Historia clínica de Alberto Fernández: uno por uno, sus problemas de salud desde 2019

El presidente Alberto Fernández será sometido este viernes 17 de marzo a un bloqueo radicular debido a una hernia de disco lumbar. Desde que en 2019 comenzó a tener agenda pública como precandidato y hasta estos días en los que transita su cuarto año de mandato presidencial, Fernández atravesó distintos problemas de salud. De una inflamación pleural…

historia-clinica-de-alberto-fernandez:-uno-por-uno,-sus-problemas-de-salud-desde-2019

El presidente Alberto Fernández será sometido este viernes 17 de marzo a un bloqueo radicular debido a una hernia de disco lumbar. Desde que en 2019 comenzó a tener agenda pública como precandidato y hasta estos días en los que transita su cuarto año de mandato presidencial, Fernández atravesó distintos problemas de salud.

De una inflamación pleural a una gastritis erosiva en medio de la cumbre de líderes del G20, Fernández, de 62 años, se repuso de esas situaciones de salud en pocos días. 

Junio de 2019: inflamación pleural en medio de la campaña electoral 

En junio de 2019, en plena campaña electoral y días después del mensaje de Cristina Fernández de Kirchner con el anuncio de una fórmula de ambos para la presidencia, Alberto Fernández tuvo una descompensación.

En ese momento flamante precandidato del Frente de Todos, Fernández debió ser internado en el Sanatorio Otamendi por tres días, del 4 al 7 de junio. 

Sanatorio Otamendi, donde fue atendido Alberto Fernández desde 2019. 

El inicio del cuadro fue una tos seca persistente, y se le diagnosticó luego una inflamación pleural, que los médicos atribuyeron  a una obstrucción arterial. “Yo ya había tenido en el 2008 un antecedente de un pequeño coágulo en el pulmón”, contó el dirigente en ese momento, y se supo que por orden de los profesionales estaba medicado con anticoagulantes. Incluso reconoció que su madre y su hermana tenían antecedentes de tromboembolismos en las piernas, por lo que, sostuvo, podría ser hereditario. 

En ese momento no dejó de lado la campaña electoral e incluso recibió a Juan Manzur en en el sanatorio, ubicado en el barrio porteño de Recoleta. 

“Estoy espléndido, esperando volver a trabajar para alegría de unos y desgracia de otros. Evidentemente no le presté atención antes, si lo hubiera hecho, hubiera evitado todo esto. El problema fue no haberle prestado atención a esa tos a tiempo. Me dejé estar por la adrenalina del momento y a veces es mejor parar un minuto”, dijo por esos días en una entrevista que brindó a Radio Continental. 

La historia del Otamenti, el sanatorio que no conoce de grieta

Abril de 2021: Covid-19 en el día de su cumpleaños 

Casi dos años después, mientras el mundo atravesaba el segundo año de la pandemia del Covid-19, el Presidente confirmó, en el día de su cumpleaños 62, que tenía coronavirus. 

A raíz de un cuadro de fiebre y dolor de cabeza, Fernández se sometió a un un test de antígeno de Covid-19, cuyo resultado fue positivo. El Presidente había recibido las dos dosis de la vacuna rusa Sputnik V a fines de enero de ese año. 

“Quería contarles que al terminar el día de hoy, luego de presentar un registro de fiebre de 37.3 y un leve dolor de cabeza, me realice un test de antígeno cuyo resultado fue positivo”, indicó el mandatario en su cuenta de red social Twitter en 3 de abril.

Para tranquilizar sobre su estado de salud, destacó: “Para información de todos y todas me encuentro físicamente bien y, aunque hubiera querido terminar el día de mi cumpleaños sin esta noticia, también me encuentro bien de ánimo”.

Alberto Fernández en su despacho en Olivos.

Noviembre de 2022: gastritis erosiva en el G20

El Presidente tuvo una nueva descompensación en su salud durante la cumbre del G20 que se realizó en Indonesia: sufrió de un episodio de hipotensión con mareos, y, horas después, se le diagnosticó una gastritis erosiva con sangrado.

Se trató de “un episodio complicado, sangró mucho y eso le provocó la descompensación”, dijeron fuentes oficiales.

Alberto Fernández fue atendido en el Hospital General de Bali y tuvo que suspender parte de su agenda oficial, como la exposición en la apertura de la cumbre de líderes mundiales, en la que fue reemplazado por el canciller, Santiago Cafiero. 

“En el día de la fecha el Señor Presidente de la Nación Argentina, Dr. Alberto Ángel Fernández fue evaluado médicamente, se diagnosticó una gastritis erosiva con signos de sangrado, recibió el tratamiento médico adecuado encontrándose en buen estado de salud y reanudando sus actividades con control médico”, se detalló por ese entonces desde la Unidad Médica Presidencial.

Alberto Fernández en la cumbre del G20 en Indonesia. 

El jefe de Estado reconoció en ese momento que desde hacía mucho tiempo arrastraba un problema de gastritis, que resolvía con un medicamento de venta libre cada vez que tenía sensación de acidez.  

A su regreso, se sometió a estudios en el Sanatorio Otamendi y en la endoscopía que se le realizó no se hallaron “lesiones con sangrado activo”, aunque se informó que el problema seguiría siendo monitoreado de cerca.

“Les agradezco profundamente los mensajes de aliento que me han hecho llegar y la preocupación por el episodio de salud que sufrí en Bali. Estoy sinceramente conmovido por ellos. Me encuentro ya en franca recuperación, siguiendo los cuidados y controles indicados”, publicó el jefe de Estado luego del episodio. 

“También quiero agradecer al equipo médico de la Presidencia, así como a quienes me atendieron en el Sanglah Hospital de Bali y a todos quienes me acompañaron en estos días. Mi gratitud por su prestancia y su afecto”, dijo. 

Parte médico: Alberto Fernández sufrió una “hernia de disco lumbar” 

14 de marzo: hernia de disco lumbar y bloqueo radicular

Cuatro meses después del episodio de salud en Bali, el presidente Alberto Fernández volvió al Sanatorio Otamendi. En esta oportunidad por un cuadro de “dolor lumbar agudo”, debido a una “hernia de disco lumbar” por la que se le realizará un “bloqueo radicular” programado este viernes 17 de marzo.

La noticia se conoció luego de que el Presidente, por segundo día consecutivo, no fuera a la Casa Rosada ni se diera a conocer su agenda oficial.

“Al señor Presidente de la Nación, Doctor D. Alberto Ángel FERNANDEZ, le realizaron los estudios correspondientes, evidenciándose una hernia de disco lumbar, por tal motivo se realizará un bloqueo radicular programada en 48 / 72 horas. Se le indica reposo y adecuar sus actividades en la RESIDENCIA PRESIDENCIAL DE OLIVOS (R.P.O.)”, expresó la Unidad Médica Presidencial en el parte médico.

Por bloqueo radicular se conoce a la acción de inyectar un anestésico local mezclado con un corticoide. No se trata de una intervención quirúrgica compleja, sino de un tratamiento de analgésicos y antiinflamatorios. Para esto solo es necesario aplicar anestesia local, rara vez se realiza con anestesia general. Se estima que la duración de esta intervención oscila entre los 15 y 20 minutos.

ag / ds 

También te puede interesar