Gerardo Martínez y Teddy Karagozian: Debate e intercambio de ideas sobre el trabajo

La incapacidad para generar empleo genuino y de calidad explica la decadencia del país. En este contexto, el régimen de la construcción que tiene la Uocra y la Mochila Argentina planteada por el empresario textil más exitoso del país, van por un sendero cuyo objetivo es producir mayores fuentes de trabajo. El intercambio de ideas…

gerardo-martinez-y-teddy-karagozian:-debate-e-intercambio-de-ideas-sobre-el-trabajo

La incapacidad para generar empleo genuino y de calidad explica la decadencia del país. En este contexto, el régimen de la construcción que tiene la Uocra y la Mochila Argentina planteada por el empresario textil más exitoso del país, van por un sendero cuyo objetivo es producir mayores fuentes de trabajo. El intercambio de ideas entre ambos dirigentes sobre el presente y el futuro, permite elaborar políticas conducentes. La clave está en el desarrollo y en crear una nueva estructura laboral.

Gerardo, siempre se pone como ejemplo el sistema que tiene la construcción ante casos de despidos. ¿Cómo funciona? ¿Es traducible a otro tipo de actividades?

MARTÍNEZ: En nombre de la seriedad, no me animaría a hablar de ventajas o desventajas. En el sistema de la construcción existen estas condiciones laborales, de estatuto. Por la característica de la industria de la construcción, su dinámica, dentro del proceso productivo cada obra, por ejemplo, tiene en diversos períodos distintas actividades que participan. Los gremios, como suele decirse. Está el gremio de excavación, todo el tema de submuración y después la parte cementista, encofrado; los carpinteros, armadores, albañiles, dependiendo de la característica de la obra. Son distintos gremios, todos afiliados a Uocra. Son especialidades diferentes con un período de presencia en el desarrollo de una empresa urbana: los dos años que demanda un edificio en el que estos contingentes de trabajadores y trabajadoras participan. Desde el año 67 se trajo la modalidad de lo que se llama el Régimen Construcción. Fue a partir de una experiencia brasileña. Lo trajo en aquel momento el secretario general Rogelio Coria. Fue porque la modalidad de las labores no podía encontrarse con la Ley de Contrato de Trabajo

¿Era para la construcción en Brasil o una modalidad general?

M: Era una ley de un estado, no de todo Brasil. Yo por supuesto no estaba en ese momento. Pero hubo un foro de debate, que tomó ese ejemplo sobre modalidad de condiciones laborales y lo trajo para su aplicación. El sistema funciona para la industria. No se pierden derechos en cuanto a la condición indemnizatoria, en lo que significa la protección social, en el beneficio de no considerar el trabajo como una mercancía. Es el objetivo de lo que significa una indemnización. Entre lo que uno da y lo que brinda debe haber un efecto productivo y una unidad de negocios para el sector empresarial. Son condiciones que hacen a la relación entre capital y trabajo.

Teddy Karagozian: ¿cómo funcionaría la Mochila Argentina? ¿Hay comparación con lo que sucede en la construcción?

KARAGOZIAN: Vos nos invitaste a un debate. Pero Gerardo está explicando exactamente cuál es la función de la Mochila: generar crédito y visibilidad para el empleado. Para que el próximo empleador sepa quién es, su formación, capacitación, los aumentos de salarios y las posibilidades aparecen. Los abogados laborales atacan la Mochila Argentina diciendo que los empresarios queremos desprendernos fácilmente. Es justamente lo contrario. Con la Mochila Argentina el empleado es dueño de su currículum y va a poder ir a la empresa que quiera en el momento que lo desee, sin perder la indemnización. Cuando el abogado dice que los empresarios queremos hacer esto para despedir, no es consciente de que formar a un empleado lleva un año, un año y medio, para un industrial. Debe suceder lo mismo en la construcción. Ningún empleador quiere despedir. Pero sucede que las empresas no valen nada en la Argentina. Los accionistas no invierten y los bancos no prestan dinero, por el pasivo laboral contingente. En la construcción se exterioriza a través de un dinero. En empresas como la mía, tenemos gente de 40/45 años de antigüedad. El banquero dice: “No te presto un mango porque el día que se te vaya o lo despidas será un problema”. Yo no pienso despedir, pero hacerlo implica poner una tarasca de dinero altísima.

Escuchá la entrevista completa en Radio Perfil FM 101.9.

por Jorge Fontevecchia

Galería de imágenes