domingo, 25 febrero, 2024
InicioTecnologíaOpenAI investiga el rendimiento de ChatGPT: reportan que se volvió más perezoso

OpenAI investiga el rendimiento de ChatGPT: reportan que se volvió más perezoso

ChatGPT, el chatbot de inteligencia artificial generativa de OpenAI, no se encuentra en su mejor momento. En las últimas semanas, cada vez más usuarios comenzaron a quejarse del comportamiento de la herramienta, el cual fue tildado como «vago».

Se trata de algo desconcertante para un chatbot que pretende ser una herramienta con la que cada uno pueda realizar tareas complejas en tiempos de respuesta cada vez más acotados.

Hasta ahora, al abrir una conversación con ChatGPT la intención era ofrecerle cierta información para que completase una tarea, algo conocido como prompt. Al iniciar una conversación o hacer una solicitud, el usuario proporciona indicadores en formato de texto que sirve como punto de partida para que el modelo genere una respuesta.

Pero la situación cambió actualmente por completo: ahora los usuarios se ven frustrados al ser ellos los que terminan completando estas tareas al comprobar que ChatGPT no está dispuesto a hacerlo sin antes oponer cierta resistencia.

Por qué ChatGPT se volvió «vago»

(Foto: AFP)(Foto: AFP)Tanto en X (la red social antes conocida como Twitter) como en Reddit aparecieron capturas de usuarios molestos del funcionamiento actual del chatbot con IA de OpenAI. Entre sus principales quejas se encuentra la postura de ChatGPT a la hora de realizar tareas complejas: la herramienta no está por la labor de complicarse la vida o, al menos, eso es lo que aparenta.

De hecho, lo más curioso de esta situación es que ChatGPT no ofrece respuestas sino formas de cómo conseguir esta respuesta. Al parecer, el chatbot se cansó de trabajar para los humanos. Al pedirle, por ejemplo, que liste las semanas entre dos periodos de tiempo, lo que hace es ofrecer una estimación.

Esta estimación se ve acompañada por una forma de hallar la respuesta, cargando a la persona detrás de la pregunta de trabajo en lugar de ayudarle a completar la tarea. Eso sí, todavía es capaz de ofrecer una solución: lo único es que hay que ser mucho más específico a la hora de pedirle la tarea, lo que añade más trabajo.

Al no ofrecer soluciones, la utilidad de ChatGPT queda relegada a un segundo plano. La situación está siendo investigada por OpenAI, aunque muchos usuarios especulan que el problema se encuentra directamente relacionado con GPT-4 y que pretende que los usuarios utilicen la mayor parte de sus mensajes para conseguir la misma tarea.

La propia OpenAI reconoció los reclamos y dijo que «está tomando en cuenta» los comentarios de los usuarios acerca de su experiencia con el chatbot. Además, dijo que el comportamiento de su modelo a veces es «impredecible».

No hay una solución a la vista, lo único que se puede hacer es ser más específico desde el primer mensaje y evitar así una conversación con ChatGPT para realizar una tarea simple.

SL

Más Noticias