miércoles, 12 junio, 2024
InicioDeportesEzequiel Pocho Lavezzi preocupa por su salud: su hijo dice que está...

Ezequiel Pocho Lavezzi preocupa por su salud: su hijo dice que está bien y en tratamiento

Ezequiel Lavezzi fue internado este sábado por la tarde en un centro médico porteño tras sufrir una nueva crisis de salud. El Pocho, ya alejado del alto rendimiento desde 2018, se encuentra acompañado por su familia. Tomás, su hijo, salió al cruce de algunas versiones periodísticas y sostuvo que el exfutbolista de la Selección Argentina «se encuentra bien y en tratamiento».

«Dejen de inventar cosas que no son verdad. No tiene ninguna sobredosis ni nada de lo que dicen«, completó el joven de 18 años que juega en las divisiones inferiores de Unión de Santa Fe en una historia de Instagram posteada en los primeros minutos del domingo.

El ex San Lorenzo, PSG y Napoli, entre otros clubes, habría sufrido una recaída en su salud y fue acompañado por su gente para ser tratado. Según trascendió, tras someterse a una batería de estudios en la Clínica Zabala, Lavezzi fue trasladado a otro centro de rehabilitación.

El mensaje de Tomás Lavezzi sobre la salud de su papá Ezequiel. Foto: InstagramEl mensaje de Tomás Lavezzi sobre la salud de su papá Ezequiel. Foto: InstagramLavezzi, cuya salud preocupa a todos en el ambiente del fútbol, vivió horas agitadas en las últimas semanas. Es que el pasado 20 de diciembre había sufrido un accidente doméstico en su casa del balneario de José Ignacio, en Punta del Este, y fue trasladado en ambulancia al Sanatorio Cantegrill, de la ciudad uruguaya, para ser atendido.

De acuerdo con las primeras versiones que echaron a correr los medios de la ciudad balnearia, el Pocho arribó al centro médico con «una herida corto punzante en su abdomen y una fractura a la altura de la clavicula». Por eso, los datos iniciales hablaban de un posible apuñalamiento. Sin embargo, la Policía de Maldonado, que fue la primera en arribar a la casa ubicada en la primera línea frente a la playa del exclusivo barrio, sólo habló de una lesión en su omóplato, mientras investigaba lo sucedido.

A esto se sumó la palabra de María del Carmen Lorente, directora de la clínica esteña, la misma a la que llegó Diego Maradona en el año 2000, al borde de la muerte, y pasó 20 días internado. «Les puedo confirmar que se cayó, tuvo un traumatismo en un evento social y se fracturó la clavícula. Por eso está ingresado acá, se encuentra estable, lo vio el traumatólogo y no es necesaria cirugía. Va a quedar en observación», explicó en declaraciones a ESPN.

Días más tarde, Lavezzi dejó el Cantegrill y fue trasladado en un avión sanitario rumbo la Argentina. Trascendió que habían tenido que sedarlo. Sin embargo, el sábado 23, en la víspera de Nochebuena, el Pocho reapareció en las redes mostrando una foto blanco y negro en la que se lo veía recuperado, o al menos sin daños físicos de relevancia.

Allí, el subcampeón del Mundial 2014 con la Selección Argentina se mostraba caminando, sonriente, en medio de un parque. Y había dos detalles a tener en cuenta: un emoji y la canción que eligió para graficarla. Por un lado, en el frente de la foto aparecía una persona riéndose por lo que observa en su celular, como si el Pocho estuviera diciendo que se burlaba de las cosas que se habían dicho en estos días sobre su estado de salud, algunas de ellas dramáticas.

Y por el otro, la imagen del ex delantero estaba acompañada por la canción Aprendizaje, no la de Sui Generis, sino la de Cotto RNG, un rapero argentino de 43 años oriundo de la ciudad de La Plata.

La última imagen de Lavezzi apareció en el Instagram de Tomás. Se lo ve sonriente junto al chico y su madre a la espera de la llegada del Año Nuevo.

Tomás Lavezzi junto a su papá Ezequiel y su madre. Foto: InstagramTomás Lavezzi junto a su papá Ezequiel y su madre. Foto: Instagram

Una carrera exitosísima

Lavezzi, nacido en Villa Gobernador Gálvez, en Santa Fe, tuvo una exitosísima carrera profesional que comenzó a Estudiantes de Buenos Aires y despegó luego de su paso por San Lorenzo de Almagro, con el que fue campeón de la mano de Ramón Díaz. De allí fue transferido a Napoli de Italia, donde permaneció cinco temporadas.

Luego estuvo cuatro campañas en Paris Saint Germain en las que dio 12 vueltas olímpicas y cerró su recorrido en el Hebei China Fortune, donde se vio imantado por los millones de la por entonces pujante liga del gigante asiático.

También fue parte del elenco estable de la Selección Argentina y no sólo ganó la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008, sino que también fue protagonista del equipo nacional que fue subcampeón mundial en Brasil 2014. En total jugó 51 partidos, con 9 goles y 12 asistencias, vistiendo la celeste y blanca.

Más Noticias