domingo, 26 mayo, 2024
InicioEconomíaEl FMI, entre una relación deteriorada con un Massa «panqueque» y la...

El FMI, entre una relación deteriorada con un Massa «panqueque» y la desconfianza hacia Milei

Hay silencio oficial en los despachos del Fondo Monetario Internacional sobre el triunfo de Sergio Massa y el balotaje con Javier Milei, pero no es difícil imaginar a los funcionarios involucrados en el complicado programa con la Argentina en un estado de conmoción por el resultado. Hay una gran posibilidad de tener que seguir negociando con el hombre que se comprometió inicialmente a un ajuste, pero terminó vulnerando el acuerdo al abrir la canilla del gasto sin reparos cuando se convirtió en candidato. El otro postulante es una incógnita.

Luego de meses de conversaciones, el Fondo aprobó con dificultades la última revisión del programa en agosto y liberó US$ 7.500 millones que dieron un alivio de reservas al Gobierno. Allí el staff resaltaba que las metas de déficit fiscal, monetarias y de reservas no se habían cumplido, pero que se harían los ajustes correspondientes para que los números cerraran en la próxima revisión de noviembre.

Sonaba a utopía en medio de la campaña electoral. Era claro que para el Fondo era una pesadilla que Massa, que tenía a su disposición las llaves del gasto, se hubiera convertido en candidato.

El organismo no podía hacer demasiado. La Casa Blanca –con reticencia del Tesoro– buscaba que la situación argentina no explotara y la salida era acompañar el proceso electoral con la silenciosa esperanza de que llegara un gobierno más afín a las reformas estructurales que el organismo quiere para que se estabilice la economía.

Pero Massa, con esfuerzo y recursos como los yuanes chinos, siguió pagando las cuotas del FMI para evitar atrasos, puso en marcha el “Plan Platita”, que se estima que equivale al 1,5% del PBI, y rompió con las tradiciones de la política al ganar la primera vuelta, a pesar del 180% de inflación esperada para fin de 2023.

“La elección parece ser un desastre para cualquier economía política inteligente”, tuiteó Mark Sobel, ex representante de EE.UU. ante el FMI, que sigue de cerca el caso argentino.

Mark Sobel, exrepresentante de Estados Unidos ante el Fondo Monetario Internacional. Foto BloombergMark Sobel, exrepresentante de Estados Unidos ante el Fondo Monetario Internacional. Foto Bloomberg“Más economía kirchnerista/peronista, liderada por una persona que conduce una alta inflación/múltiples tipos de cambio/derroche de gastos. O un libertario excéntrico que no puede elaborar ni siquiera una posible agenda decente”, resumió.

Alejandro Werner, ex director del Hemisferio Occidental del Fondo, y el funcionario que lidió con el préstamo al gobierno de Mauricio Macri y también trató luego con Martín Guzmán, cree que los resultados “sorprendieron a todo el mundo” en círculos no heterodoxos, en el ámbito analítico y de la política económica, según dijo a Clarín. El FMI no fue una excepción.

“No he hablado con mis ex colegas del Fondo, pero yo creo que estaban expectantes en poder sentarse a negociar con un gobierno reformista. Si eventualmente Sergio Massa ganara la segunda vuelta no lo van a tener”, señaló. “En ese sentido, yo me imagino que va a haber cierta decepción”, resaltó.

Alejandro Werner. Foto: Luciano Thieberger.Alejandro Werner. Foto: Luciano Thieberger.Agregó que “viendo lo que hizo Massa en los últimos meses, en su conducta en relación con la negociación con el Fondo y no solo después de la última revisión, sino desde antes, claramente es un personaje en el cual no se tiene gran confianza. Obviamente, van a tener que negociar con él, pero va a ser una negociación en donde ya se tiene una historia que no es buena”.

Hay quienes señalan que el Fondo se equivocó en aprobar los 7.500 millones en la última revisión. Otros argumentan que el FMI le dio aire a Massa para poder lanzar el “Plan Platita”.

Werner se encrespa ante estos comentarios. “Es buscar culpables donde no los hay ¿Dónde están los culpables? En Juntos por el Cambio: no poder ganar una elección con un gobierno que tiene un 140% de inflación, que es un desastre económico. No tuvieron ni candidato, ni estrategia, ni visión, ni unidad. Allí es donde se perdió la elección y no por el Fondo”.

De qué lado cae el panqueque

Massa suele cambiar sus posiciones. Si finalmente gana, ¿podría implementar los ajustes que le pide el Fondo?

“Puede ser. No sé si en Argentina le dicen ‘panqueque’ a eso. Creo que lo dicen sobre Massa también”, dice Werner. “Yo creo que sí, y puede que el panqueque caiga del lado correcto. Pero creo que la dificultad del panqueque es que no sabés cuándo se va a dar vuelta. No sabés si Massa está convencido sobre lo que hay que hacer o si, cuando enfrente una nueva elección y eso no es lo más conveniente para él, empieza a irse por otra vía”.

“Yo creo que es muy probable que trate de arrancar con una política bastante agresiva en términos de estabilización. Pero, es probable que, cuando sea el momento de ajustar, le pidan algo mucho más fuerte por falta de confianza de que siga implementando estas políticas”.

Consultado sobre si el FMI preferiría a un presidente como Milei, dijo que “el Fondo va a negociar con el que sea. Yo creo que la plataforma de Milei es una plataforma económica en donde hay muchas coincidencias con el FMI, salvo en la dolarización”.

Y advierte que “si un país como Argentina decide dolarizar, dado que el dólar no representa una unidad monetaria óptima el Fondo le va a solicitar a una mayor flexibilidad en política laboral, una mayor consolidación fiscal y probablemente también la constitución a través del tiempo de unos fondos de estabilización fiscal importantes”.

Una nueva negociación

Héctor Torres, ex representante de Argentina ante el FMI, coincide en que “la relación de Massa con el Fondo está muy deteriorada. Yo diría también que está muy deteriorada la relación de Massa con el Tesoro”.

Y señala a Clarín que “va a ser difícil si gana Massa. Evidentemente, va a hacer falta un nuevo programa. Lo que está claro es que un nuevo programa no va a ser condescendiente con nosotros, seguramente va a ser un nuevo programa mucho más ambicioso».

Héctor Torres, ex representante argentino ante el FMI.Héctor Torres, ex representante argentino ante el FMI.«Si Massa está listo para ese nuevo programa no lo sé. Es probable que haya momentos de mucha tensión en la negociación. No me extrañaría que haya una radicalización de la posición de Massa contra el Fondo, contra las políticas que seguramente va a proponer”, agrega.

En ese sentido Torres coincide con Werner en que un futuro programa negociado con el ministro “va estar cargado de prior actions”, o reaseguros de políticas que se pedirán antes de los desembolsos.

“Igual la relación va a seguir y el Fondo va a tratar con quien sea”, agrega Torre.

“Si gana Milei va a ser una relación distinta. El está proponiendo cambios que superan lo que el Fondo puede pedir en materia de ajuste fiscal. Yo creo que el organismo, además, ya perdió el miedo que le daba la propuesta de dolarización del libertario. Estoy seguro de que la reunión que tuvo Milei con la gente del Fondo los dejó más tranquilos porque él se presentó como alguien razonable dentro de su postura extrema, y que la dolarización no era algo para hacer de un día para el otro, en caso de que se hiciera. Supongo que va a ser una relación diferente”.

Más Noticias