asamblea Legislativa

Días atrás Francos mantuvo un encuentro con los gobernadores en Salta con el gobernador de esa provincia, Gustavo Sáenz, y sus pares de Catamarca, Raúl Jalil; de Tucumán, Osvaldo Jaldo; de Misiones, Hugo Passalacqua y de Jujuy, Carlos Sadir. El encuentro fue calificado por todos los actores como «amistoso».

En tanto, el 2 de marzo Francos irá a la Fiesta de la Vendimia que se celebra en Mendoza, la provincia del radical Alfredo Cornejo, con quien también habría una reunión. La expectativa del ministro es encontrar en estos gobernadores un polo político para encontrar acuerdos que le permitan al Gobierno avanzar con su agenda, especialmente en el Congreso. En la misma línea intenta moverse Villarruel.

Los gobernadores patagónicos, con el chubutense Torres a la cabeza, lanzaron una fuerte advertencia y calentaron el clima previo

La expectativa en un sector del Gobierno era encarrilar la relación con al menos algunos de los gobernadores para evitar nuevos traspiés en el Congreso, sin perder de vista la intención de Milei de reflotar algunos capítulos de la fallida Ley ómnibus, pero el nuevo foco de conflicto que protagoniza Torres, del PRO cambió nuevamente el panorama.

«Si el Ministerio de Economía no le entrega a Chubut sus recursos, entonces Chubut no entregará su petróleo y su gas», advirtió Torres en una durísima carta titulada «Las provincias unidas del sur» que fue suscripta por sus pares de La Pampa, Sergio Ziliotto; de Neuquén, Rolando Figueroa; de Tierra del Fuego, Gustavo Melella; de Santa Cruz, Claudio Vidal, y de Río Negro, Alberto Weretilneck.

Si bien la intención del oficialismo parecía ser dividir a los gobernadores para que la verborragia de Milei no enemiste al Gobierno nacional con todas las provincias, el reclamo de los patagónicos sumó a casi todos los otros mandatarios del país y el Presidente, fiel a su estilo, salió al choque.

La advertencia de los gobernadores es inusualmente dura y Milei no solo desafió a Torres con demandarlo ante la Justicia sino que el aparato comunicacional del Gobierno retomó el discurso de «guerra» contra «la casta política» y el enfrentamiento es ahora también con el PRO.

Toda esta situación le pone mucho más suspenso a la actitud con la que llegará Javier Milei a la Asamblea Legislativa y también al clima que se respirará el 1 de marzo en el recinto, a donde suelen asistir también los gobernadores. En este contexto, además de prestar atención al contenido y al tono del discurso presidencial, habrá que ver quiénes van y quiénes no a escucharlo.

Más Noticias