martes, 25 junio, 2024
InicioPolíticaPrimeras tensiones entre el PRO y los libertarios: acuerdo en Ciudad y...

Primeras tensiones entre el PRO y los libertarios: acuerdo en Ciudad y el funcionario que se debate entre Mauricio y Jorge Macri

A menos de un mes del acuerdo electoral entre La Libertad Avanza y un sector del PRO, con Javier Milei ya electo presidente, las tensiones en el armado del nuevo gobierno empezaron a emanar.

La recepción de los libertarios que esperaban tener en el partido que fundó Mauricio Macri está muy lejos de lo imaginado. Los únicos puentes que se construyen son a partir de diálogos entre el ex presidente y el mandatario electo, ya sea en los tres mano a mano que tuvieron o a través de chats.

Pero incluso esa conexión se resentirá en los próximos días, ya que Macri viajó en la tarde del martes a Arabia Saudita. Y los interlocutores entre ambos casi no tienen diálogo, más allá de algún saludo puntual y de buena sintonía ideológica.

Macri designó una suerte de emisarios para esta transición, en la semana en que se ausentará. Ellos son Patricia Bullrich, Fernando de Andreis y Jorge Triaca, los representantes del ala más dura del partido amarillo, que vienen trabajando con Milei en la integración de las segundas y terceras líneas de su gobierno.

De las primeras, ni noticias: el PRO va a pedir cargos y cajas a un Milei que se muestra cauteloso y que por ahora trata de equilibrar las propias internas que existen el universo libertario.

«No tienen estructura, nunca vi algo así en un equipo que va a asumir la Presidencia. Nosotros, en 2015, estábamos mucho más armados, como partido y como coalición», es el sincero comentario de un ex funcionario macrista. Las decisiones internas las toman Javier o Karina Milei, con ciertas tensiones con la vicepresidenta electa Victoria Villarruel. Los principales hombres de confianza de los hermanos son Santiago Caputo, en su rol de asesor, y Nicolás Posse, que se perfila como el jefe de Gabinete.

Grindetti, entre jefe de gabinete porteño o ir a AFIP

El nombre y apellido que más se escribe en los intercambios vía Whatsapp y Telegram que tienen la mesa chica del PRO es el de Néstor Grindetti. El intendente de Lanús dejará libre el municipio el 10 de diciembre y se perfila como candidato casi confirmado a la jefatura de Gabinete del equipo de Jorge Macri en la ciudad de Buenos Aires.

Sin embargo, a quien fuera el candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires también lo llamó el martes por la mañana Mauricio Macri, su jefe político de siempre, que lo llevó a la Ciudad por primera vez, en 2007, cuando asumió al frente del Ministerio de Hacienda.

El ex presidente quiere a Grindetti en AFIP, una dirección codiciada, en la que desde el mileísmo se planteó el nombre de Ramiro Marra, aunque sin demasiada fuerza. Grindetti, no obstante, habría agradecido el gesto de Mauricio Macri, pero mantendría el compromiso con su primo, Jorge.

El viernes, o a más tardar los primeros días de la semana que viene, está previsto que se anuncien los nombres del gabinete porteño, con varios dirigentes que ya están confirmados. Además de Grindetti, se descuenta que el próximo jefe de Seguridad saldrá entre Diego Kravetz -intendente de Lanús mientras Grindetti estuvo de licencia- y Waldo Wolff, histórico halcón del PRO que en las últimas elecciones jugó cerca de Horacio Rodríguez Larreta, más allá de que en la previa al balotaje había manifestado su apoyo a Milei.

Néstor Grindetti volverá a trabajar en la ciudad de Buenos Aires. Foto: Télam.Néstor Grindetti volverá a trabajar en la ciudad de Buenos Aires. Foto: Télam.Habrá un reconocimiento a Roberto García Moritán, aliado clave en las elecciones porteñas, a quien Jorge Macri le dará el control del Ministerio de Desarrollo Económico, hasta ahora gestionado por el loustoista José Luis Giusti, que sale del cargo en medio del corrimiento de todo el radicalismo local.

En Justicia se nombrará como titular a Gabino Tapia, ex secretario de Legal y Técnica de Vicente López, donde Macri gobernó durante más de una década. En Salud, en tanto, se perfila para seguir el ministro estrella de la gestión Rodríguez Larreta: Fernán Quirós. En Educación, en tanto, suena el nombre de un experto que pasó por la gestión bonaerense de María Eugenia Vidal: Gabriel Sánchez Zinny.

Desde lo legislativo, en tanto, hay una convicción: La Libertad Avanza y el PRO conformarán el mismo bloque de aliados. Para liderarlo, se perfila como vicepresidente de la Legislatura Eugenio Casielles, ex dirigente del lavagnismo que se acercó a los libertarios hace dos años y que es valorado por Jorge Macri.

También suena para ese cargo Darío Nieto, el secretario privado de Mauricio Macri, quien es legislador y fue tentado además con un puesto al frente de Modernización. Sin el radicalismo de Emiliano Yacobitti, enfrentado al PRO local, la alianza con los libertarios resulta clave para que el gobierno porteño logre mayorías propias dentro del ámbito legislativo.

Más Noticias