Edenor y Edesur reforzaron medidas de emergencia: pusieron más generadores y cuadrillas en la calle

Las distribuidoras eléctricas llevaron equipos de “energía distribuida” -una suerte de mini centrales de generación- a distintos puntos de la ciudad y el conurbano. Fue una de las respuestas que ensayaron para enfrentar la ola de calor de esta semana. Además, pusieron a todos sus técnicos en cuadrillas que se desplegaron por los barrios donde…

edenor-y-edesur-reforzaron-medidas-de-emergencia:-pusieron-mas-generadores-y-cuadrillas-en-la-calle

Las distribuidoras eléctricas llevaron equipos de “energía distribuida” -una suerte de mini centrales de generación- a distintos puntos de la ciudad y el conurbano. Fue una de las respuestas que ensayaron para enfrentar la ola de calor de esta semana. Además, pusieron a todos sus técnicos en cuadrillas que se desplegaron por los barrios donde hubo cortes, y reforzaron la atención comercial y administrativa para atender a los clientes que se quedaron sin servicio.

La semana fue crítica para los distribuidoras. Más de 700.000 clientes de Edenor se quedaron sin luz el martes. El jueves y el viernes, también hubo entre 60.000 y 80.000 clientes sin servicio, tanto de Edesur como de Edenor.

El Enre (ente regulador de la energía) nombró una veedora en Edesur, tras los cortes de fines de año. La misma ya estuvo hablando con las autoridades de la compañía y se quedará, al menos, por 45 días. Su idea es monitorear la situación de cerca.

En el caso de Edenor, el Enre se adelantó a la empresa en comunicar lo que sucedió el martes. Y pasó algo llamativo: el martes, el Enre comunicó que había 700.000 cortes. Pero, a los dos días, cuando se buscaba la cantidad de interrupciones de ese día en esa ocasión dentro de la web de en organismo, el número era menor.

Aunque la mayoría de los especialistas dicen que “hay generación de sobra”, y el problema está en el tendido de las distribuidoras, esas firmas no comparten ese diagnóstico. “La generación de sobra es con máquinas de hace 60 años y no sirve. Hay que incorporar más tecnología nueva”, sostienen. Creen que esas inversiones no se harán hasta que el marco regulatorio posea cierta continuidad.

Edesur colocó generadores “Four Packs” en distintos puntos de Capital Federal y Gran Buenos Aires, como una medida extraordinaria para reforzar el sistema, según informó la empresa. Se vieron en la zona del Hospital Italiano, por ejemplo.

“Son grupos electrógenos de mayor porte, que pueden alimentar todo un cable de media tensión y varias cámaras. Estos equipos servirán para dotar la red de mayor potencia durante días de gran exigencia”, avisó Edesur.

El secretario de Energía, Darío Martínez, fue a una central -el martes- a demostrar que èl estaba involucrado en la solución al corte de Edenor. El Enre (ente regulador) autorizó la adquisición de Edenor por parte de un grupo empresario encabezado por José Luis Manzano, Daniel Vila y Mauricio Filiberti.

En las distribuidoras siguen de cerca los posibles aumentos de tarifas. A fines de año, la secretaría de Energía y el ministerio de Economía anunciaron que este año habrá un aumento de entre el 17% y 20% en gas y luz. Mientras que el proceso en gas ya arrancó -hay dos audiencias públicas-, en la distribución eléctrica viene más lento.

En las empresas del sector comentan que el Gobierno postergó cualquier anuncio sobre “segmentación tarifaria” -lo que implicaría aumentos para ciertos sectores, de mayores ingresos- a la espera que la situación sea más calma. De todas formas, la mayor consumidora de subsidios energéticos es Cammesa. Esa compañía le cobra a las distribuidoras -y estas a sus clientes- valores por la electricidad consumida que no cubren los costos.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA