Según economistas, la inflación volvería a superar 3%, pese al congelamiento

Tras la sorpresa de septiembre, cuando el indice de Precios al Consumidor trepó al 3,5% y superó las expectativas de los economistas, en octubre la presión inflacionaria volvería a reeditarse en niveles similares. El alza superará el 3%, según los expertos y estará sustentada en los aumentos previstos en la medicina privada, las cuotas de…

segun-economistas,-la-inflacion-volveria-a-superar-3%,-pese-al-congelamiento

Tras la sorpresa de septiembre, cuando el indice de Precios al Consumidor trepó al 3,5% y superó las expectativas de los economistas, en octubre la presión inflacionaria volvería a reeditarse en niveles similares. El alza superará el 3%, según los expertos y estará sustentada en los aumentos previstos en la medicina privada, las cuotas de los colegios privados, la remuneración de las empleadas domésticas y las expensas. La incógnita es cuánto incidirán los alimentos en la variación de la aguja de los precios en el marco del congelamiento de precios implementado por el Gobierno y los consiguientes controles sobre los comercios y supermercados.

La consultora Eco Go, por caso, prevé una suba del 3,2% en el indicador inflacionario durante este mes. En ese numero, el aumento de los alimentos (2,8%) está por debajo de otros rubros como la ropa (5,5%), la salud (6,2%) y el Esparcimiento (4%). “La baja en alimentos se encuentra compensada por incrementos en el resto de los rubros”, explican en la consultora que dirige la economista Marina Dal Poggetto.

Específicamente en el relevamiento de alimentos y bebidas, Eco Go detectó que, debido al congelamiento de precios en la cuarta semana de octubre hubo una variación negativa de 1% con respecto a la semana anterior. “Esto implica una fuerte baja de 1,8 puntos porcentuales. Con este dato y considerando una proyección de variación semanal del 0,5% en la última semana del mes, la inflación de alimentos en octubre alcanzaría 2,8%, por debajo del nivel de septiembre (3%)”, señaló en un informe.

En cambio, para el economista de FIEL, Juan Luis Bour, el impacto del congelamiento en 1200 productos de consumo masivo fue, hasta ahora, contraproducente. “Vimos un avance fuerte de alimentos y bebidas en el mes con una suba de casi 4%”, señaló. La previsión de FIEL sobre la inflación que mide el INDEC es de 3.5 %. En tanto, la medición de la entidad para la ciudad de Buenos Aires daría 3,1% aproximadamente, con bajas de Turismo (pasajes y paquetes) que había subido fuerte hasta septiembre, y ahora con más oferta caen”, explicó el economista. No obstante, Bour advirtió que la inflación núcleo (aquella que no toma las variaciones estacionales) sigue muy alta, en 4%.

También Fausto Spotorno señala que el congelamiento de precios no mueve la aguja inflacionaria porque “son pocos productos, controlados en los supermercados que concentran el 30% de las ventas”. Y porque además, buena parte de la demanda está en otras marcas que no son las incluidas en el acuerdo, señala. Su previsión para la inflación de este mes es del 3% teniendo en cuenta que la medición acumulada hasta la tercera semana del mes, da 2,4% y 2,7% la núcleo, comentó.

Una de las estimaciones más altas proviene de la consultora Seido, que espera un alza del IPC del 4 al 4,5%, según cuenta el economista Matías Carugati aunque “dado que el mes pasado medimos menos que el INDEC, puede ser que en octubre se esté dando cierta reversión”, aclaró.

Más allá de las diferencias entre las previsiones que manejan las consultoras privadas para el mes, la problemática de la suba constante de los precios mantiene en vilo al Gobierno, teniendo en cuenta que hasta el mes pasado la suba interanual de los precios alcanzó el 52,5%. Sumado a esto, la inercia de la inflación podría impulsar aún más la variable durante el año próximo, que algunos -como el ex funcionario macrista Guido Sandleris- ya ubican en el 60%. En tanto, otros economistas se limitan a decir que la ven “igual o mas alta que este año”.

En esa tónica, la consultora LCG, señaló en su último informe que “la economía argentina tiene que decidir entre inflación presente o inflación futura: por cada punto de inflación que se posterga, la inflación del año siguiente se acelera en 3 puntos”, advirtió.

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA