martes, 25 junio, 2024
InicioPolíticaJavier Milei va a fondo y ya mide el humor social para...

Javier Milei va a fondo y ya mide el humor social para avanzar con una dura reforma laboral

Convencido de que la sociedad acompaña el ajuste, el Presidente está envalentonado y quiere plantear reformas económicas, políticas y sociales al mismo tiempo. La nueva estrategia del sindicalismo.

Luciana Geuna

16 de diciembre 2023, 05:51hs

Javier Milei el día de su asunción presidencial. (Foto: Reuters)

Javier Milei el día de su asunción presidencial. (Foto: Reuters)

Euforia. Eduardo Elsztain, dueño de Irsa, estaba eufórico en la gala de honor del Teatro Colón después de la asunción presidencial: “Jamás creí vivir para ver a la gente aplaudiendo un discurso de ajuste y cambio tan radical”. No era cinismo. Era incredulidad por un momento de apoyo y sinceramiento a un ajuste de dimensiones “estremecedoras” -como describió Ricardo López Murphy-, que nunca imaginó que sucedería en la Argentina.

Bomberos lanzan agua a los partidarios de Javier Milei en plaza de Mayo (AP Foto/Matilde Campodonico)

Bomberos lanzan agua a los partidarios de Javier Milei en plaza de Mayo (AP Foto/Matilde Campodonico)Por: AP

Él cree que es necesario. Y está sucediendo. Sólo para dar una idea general de lo que está pasando: “La inflación de diciembre será mayor a 30%”, dijo Martín Redrado en Verdad/Consecuencia. El núcleo mayor de aumentos serán los alimentos. La de enero seguirá ese ritmo. La nafta está aumentando un 37% más el 30% que ya subió. Y antes de fin de año habrá otra actualización de gran escala para ir empatando los precios con el dólar de la devaluación, que fue de un 118%.

El Gobierno ya convocó para el 8 de enero a la audiencia pública para la quita de subsidios del gas. Un dato de color: el interventor del Enargas que firmó la resolución es el mismo de la gestión massista. En cualquier momento, pasará lo mismo con la luz eléctrica aunque todavía es una incógnita si avanzarán con el transporte. Tienen la decisión política de hacerlo pero meter mano en ese número no es solo traer del pasado aquella campaña sobre el costo del boleto en un gobierno de Milei, sino que tienen certeza de que impacta sin escalas en los sectores más vulnerables.

Por eso están pensando en esperar. El ingreso real de pesos al sueldo de los trabajadores formales que habían recuperado con la eliminación del impuesto a las Ganancias, se irá de su salario. O sea, ganarán menos. Los sueldos promedio medidos en dólares (blue) están en un piso más bajo que en el Rodrigazo (U$S 414) y en la crisis de 2001 (U$S 413) según un informe de la consultora de Fernando Marull. Ahora es U$S 397 y si se mira el gráfico de caída de ese valor entre 2018 hasta ahora, da vértigo.

Si todavía no recibís el análisis de Luciana Geuna en tu email,

suscribite acáDespués de los anuncios, algunos economistas recordaban una frase de Roberto Lavagna cuando estaba a cargo del ministerio postcrisis de 2001: “Las políticas sociales tienen que ser “built in” dentro de la política económica”. ¿Está esa construcción en curso? Sandra Petovello, la ministra de Capital Humano y una de las cuatro personas de mayor llegada a Milei, tiene a cargo esta tarea titánica. Suma en su equipo a Fabián Perechodnik, un funcionario esencial de la gestión de María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires, que ahora es vicepresidente de la Cámara de Diputados Bonaerense pero pasa a ser Jefe de Gabinete de Petovello. ¿Hay un apoyo político de Vidal? No. Petovello lo conoce por cuestiones personales y confía en su experiencia.

Patricia Bullrich y Jorge Macri (Foto: NA/Daniel Vides/archivo)

Patricia Bullrich y Jorge Macri (Foto: NA/Daniel Vides/archivo)

Esta semana, el nuevo Gobierno tendrá su primer desafío en la calle: las movilizaciones por el 19 y 20 de diciembre de las organizaciones sociales llevarán la medición de fuerzas al límite. Patricia Bullrich y Jorge Macri trabajan para que esa prueba marque un antecedente pero el jefe de Gobierno ya se desmarca porque sabe el riesgo. Es una prueba de fuego. Literal.

La reforma laboral

El equipo de Milei mide sistemáticamente el humor social para acelerar anuncios, partidas simultáneas de cambios estructurales. Avanza sobre un proyecto gigantesco que escribe desde hace meses, Federico Sturzenegger. Será, probablemente, el anuncio más planificado y con un contenido más desarrollado que hayan hecho hasta ahora. Lo adelantó Adrián Ventura en esta nota de la web de TN que recomiendo.

El ministro Luis Caputo explicó las primeras medidas económicas del gobierno de Javier Milei (Foto: Leandro Heredia / TN).

El ministro Luis Caputo explicó las primeras medidas económicas del gobierno de Javier Milei (Foto: Leandro Heredia / TN).

Por ahora, las mediciones le devuelven que la sociedad acompaña, la política parece tentada a no oponerse al mandato de la gente porque atrás de todo, les conviene que alguien haga el trabajo sucio. El sindicalismo juega con estrategias múltiples. El lunes hubo una comida con Luis Barrionuevo como anfitrión. Estaban Rodolfo Daer, algunos empresarios de alta gama y otros líderes gremiales. Todavía no se conocía el detalle del ajuste, pero lo preveían. La estrategia es empezar no confrontando. Para eso está Pablo Moyano. Ellos se estaban ocupando más de la continuidad del peronismo. Les gusta Gerardo Martínez, el titular de la UOCRA. Es una elección muy a la moda porque Milei no sólo lo consulta, sino que también lo escucha y está diseñando una reforma laboral basada en sus ideas: seguro de desempleo el próximo año; eliminación de indemnizaciones por la mala registración; modificación del sistema de indemnización; adhesión voluntaria al convenio colectivo. Baja de los impuestos al trabajo; simplificación de la registración laboral, contrataciones y despidos.

Los sindicalistas tienen movimientos ambiguos. Es este lapso incierto de tiempo donde se verá si el humor social sigue acompañando, el que definirá la estrategia de casi todos. Hay un informe de la consultora W de Guillermo Olivetto, que ratifica la idea de cambio y de crisis tan fuerte que evita pasarla sin traumas. Pero hay alertas obvias: “No puede ser que seamos siempre nosotros los que nos tenemos que sacrificar por un Estado que no cumple”, responden en los Focus Group de estos días.

Victoria Villarruel abrió su primera sesión en el Senado y el oficialismo, con el apoyo de toda la oposición menos el kirchnerismo, definió a las nuevas autoridades parlamentarias (Foto: Telam)

Victoria Villarruel abrió su primera sesión en el Senado y el oficialismo, con el apoyo de toda la oposición menos el kirchnerismo, definió a las nuevas autoridades parlamentarias (Foto: Telam)

Por eso el tiempo en el Congreso corre más rápido que en ningún lado. “El voto que tienen hoy, no lo tienen mañana”, decía ayer una diputada opositora que se sorprendía porque esta semana Martín Menem, el nuevo presidente de la Cámara, no había logrado constituir las comisiones. Detrás de eso, está la picardía que le hicieron en la sesión inicial donde, a diferencia de lo que pasó con Villarruel en el Senado (que le ganó una batalla inédita al kirchnerismo), a él lo primerearon con un cambio de reglamento que ni siquiera identificó hasta el día siguiente. Eso lo dejó muy mal parado para la designación de las comisiones y sus autoridades. Falta nada para que lleguen los combos de proyectos de ley que esperan aprobar en el verano. Hay sectores del peronismo que ya están pensando que no hay apuro y que podrían votar algunas sesiones extraordinarias pero hasta el 10 de enero porque después, les tocan vacaciones.

Acefalía en la Casa de Moneda

Hay un montón de áreas estratégicas que todavía no tienen designación. Una de las más llamativas es la Casa de Moneda, la empresa estatal que tiene a su cargo proveer los pesos físicos al Banco Central.

La situación ahí es insólita: no hay nadie a cargo y ellos son los que deben proveer stock de billetes. Una devaluación multiplica la demanda de billetes físicos y están navegando con una provisión muy justa.

En el medio, sigue vigente un problema todavía mayor. Le deben 75 millones de dólares a España, Brasil y China por la impresión de billetes. Están al borde de cortarles el suministro por falta de pago. Le pasa a la Casa de Moneda lo mismo que a cualquier planta productiva del país. En los últimos meses de la gestión Massa, generaron deuda con los proveedores porque no hay dólares. ¿Alguien puede imaginar que además nos quedemos sin billetes? Está por pasar.

Custodia presidencial: Alberto le cumplió el último deseo a Cristina

Hubo mucha controversia por un último decreto de Alberto Fernández en el que pasaba el área de custodia personal de Presidentes y expresidentes y vices, a la Casa Militar.

Javier Milei, Alberto Fernández y Cristina Kirchner (Foto: captura TN)

Javier Milei, Alberto Fernández y Cristina Kirchner (Foto: captura TN)

El esquema es asi: el cuidado de los mandatarios depende de la división custodia de la Policía Federal, que a su vez está bajo la órbita del ministerio de Seguridad. La Casa Militar cuida los espacios físicos donde ellos están (Quinta de Olivos, Casa Rosada, residencia de expresidentes y vices y sus traslados).

Hubo mucha discusión sobre si Alberto lo hizo para garantizar el pago de la custodia en su vida al exterior. Lo cierto es que eso ya está establecido por una norma que rige para todos los exmandatarios. El asunto de ese decreto era el traspaso a la Casa Militar. ¿Por qué? Lo pidió Cristina.

Leé también: La nueva Argentina de Javier Milei versus el “fuck you” de Cristina Kirchner

Ella no quería bajo ningún concepto que Patricia Bullrich tuviera a su cargo la operación de sus custodios. Fernández no lo reveló luego de firmar el decreto pero algo sugirió ayer, en su tuit contra Patricia Bullrich que quiso derogar el decreto y no lo logró.

Hay que prestar atención a lo que pasó ahí: Bullrich subió a redes el decreto que todavía no tenía la firma de Milei y que le devolvía la potestad de cuidado de los mandatarios. La llamaron de Presidencia para que bajara el tuit y jamás salió publicado el cambio en el Boletín Oficial.

El pase a Casa Militar había sido consensuado con anterioridad a través de enviados de CFK. La que no lo sabía era Patricia.

Más Noticias