sábado, 20 abril, 2024
InicioEconomíaEl bono de los importadores empezó a negociarse en el mercado: cotizó...

El bono de los importadores empezó a negociarse en el mercado: cotizó a 72 dólares

EL 27 de diciembre, el gobierno nacional lanzó al mercado el BOPREAL (Bono para la reconstrucción de una Argentina Libre), un bono para cancelar la deuda que del BCRA con los importadores. ¿Qué es lo que hace relevante a este bono? En principio quitarle presión a las reservas del BCRA, ya que la deuda externa privada registrada fue calculada en US$ 62.000 millones de dólares, aunque el registro abierto por la secretaría de Comercio acumula, hasta ahora, solo US$ 28.000 millones. Este registro se cierra el 24 de enero.

La demanda de los importadores había sido magro en sus primeras dos ediciones: en la primera subasta solo logró una compra de US$ 60 millones, y en la segunda tan solo de US$ 57 millones. Sin embargo, este jueves, y sobre todo gracias a la brecha creciente entre el dólar financiero y el dólar oficial, la subasta de la Serie 1 de BOPREAL, tuvo una mejor recepción por parte de los importadores: se colocaron US$ 1.179 millones, acumulando en total, hasta ahora, US$ 1304 millones.

Lo importante es que este viernes ya se abrió el mercado secundario del Bopreal. Es decir, quien lo recibió en la licitación, ya lo puede vender contra dólar billete. Los precios operados ayer rondaron los 72,4 dólares.

En un análisis de esta semana, la consultora Delphos Investment hacía este ejercicio: «Si suponemos que el bono SERIE I se podría vender por us$ 78 en mercado secundario, permitiría al tenedor adquirir una cantidad de dólares equivalentes al 78% del valor nominal suscripto mediante la venta de estos bonos, y los dólares equivalentes al restante 22% de valor nominal se podrían conseguir mediante la compra de dólar contado con liquidación. De esto resulta que, por cada 100 nominales de BOPREAL, se pueden adquirir 78 dólares a un tipo de cambio implícito de $1.041 y 22 dólares al CCL (hoy de $971). De ponderar cada tipo de cambio por la cantidad de dólares comprados a cada precio, resulta un valor implícito de $1.026 por dólar.

En diálogo con un representante de la UIA, este señaló que el sector estaba al límite, no solo por la deuda con los proveedores, sino por los altos costos de cobertura que implica la presión sobre los costos de los insumos. La escasez de dólares desde hace un tiempo a esta parte le viene jugando una mala pasada al sector.

Aclaró a su vez, que desde hace un año que las importaciones y por lo tanto la producción, vienen perdiendo dinamismo por no hallar los mecanismos para resolver la deuda. Y continua diciendo que si bien este bono significó una ayuda al sector, ya que nota que desde el gobierno se están buscando alternativas, todavía quedan cuestiones propias de las esctructuras productivas de los importadores, pendientes. En términos generales hay una buena recepción del bono y las señales hacia el mercado son positivas.

En respuesta a quiénes son los mas afectados teniendo en consideración el segmento productivo, sugirió que todos los segmentos, sean grandes o pequeños importadores lo sufren todos por igual, pero el sector Pyme debe tener soluciones más rápidas ya que su “espalda financiera” es menor.

El pequeño importador se halla con la dificultad de no poder negociar con sus proveedores tal como lo hace un gran importador de modo que este segmento, que no es menor, tendrá que tener algún tipo de alternativa que aligere sus costos.

El Borpreal es un activo financiero nominado en dólares con una tasa anual del 5%, cuya emisión es por 1 y 5 años de plazo, la idea es que sea comercializado en el mercado secundario y obre como “equalizador del tipo de cambio”. Según los especialistas, las autoridades del BCRA tiene previsto llamar a licitaciones periódicas hasta el 24 de enero para la Serie 1 de BOPREAL Para acceder a este título, los importadores deben inscribirse en el padrón de deuda comercial por importaciones en la AFIP.

Por ahora el gobierno ganó el primer round, ya que con esto logra aliviar la presión sobre los pasivos y sobre la demanda de dólares (Contado con liquidación), sin embargo, habrá que mirar con lupa la evolución de la demanda de este título tan ligada a las fluctuaciones del tipo de cambio y su impacto en la economía real.

Más Noticias