jueves, 29 febrero, 2024
InicioDeportesDino Prizmic, el chiquilín de 18 años que va por lo imposible...

Dino Prizmic, el chiquilín de 18 años que va por lo imposible en su primer Abierto de Australia: destronar a Djokovic

Novak Djokovic no pierde un partido en el Abierto de Australia desde el 22 de enero del 2018, cuando cayó sorpresivamente ante el coreano Hyeon Chung en los octavos de final. Desde entonces, lleva 29 triunfos al hilo y levantó el trofeo en cuatro de las últimas cinco ediciones del primer Grand Slam de la temporada (no pudo jugarlo en 2022 debido a su postura antivacunas).

Quien tendrá la difícil tarea de frenar al serbio, que se mueve como nadie en Melbourne Park, será Dino Prizmic, croata de 18 años al que probablemente le tiemblen las piernas cuando ingrese al Rod Laver Arena para disputar su primer partido en el cuadro principal de un Major frente a su ídolo, que es el amo y señor de este torneo.

Igualmente, lo toma con tranquilidad. «Solo sé que el estadio va a estar lleno y por eso va a ser fantástico jugar. Será una gran experiencia para mí. Quiero ver como me las arreglo con un tenista que ganó todo», le dijo al medio bosnio Sport Klub.

En su primera qualy de un «grande», accedió al partido soñado de este domingo, a las 5 de la mañana de la Argentina, tras superar, primero, al argentino Mariano Navone por 5-7, 6-3 y 6-2, después a su compatriota Duje Ajduković (7-5 y 6-0) y, por último, al tunecino Mohamed Aziz Dougaz (6-3 y 6-4).

Ahora, se verá las caras con el número 1 del mundo, que dejó atrás una lesión de muñeca y mantiene sus ambiciones al máximo. «No es ningún secreto. Yo expreso mis objetivos y digo abiertamente que quiero ganar cada torneo de Grand Slam en el que participo. Eso no va a cambiar», afirmó Nole. Y agregó: «Espero comenzar la temporada como comencé la mayoría de las temporadas a lo largo de mi carrera, con un título acá».

Prizmic nació el 5 de agosto del 2005 en Split, la segunda ciudad más poblada de Croacia detrás de su capital (Zagreb), y fue el propio Djokovic una de las principales motivaciones que tuvo para comenzar a jugar al tenis desde muy chico.

«Es mi inspiración en el tenis. Es mi ídolo por su fortaleza física y mental. Siempre trato de jugar mi mejor tenis en los momentos difíciles, como él lo hace», le contó a la ATP el ubicado en el puesto 178 del ranking mundial.

Meses antes de su nacimiento, a principios de aquel mismo 2005, Djokovic jugó el primer Grand Slam de su carrera, también en Australia. También superó la fase previa cediendo un set y también le tocó enfrentar a un tenista top, el ruso Marat Safin que era el número 4 del mundo y que aquel año terminaría ganando el título. Curiosas coincidencias.

El joven croata, toda una promesa, sueña con emular parte de lo que hizo el serbio y tiene un gran potencial, pero por el momento es apenas un interesante proyecto en formación.

Cuenta con tan solo tres victorias en torneos del circuito grande. Dos de ellas fueron en el ATP 250 de Umag, para el que recibió una invitación y alcanzó los cuartos de final, y la restante, la más importante, fue contra el checo Jiri Lehecka (30° del mundo) en Estocolmo, todas ellas en el 2023.

Dino Prizmic y su primer título Challenger. Foto: Prensa Banja Luka Open.Dino Prizmic y su primer título Challenger. Foto: Prensa Banja Luka Open.El año pasado, además, jugó los primeros Challengers fuera de su país, torneos en los que se midió ante Top 100 como Dominic Thiem, Jack Draper o Hugo Gastón, y ganó en agosto en Banja Luka, Bosnia y Herzegovina, el título más importante de su naciente carrera.

Previamente, fue campeón de Roland Garros Junior, tras superar en la final de la pasada temporada al boliviano Juan Carlos Prado Ángelo sobre el polvo de ladrillo de la Philippe Chatrier, su superficie predilecta.

Dino Prizmic, el único croata campeón de Roland Garros Junior. (Daniel Kopatsch)Dino Prizmic, el único croata campeón de Roland Garros Junior. (Daniel Kopatsch)

¿Cómo juega Dino Prizmic, el rival de Djokovic?

El croata se destaca por su consistencia desde la línea de base y su paciencia para trabajar los puntos, al tiempo que cuenta con buenas variantes para defenderse y resistir los embates de sus rivales.

A su vez, maneja el revés con slice de gran manera, un arma que le permite pasar con frecuencia de la defensa al ataque, y tiene muy buena movilidad. Su debilidad: el saque.

De todos modos, esas son las virtudes que también tiene Djokovic, por lo que es esperable que busque alternativas para sacar al serbio del fondo de la pista e incomodarlo lo máximo posible. Todo un desafío.

Más allá de la victoria, que resulta difícil de imaginar, su objetivo también estará puesto en disfrutar de un momento especial que le quedará grabado a fuego en la memoria, independientemente del resultado final.

Más Noticias