Cuáles son los electrodomésticos que gastan más energía y cómo evitar el “consumo fantasma”

Recientemente, el Gobierno nacional anunció un nuevo régimen de segmentación de tarifas y quita de subsidios de energía eléctrica y gas. Esto para muchos hogares significará un aumento en sus boletas, por lo que no está de más recordar algunos consejos para un uso más eficiente de los electrodomésticos del hogar y economizar su consumo. …

cuales-son-los-electrodomesticos-que-gastan-mas-energia-y-como-evitar-el-“consumo-fantasma”

Recientemente, el Gobierno nacional anunció un nuevo régimen de segmentación de tarifas y quita de subsidios de energía eléctrica y gas. Esto para muchos hogares significará un aumento en sus boletas, por lo que no está de más recordar algunos consejos para un uso más eficiente de los electrodomésticos del hogar y economizar su consumo. 

Ante la suba de precios, los consumidores que no serán subsidiados por el Gobierno solo tienen una salida, ahorrar. Si bien puede resultar tedioso, se puede economizar energía al aplicar una serie de consejos y cambios en los hábitos en el hogar

Qué es el consumo fantasma

Es el gasto de energía derivado de aquellos aparatos electrónicos que mantenemos siempre enchufados y, en cambio, no utilizamos constantemente. Son aquellos que siempre están en stand by, y aunque creamos que es más cómodo tenerlos conectados al tomacorriente, esto está generando un gasto innecesario

Segmentación de tarifas energéticas: cómo inscribirse para no perder el subsidio

Un claro ejemplo de ello son los cargadores del celular que consumen una pequeña cantidad de energía cuando no se están usando. Desconectarlo cuando se termine de cargar el teléfono es un buen consejo. Se calcula que el 15% del consumo de un hogar se produce por aparatos eléctricos conectados en modo stand by

La iluminación del hogar: un ítem clave a la hora de ahorrar energía

Tanto Edenor, como el Ministerio de Economía recomiendan iluminar la casa con lámparas LED, que son las que más energía economizan, así como apagarlas cuando no se están empleando. Por otro lado, planchar la ropa en una sola ocasión, también puede bajar el gasto en la boleta. 

Mantener las lámparas LED limpias ayuda a un mejor desempeño, ya que cuando están sucias o en mal estado pierden hasta el 50% de luminosidad. Asimismo, se pueden instalar sensores de movimiento y/o temporizadores para los espacios comunes. 

En la cocina del hogar

La heladera es uno de los artefactos eléctricos que más energía consume en una casa, puesto que su uso es constante. Hay que tener en cuenta que los modelos no-frost evitan la formación de hielo y esto hace que se consuma menos energía para el enfriamiento. Su potencia no suele ser muy alta, pero al tener una utilización continua, el consumo de energía es elevado. 

Un consejo práctico es abrir la heladera la menor cantidad de tiempo posible y, cuando esté en uso, asegurarse de dejarla bien cerrada. Asimismo, la ubicación ideal es a 15 centímetros de fuentes de calor, paredes o muebles

Lavarropas: Este electrodoméstico está entre los artefactos que más energía consumen en el hogar, ya que entre el 80% y el 85% del consumo energético se utiliza para calentar agua durante el lavado. Hay que tener en cuenta que con ciclos de lavado más extensos no siempre se lava mejor la ropa. 

Asimismo, hay que tener en cuenta que al ahorrar agua también se está economizando energía, porque hasta que el agua llega a la canilla está consumiendo energía para su captura, tratamiento, transporte y disposición final (cloaca). 

Un consejo práctico puede ser lavar la mayor cantidad de ropa con el programa económico. Si es posible, usar siempre agua fría por lo mencionado anteriormente. Asimismo, hay que tener en cuenta la cantidad indicada de jabón o líquido que recomienda el lavarropas, pues pasarse de la medida implica que el aparato trabaje de más para eliminarlo y por ende, consuma más energía. 

El horno: También está en la categoría de los electrodomésticos que más consumen energía. Al generar calor a altas temperaturas en un período breve de tiempo, tiene un consumo equivalente al de tres hornallas chicas. Mantenerlo limpio y libre de grasa para que funcione con mayor eficiencia es un buen consejo. 

No abrir el horno innecesariamente para revisar cada tanto la comida también puede bajar el consumo energético. Cada vez que se lo abre pierde aproximadamente 20% del calor, y para recuperarlo se genera un gasto extra e innecesario

En el dormitorio

El aire acondicionado: Siempre es recomendable consultar con un profesional sobre el tipo de equipamiento que mejor responda a las necesidades y características de la habitación que se busca climatizar, ya que se puede ahorrar hasta un 60% de energía con un aire acondicionado de última generación que utiliza gas refrigerante R410A,. 

En el invierno, ajustar la temperatura a 20 °C es suficiente para mantener el ambiente en condiciones confortables. Bajar el termostato en 1 °C puede generar un ahorro del 10% al 20% del consumo en calefacción.

El televisor: El consumo de energía del televisor estará relacionado con el tipo de la pantalla y la cantidad de horas de uso. En ese sentido, la pantalla que menos energía consume es la de LED, en segundo lugar la de LCD (cristal líquido) y, por último, la de plasma.

Es importante mencionar que los TV de mayor consumo energético son los de tubo de rayos catódicos. Si bien esta tecnología prácticamente no está disponible en el mercado, todavía hay hogares que tienen este tipo de equipos.

Segmentación de tarifas de luz y gas: ¿Cómo se determina quiénes quedan sin subsidios?

Algunos consejos prácticos: No dejar el televisor en modo de espera (stand by). Mantener todos los equipos (televisores y equipo de audio) a una zapatilla para poder conectarlos y desconectarlos con facilidad y así evitar tenerlos en modo de espera.

Regular el brillo y el contraste del televisor para maximizar el rendimiento. Con un correcto calibrado de la imagen podés ahorrar entre el 30 % y el 50 % del consumo de energía habitual del televisor.

¿Cómo calcular el consumo de los electrodomésticos?

Para calcular el consumo de energía de un aparato del hogar se busca los Watts, ese dato viene en las etiquetas de los electrodomésticos. Entonces se multiplican los Watts por las horas diarias que se utiliza y se divide entre 1.000 para pasarlo a kilovatios. 

Ese resultado se multiplica por la cantidad de días que tiene el mes y el total por la tarifa de energía vigente. Asimismo, en el sitio web del Ministerio de Economía hay un calculador eléctrico que hace toda la operación anterior automáticamente solo ingresando algunos datos. 

Asimismo, la página oficial de Edenor cuenta con una calculadora del consumo energético del hogar. Nunca está de más saber cuánta energía se está consumiendo y cuánto dinero se puede ahorrar, siendo rigurosos en su empleabilidad y en tiempos de precios sin techo. 

SE CP

También te puede interesar