lunes, 15 abril, 2024
InicioEconomíaEl secreto del shock liberal que Federico Sturzenegger le arrimó a Javier...

El secreto del shock liberal que Federico Sturzenegger le arrimó a Javier Milei

El Decreto de Necesidad y Urgencia que lanzó el Presidente Javier Milei contiene 366 artículos a lo largo de 83 páginas fijando las bases para una desregulación profunda de la actividad económica.

El cambio propuesto le pone fin a un número destacado de regulaciones superpuestas que caracterizaron a la marcha de la economía y el sistema de precios de la Argentina.

Temas tan sensibles para las familias como el de los medicamentos, favoreciendo la competencia de los genéricos con los remedios de marca y con recetas electrónicas, reflejan el amplio alcance del anuncio presidencial.

La derogación de la Ley de Alquileres recientemente aprobada por el Congreso fue la punta de lanza de que eligió el presidente Milei para demostrar cercanía con la gente frente a un problema que había eliminado la oferta de departamentos en alquiler.

De ahora en más propietarios e inquilinos podrán llegar acuerdos tanto en plazos, actualizaciones como en la moneda en que se quiera pagar. Lo que se pacte en dólares deberá pagarse en dólares, por ejemplo.

Pero el alcance del decreto va mucho más allá del caso de los medicamentos recetados genéricamente, algo en lo que fracasaron el ex presidente Eduardo Duhalde y, también, el ex ministro de Salud Ginés Gonzales García, o en lo que se presenta como la desregulación total de los alquileres o la liberación de los precios de la medicina prepaga. ¿Dónde está la clave?.

En el círculo más cercano al Presidente se reconoce el aporte de Federico Sturzenegger que puso al servicio del nuevo gobierno un extenso trabajo que había realizado para la entonces candidata, y hoy ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

Desde hace tiempo que Milei le demuestra respeto llamándolo «coloso» y Sturzenegger (la TV lo enfocó tres veces durante el mensaje presidencial) apareció ante las cámaras junto a la totalidad del gabinete ministerial.

Tratando de encontrar el núcleo de los anuncios del Presidente, uno de los técnicos que trabajó la confección del DNU puso el foco en un artículo del Código Civil y Comercial.

El núcleo del cambio propuesto está en una modificación del artículo 958 de Código Civil y Comercial asignándole la posibilidad de una aplicación supletoria.

El caracter «supletorio» de una norma es «que se aplica en defecto de otra». En este caso, y según la filosofía de la Casa Rosada «la voluntad de las partes está por encima del Código».

En otras palabras, un contrato entre partes supera la letra del Código y eso abre un mundo para la liberación de contratos y eliminación de controles.

Medicamentos. alquileres de viviendas libres, libertad de los precios de las prepagas, adhesión a las obras sociales,habilitación para que empresas y trabajadores establezcan un régimen particular de indemnizaciones, aportes a una empresa de medicina prepaga sin pasar por una obra social, son muestras de la profundidad del shock de liberación del sistema de contratos y precios que lanzó Milei.

El mayor anuncio de liberación y competencia de precios de los últimos 30 años, desde la aprobación de la convertibilidad de Carlos Menem.

Otro caso particular es el propuesto para la transformación del capital accionario de Aerolíneas Argentinas.

Proponen aumentar del 10% al 100% la participación de los empleados en el capital de la compañía. ¿Será viable? Algunos «cacerolazos»anoche después del mensaje presidencial, encendieron luces amarillas.

El DNU no contempla cuestiones impositivas y, si bien plantea la eliminación de la Ley de Promoción Industrial y la de Promoción Comercial, no alcanza al régimen de Tierra del Fuego que corre por otros carriles.

Para la Casa Rosada, al DNU que entra en vigencia en el momento de su publicación en el Boletín Oficial y sólo podría ser rechazado con el voto en contra de las dos cámaras del Congreso, le seguirá la ley de Reforma del Estado y otra que denominan «hojarasca» que intentará eliminar algunas leyes consideradas «absurdas».

La «prohibición de prohibir exportaciones» pega en el centro de una parte sensible de la canasta alimenticia.

En los últimos años los límites para las exportaciones de trigo o carne fueron moneda corriente en algunos momentos del año en el intento de contener precios y atender «la mesa de los argentinos»

Ese concepto no forma parte de un discurso presidencial crudo con una propuesta liberalizadora a fondo y que llega en un momento de alta sensibilidad porque entre la mega emisión monetaria del paso y la liberación total de precios, las jubilaciones y los salarios quedaron a merced de un shock inflacionario desgarrador, tremendo.

Más Noticias