jueves, 18 abril, 2024
InicioSociedadJury por el caso Lucio Dupuy: qué puede pasar con la jueza...

Jury por el caso Lucio Dupuy: qué puede pasar con la jueza que le dio la tenencia a la madre

La escena del tenso careo entre Ramón Dupuy (57), el abuelo de Lucio, el nene de 5 años asesinado en La Pampa, fue la última secuencia del jury de enjuiciamiento contra la jueza Ana Clara Pérez Ballester y la asesora de Niñas, Niños y Adolescentes Elisa Catán. Las dos están acusadas por mal desempeño en sus funciones.

Este viernes, en Santa Rosa, se conoce el veredicto para saber si las destituyen. Votan cinco miembros del jurado para que no haya empate: dos abogados matriculados (que fueron sorteados), dos diputadas pampeanas (una peronista y otra radical) y el presidente del Tribunal Superior de Justicia. De esa votación se sabrá si Ballester y Catán seguirán al frente de sus roles.

La jueza Ballester fue la que homologó el acuerdo entre la tía de Lucio Leticia Hidalgo, que tenía la tenencia, y la madre del nene, Magdalena Espósito Valenti (26). Allí se establecía que a partir de julio de 2020 el chico se mudaría de General Pico a Santa Rosa, donde vivía Espósito Valenti junto a su pareja, Abigail Páez (27). Según contaron a Clarín colegas de Ballester, la jueza «tuvo un buen desempeño en sus funciones hasta el caso Dupuy».

«Ese acuerdo fue firmado por Hidalgo sin estar para nada convencida, pero estaba en una escrucijada. Espósito Valenti la había denunciado y la policía se apersonaba en su casa con frecuencia y el clima familiar la estaba alterando demasiado. Además había que tener en cuenta que estaba transitando el final de un embarazo complicado de mellizos. Siempre estuvo en contra de dárselo a la progenitora», le dijo a Clarín una fuente de la investigación. Hidalgo es la mujer de Maximiliano, el hermano de Christian Dupuy, padre de Lucio.

¿Qué pasaba con sus padres? ¿Por qué no podían estar con su hijo? «No sólo estaban separados, sino que vivían en ciudades distintas. Espósito Valenti no tenía trabajo ni casa y estuvo mochileando en Córdoba un año y medio. Mientras que Dupuy trabajaba en la provincia de Buenos Aires. Un día, después de casi dos años, Espósito Valenti volvió de Córdoba para ir a buscar a su hijo a General Pico. Firmaron ese acuerdo medio de prepo, se llevó a Lucio a Santa Rosa y nunca más volvieron a Pico, como habían acordado», describe la misma fuente.

«Negligencia y mal desempeño»

¿Qué habría sucedido si la jueza no avalaba el mencionado acuerdo? «No se sabe qué hubiera pasado con Lucio, es contrafáctico, pero lo que se denuncia aquí es la negligencia y el mal desempeño de la funcionaria al no realizar el trabajo de campo correspondiente«, dice el fiscal general Guillermo Sancho (59), quien en el jury actúa como procurador subrogante, ya que Mario Bongianino, el procurador general de la provincia de La Pampa, fue recusado por una de las partes, la asesora Elisa Catán.

El tenso careo del martes último entre Ramón Dupuy, abuelo de Lucio, y su ex abogada Adriana Mascaró. Foto TelamEl tenso careo del martes último entre Ramón Dupuy, abuelo de Lucio, y su ex abogada Adriana Mascaró. Foto TelamBonaerense pero pampeano por adopción desde 1994, Sancho está radicado en Santa Rosa, donde hizo toda su carrera judicial. «En mi más de 35 años en el poder judicial, el caso de Lucio es lo más aberrante y espeluznante que viví. Pero está claro que la jueza no es la responsable de su asesinato, pero sí de haber otorgado la tutela a su madre y a su pareja sin saber dónde viviría el menor, de qué trabajaba Espósito Valenti y quién era y a qué se dedicaba Páez. Ballester podrá ser una profesional excelente, pero el error que cometió es grave y grosero».

A partir de que Lucio se fue a vivir a la capital pampeana , «no hubo más seguimiento ni control, hasta que pasó lo que pasó el 26 de noviembre de 2021 cuando Espósito Valenti y Páez cometieron este homicidio espantoso que conmovió a todo el país. Y cuando el asesinato ocurrió, recién ahí se empezaron a analizar y a encontrar pruebas concretas y comprobadas de torturas y abusos que debieron haberse investigado en los primeros meses del nuevo hábitat del chiquito», hace saber Sancho desde su oficina en el Ministerio Público Fiscal de la capital provincial.

La jueza Ana Pérez Ballester, en la mira por otorgarle la tenencia de Lucio Dupuy a su madre y su pareja.La jueza Ana Pérez Ballester, en la mira por otorgarle la tenencia de Lucio Dupuy a su madre y su pareja.¿Por qué Sancho quiere destituir a Ballester? «Acá no hay cuestiones personales. Esto es simple: la jueza incumplió los deberes inherentes al cargo y fue negligente en el ejercicio de la función. Porque antes de homologar el acuerdo debió haber ahondado un poco más sobre cuál era la situación que se estaba viviendo en esa casa. Tanto la jueza como la asesora Catán debieron haberse comprometido e involucrado más con la causa», afirma el fiscal general.

¿Qué respondieron Ballester y Catán ante la acusación? «En la audiencia del martes, si bien no declararon, se manifestaron por escrito y sostuvieron que en términos técnicos y legales hicieron lo que tenían que hacer. Lo dicen, lo sostienen y lo fundamentan, Está bien, es la opinión de ellas».

¿Qué fundamentos esgrimieron? «Que Espósito Valenti era la madre, que hubo un acuerdo (con Hidalgo, la tía) sin controversias y como no había hasta allí ningún indicio de vulnerabilidad sobre Lucio, señalaron que no hicieron ningún informe socio ambiental para ver dónde viviría el menor».

Culpables y detenidas en San Luis a una pena de cadena perpetua. Espósito Valenti, la madre (izq) y Abigail Páez.Culpables y detenidas en San Luis a una pena de cadena perpetua. Espósito Valenti, la madre (izq) y Abigail Páez.Y allí radica el quid de la cuestión, dice Sancho. «Yo, como procurador subrogante, pienso que con el antecedente de las denuncias cruzadas que había (entre la madre y la tía) y los conflictos familiares, se debió verificar todo lo que no se hizo. La jueza debió actuar de oficio y no lo hizo«, cree Sancho.

¿Qué puede suceder el viernes? «Sería un adivino, realmente, si pronosticara algún veredicto. La posibilidad de destitución está, pero esto es un jury, una especie de juicio político, no un proceso penal en el que, por cierta experiencia, se puede tener alguna idea de lo que sucederá… Acá no, este es otro tipo de proceso del que no me animaría a arriesgar un resultado. Pero es por sí o por no. Si la o las absuelven, retoman sus funciones de las que fueron suspendidas en octubre. Si se la o las condenan, se las destituyen definitivamente de sus cargos».

Si a Ballester y Catán las declaran responsables de las faltas imputadas las destituyen de los cargos. Si las absuelven las reintegran inmediatamente a sus funciones de las que ahora están suspendidas y están cobrando el 50 por ciento del sueldo.

Ante la consulta de Clarín, el fiscal dijo que en el caso de ser declaradas culpables, el tema quedaría ahí y no avanzaría hacia un juicio penal o civil. «No hay otro tipo de sanción. Pero para ocupar cargos ese tipo de cargos hay que concursar en el Consejo de la Magistratura», por lo cual, les quedaría una mancha indeleble en su CV, que las dejaría afuera de cualquier tipo de función en el Poder Judicial de cara al futuro.

¿Cuán significativo puede ser este jury de destitución para La Pampa y la justicia argentina? «Muy importante. No es cosa de todos los días la posible destitución de un juez, cargo que tiene estabilidad constitucional y cuando se da es porque el error cometido es grave. Ojo, nadie es infalible en su trabajo, pero esto que sucedió con la jueza Ballester no puede pasar desapercibido».

MG

Más Noticias

Javier Milei, en vivo: las últimas medidas del Gobierno

El vicerrector de la Universidad de Buenos Aires (UBA),...

Sube la deuda en pesos

La deuda pública alcanzó el equivalente a 403.044 millones...

Unión fue eliminado por Gimnasia de Mendoza

FOTO TWITTER UNION SORPRESA./ El Tate fue eliminado...