jueves, 29 febrero, 2024
InicioSociedadLas frustradas vacaciones a Brasil por una tragedia en la pileta y...

Las frustradas vacaciones a Brasil por una tragedia en la pileta y otro terrible revés en la familia

Al cordobés Jonatan Raúl Juan (34) la vida le sonreía, pero se apagó abruptamente este lunes a la noche cuando limpiaba la piscina de su casa, en Puerto Iguazú, Misiones, y el mango del barrefondo tomó contacto con un cable. La descarga que recibió lo mató en el acto pese a que sus familiares lo auxiliaron y trasladaron de urgencia al Hospital SAMIC de la ciudad de las Cataratas.

La tragedia se produjo este lunes, cerca de las 20, en una vivienda de la calle Mónica Rodas, en el barrio Hermoso. La víctima estaba en el solarium del natatorio limpiando el fondo cuando el mango metálico tocó el cableado de las luces del patio. Si bien tenía un buen estado físico, su cuerpo no resistió el paso de la corriente y su corazón dejó de latir.

Jonatan era oriundo de Córdoba, pero llevaba unos 15 años viviendo en Misiones, donde conoció a su pareja, con la que tuvo tres hijas (de 12 y 5 años, más un beba de pocos meses).

En la casa de venta de repuestos del automotor donde trabajaba se había vuelto una pieza indispensable y apuntaba a convertirse en encargado en poco tiempo.

El lunes se despidió de sus compañeros con el mejor humor. Es que empezaban sus vacaciones y este jueves partiría con su familia y un hermano rumbo a las playas de Brasil para recargas energías. Nada hacía presagiar la tragedia.

Pese a que hace más de una década había cambiado su Córdoba natal por la selva misionera, «Joni» mantenía intacta su pasión por Talleres y el fernet. Todavía hablaba con la tonada típica de esa provincia mediterránea aún con los 1.500 kilómetros de distancia y los años transcurridos.

El cordobés Jonatan Raúl Juan (34) murió electrocutado en Puerto Iguazú, Misiones. En la foto, con su papá, viendo a Talleres, su pasión.El cordobés Jonatan Raúl Juan (34) murió electrocutado en Puerto Iguazú, Misiones. En la foto, con su papá, viendo a Talleres, su pasión.Apenas pisó Puerto Iguazú, se vinculó con otros hinchas tallarines, club al que solía ir a ver cada vez que se le presentaba una oportunidad.

Emanuel Leones, el presidente de la filial local “Gonzalo Klusener”, contó: “Fue uno de los primeros en sumarse. Era muy fanático. Primero se unió al grupo de hinchas y cuando decidimos armar la filial, ahí estuvo primero otra vez. Siempre venía y pagaba la cuota anual, un gran tipo”.

Con Jonatan compartió muchos viajes para ver a su amado Talleres, club del que era socio. Cuando el equipo cordobés tuvo que jugar en el Ascenso, ahí estaba él para alentar y llevar el trapo de la filial y mostrarse como orgulloso seguidor del club.

Su fanatismo era tal que se casó vistiendo la camiseta de Talleres. Y este martes lo velaron con esa casaca que le sacó tantas sonrisas como lágrimas. “Yo también llevé mi camiseta y la coloqué sobre el cajón en el velatorio. Lo vamos a enterrar con la bandera de la filial, esa que nos acompañó a tantos lugares”, reveló Leones.

«Joni» era un tipo familiero, pero también era el primero en confirmar su asistencia a las juntadas o para los partidos. En Puerto Iguazú jugaba en la Liga de Veteranos, pese a que sólo tenía 34 años. “El año pasado salió campeón con el club Estrella Marina. Y esta temporada estaba jugando para APOS”, indicó su amigo.

Jonatan Raúl Juan (34) murió electrocutado cuando limpiaba la pileta de su casa en Puerto Iguazú, Misiones. Tenía tres hijas.Jonatan Raúl Juan (34) murió electrocutado cuando limpiaba la pileta de su casa en Puerto Iguazú, Misiones. Tenía tres hijas.Pese a que manejaba los dos perfiles, no era muy habilidoso con la pelota en los pies y siempre se lo veía jugando de marcador de punta. “Era bastante rústico, pero con mucha entrega”, se sinceró alguien que lo veía en los potreros. También se hacía tiempo para incursionar en el paddle, donde tenía otra barra de amigos.

Para la familia, es el segundo golpe que debe asimilar en poco tiempo. Allegados contaron que hace unos meses el hermano de la víctima, que había llegado de Córdoba para sumarse a las vacaciones en Brasil, perdió a su esposa y al bebé al momento del parto.

En la filial de Talleres saben que los encuentros ya no serán iguales sin «Joni», ese fanático que le robaba incluso tiempo a los cumpleaños familiares para compartir el amor incondicional por «La T».

EMJ

Más Noticias