Mendoza: aseguran que la ‘tierra humeante’ era turba encendida

Luego de una semana de que los vecinos de la zona de Guaymallén, en la provincia de Mendoza, observaran fuertes emanaciones de humo de la tierra, fuentes de Defensa Civil de esa localidad confirmaron ayer que se trata de turba de antiguos cultivos que se encontraban en el terreno y que al quedar secas entraron…

mendoza:-aseguran-que-la-‘tierra-humeante’-era-turba-encendida

Luego de una semana de que los vecinos de la zona de Guaymallén, en la provincia de Mendoza, observaran fuertes emanaciones de humo de la tierra, fuentes de Defensa Civil de esa localidad confirmaron ayer que se trata de turba de antiguos cultivos que se encontraban en el terreno y que al quedar secas entraron en combustión. 

Atento a esta circunstancia, las autoridades regaron con mangueras hidrantes la superficie para enfriar y apagar la humareda. “Han sido predios de labranza y cultivo donde quedó mucha turba en el suelo, que se secó por la ausencia de agua y entró ahora en combustión ya que hay muchas raíces y materia orgánica”, explicó Daniel Burrieza, a cargo de Defensa Civil.

Como se recordará, esta semana, vecinos de esa localidad cercana a la capital provincial, denunciaron la presencia de humo que emanaba desde la tierra de un lote baldío cercano a viviendas particulares. Si bien la situación generó alarma entre los residentes de la zona, no se registraron daños ni víctimas, salvo algunos vecinos (sobre todo, chicos) que resultaron con algunas quemaduras leves en sus manos o pies. Al mismo tiempo, profesionales de geología descartaron que se trate de un incendio subterráneo.

Según los vecinos, el misterioso fenómeno es mas visible de noche, y sostienen que se viene produciendo, al menos, desde marzo. También señalaron que la tierra cambió de color, se formaron surcos y la superficie se hundió en varios lugares. Las hectáreas más afectadas representan una zona “de peligro”. A partir de las denuncia de los vecinos, Defensa Civil realizó un monitoreo de la región con un drone, lo que permitió identificar que habría unas 11 hectáreas afectadas, con varios focos de “puntos calientes”.

Por otra parte, Burrieza descartó que en el lugar haya habido algún movimiento de volcanes o sismo, “según investigaron desde el Servicio Geológico Minero Argentino”. El funcionario provincial también sostuvo que “la idea es controlar y humectar pero la turba tiene mucha raíz y al estar tan seco se dificulta la tarea. Es un fuego típico de basural”, completó.

Respecto al origen de la situación, Burrieza indicó que “cuando se dejó de usar como un terreno agrícola, la gente lo dejó de regar e hizo drenajes y quemas clandestinas. El fuego se metió por estos sustratos y se ha movido por el terreno sin origen ni final”. De esta manera, “se va consumiendo la materia que hay acumulada, y este fenómeno se caracteriza por no tener llama libre, sino fuego incandescente”, describió el director de Defensa Civil.

Burrieza afirmó que esto “no es fácil de combatir”, y que la Municipalidad de Guaymallén regó con agua en camiones la zona para enfriar y apagar”, mientras se colocó un perímetro para q la gente no ingrese.

“Esto comenzó en marzo cuando un operario halló un pozo con fuego y no le dimos mayor importancia, a medida que comenzaron a trabajar el terreno nos dimos cuenta que había humo en varios sectores y como no sabíamos de qué se trataba, vinieron a estudiar el suelo”, informó a la prensa Sergio Sinco, uno de los propietarios de la zona.

Cómo pasó

◆ El fenómeno se registró en la última semana y se da en un predio de 11 hectáreas, en las que se encuentran unas diez casas.

◆ Además del humo que emana de la tierra, se obervó el cambio de color de la tierra y grandes grietas.

◆ La Municipalidad de Guaymallén “enfrió la zona con camiones y cercó el lugar”.

También te puede interesar