miércoles, 12 junio, 2024
InicioEconomíaArmó un carrito virtual en un supermercado para medir la suba de...

Armó un carrito virtual en un supermercado para medir la suba de precios y en tres días se llevó una sorpresa

De un tiempo a esta parte ir al supermercado es una locura, los bolsillos están cada vez más devaluados y las remarcaciones de precios son casi diarias. Con una inflación que en noviembre tocó 12,8% y estimaciones que ubican al IPC de diciembre en casi 30% y el salto de 118% que hace menos de una semana pegó el dólar oficial, llegar a fin de año se hace cuesta arriba.

Un usuario de la red X así lo demuestra. El hombre simuló una compra que nunca pago y dejó armado un carrito «virtual», en la tienda online de una gran cadena de supermercados, pero nunca cerró la compra. Su intención fue materializar los efectos diarios de la inflación. Y en tres días se llevó una sorpresa.

El jueves pasado, día que simuló la compra «virtual» pagaba por los productos que había incluido en su changuito unos $ 40.000; el viernes eso mismo ya costaba $ 44.000. Dejó pasar el fin de semana y revisó si la lista de producto que pretendía revisar seguía intacta, y ahí estaban todos los artículos que había puesto en su chango virtual.

La sorpresa fue que ese chango ya no costaba ni $ 40.000, ni $ 44.000, si no que había subido a $ 49.000. Es decir, que del jueves al viernes el valor de su compra había subido un 10%. Y del viernes al lunes, la suba había sido de algo más de 11%.

Las remarcaciones aceleradas de precios deterioran los salarios. «Tras el 12,7% registrado en noviembre, el IPC en el GBA volvió a acelerarse y en la primera quincena de diciembre registró un aumento de del 18,1% con respecto al mismo lapso del mes anterior», subrayan en Ecolatina.

Y para el economista deje de esa consultora, «los aumentos comenzaron después del balotaje, por la pérdida del control de precios de un gobierno que estaba de salida.

Según Eco Go, la consultora que dirige Marina Dal Poggetto, los alimentos y bebidas consumidos dentro del hogar aumentaron 8,2% en la primera semana de diciembre y 10,4% en la segunda.

«Con este dato y considerando una proyección de variación semanal promedio de entre 4% y 5% para las próximas dos semanas del mes, la inflación alimentaria treparía a 33,2% mensual», indica la última medición de Eco Go. De este modo, el costo de vida promedio en todo el mes «se ubicaría así en 28,2%, por encima de lo estimado la semana anterior».

En muchos casos, las remarcaciones son preventivas, y hasta se sacan productos de las góndolas previendo aumentos todavía mayores.

El ejercicio hecho por el usuario escapa de un cálculo plasmado en un artículo periodístico o en un paper de una consultora, es un ejercicio tangible que muestra los efectos de una inflación galopante, que hasta despierta manifestaciones de muchos sectores.

La semana pasada, el presidente de Cámara de Operadores Productores Mayoristas Frutihortícola del Mercado Central (COMAFRU), Fabián Zeta, calificó de «estafa» la remarcación de precios en frutas y verduras, que en algunos casos superan el 600%, y la consideró como «desmedida y alarmante».Zeta

Si bien, Zeta apoyó su análisis señaló en la fuerte y disparata suba de precios en el comercio minorista «son una locura, un abuso total y le están choreando a los argentinos», los precios también suben en las cadenas de supermercados.

El hombre dijo, la semana pasada, que veía una gran diferencia entre el precio que pagan en el Mercado Central los mayoristas, con el valor al que lo terminan vendiendo en verdulerías y supermercados.

En los primeros días de diciembre, las subas en el precio de la hacienda imprimieron un nuevo salto en los valores de los diferentes cortes de carne al público, que provocó subas de hasta 50% en los primeros 15 días del último mes del año, lo que llevó al kilo de carne a superar los $ 8000.

SN

Más Noticias