Jueces y periodistas debatieron sobre el lawfare y la protección de las fuentes de información periodística

Jueces y periodistas debatieron sobre el lawfare y la protección constitucional del secreto de las fuentes de información periodística, en la segunda edición de la Jornada organizada por la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA), que se hizo en homenaje al constitucionalista Gregorio Badeni.El juez Gastón Polo Olivera, de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, cuestionó…

jueces-y-periodistas-debatieron-sobre-el-lawfare-y-la-proteccion-de-las-fuentes-de-informacion-periodistica

Jueces y periodistas debatieron sobre el lawfare y la protección constitucional del secreto de las fuentes de información periodística, en la segunda edición de la Jornada organizada por la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (ADEPA), que se hizo en homenaje al constitucionalista Gregorio Badeni.

El juez Gastón Polo Olivera, de la Cámara de Apelaciones en lo Civil, cuestionó a los que señalan a los jueces como si fueran “una especie de títeres o instrumentos influenciados por un poder superior, que podría manejarnos como marionetas para atacar blancos y enemigos”. Y agregó que “hablar de lawfare y mancillar al Poder Judicial y la importantísima función de los medios de comunicación va horadando las instituciones de manera muy pronunciada”.

Es que importantes funcionarios del Gobierno nacional acusan a la Justicia de ser un instrumento de persecución política, en connivencia con “los medios hegemónicos”, según suele acusar la vicepresidenta Cristina Kirchner y sus principales seguidores. 

El periodista Joaquín Morales Solá, presidente de la Academia Nacional de Periodismo, destacó la investigación de su colega Diego Cabot, sobre el caso de los cuadernos de las coimas, donde se obtuvo un detallado recorrido de bolsos con dinero de las coimas que involucró directamente a Cristina Kirchner en redes de corrupción.

“El de Cabot es el mejor ejemplo de que el lawfare es un pretexto, un relato, que tratan a la sociedad como infradotados, porque creen que la sociedad piensa en función de lo que los medios le dicen, pero la sociedad tiene su propia percepción. Hay colaboración entre periodismo y justicia, siempre y cuando se respete el off the record, los momentos de tensión -que son inevitables- y el secreto de las fuentes de información periodística”, dijo Morales Solá.

Sin embargo, hubo diferencias sobre los alcances del secreto de las fuentes de información periodística, ya que la presidenta de la Corte Suprema de Tucumán, Claudia Sbdar, sostuvo en la Jornada de ADEPA que esa protección debería caer en el caso de los medios de comunicación.

“Una sociedad que no está bien informada no es libre”, aseguró la jueza Sbdar. Pero aclaró que como la preservación del secreto de las fuentes de información periodística, “es un derecho subjetivo, aplica únicamente a las personas y por lo tanto no a la empresa de medios”.

Esa posición fue cuestionada por Morales Solá, quien lo remarcó especialmente. “porque además suena  (Sbdar) como candidata a futura ministra de la Corte Suprema de la Nación. No estoy de acuerdo con ese concepto de dividir a los periodistas de las empresas, porque no hay periodistas sin empresas y viceversa. Y porque esto crea el resquicio de que un juez diga que está protegido el periodista, pero pongo preso al dueño del medio”.

Manuel García Mansilla, decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Austral, comparó esa situación con lo que sucede en los Estados Unidos, donde varios periodistas fueron detenidos por no revelar las fuentes de su información, como Judith Miller, del diario The New York Times, que en 2005 estuvo detenida durante 85 días por dar “la identidad de un agente de la CIA” y “no querer revelar la fuente de su información”.

Marcela Basterra, profesora de Derecho Constitucional (UBA) y expresidenta del Consejo de la Magistratura de la ciudad de Buenos Aires, señaló el caso del periodista Daniel Santoro, de Clarín, a quien quisieron “obligar a dar su fuente de información” y lo procesaron, pero luego su procesamiento fue revocado por la Cámara Federal de Mar del Plata.

Morales Solá sostuvo que “el logro más importante del periodismo argentino luego del restablecimiento de la democracia fue la Reforma Constitucional de 1994, que incorporó la protección constitucional de las fuentes de información de los periodistas. Es fundamental para nuestro trabajo, porque hay mucha gente que puede dar información y no puede dar la cara”. Por esta situación, en la Argentina “hemos sido perseguidos y procesados, pero no encarcelados”, afirmó el presidente de la Academia de Periodismo.

Hacia el final de la segunda edición de la Jornada, el periodista José Claudio Escribano, uno de los más de cien asistentes al debate, que manejó durante varias décadas la redacción de La Nación, contó que en el año 1982 se negó a revelar la fuente de una información que habían publicado en el diario, para proteger a un periodista que difundió el número de patente de un Ford Falcon estacionado en la vereda del Cabildo, de donde bajaron cuatro personas y mataron a un muchacho de 20 años. “El juez me pidió que diera el nombre del cronista. Y yo me negué”, dijo Escribano.

La primera edición de la Jornada se realizó la semana anterior, con la introducción del presidente de ADEPA, Martín Etchevers, quien habló sobre la relación entre la prensa y la justicia.

Allí expusieron también el periodista Carlos Jornet, director del diario La Voz del Interior; el presidente de la Cámara Nacional Electoral, Alberto Dalla Vía; la jueza Marta Cáceres de Bollati, vocal del Tribunal Superior de Justicia de la provincia de Córdoba; Marcelo Gallo Tagle, presidente de la Asociación de Magistrados; y la jueza civil Virginia Simari, directora del Instituto Superior de la Magistratura, entre otros.

En esa ocasión, Carlos Jornet, del diario La Voz, mencionó dos facetas de la relación entre la prensa y la justicia: por un lado, el modo en que la Justicia se comunica con los medios y la forma en que los medios informan lo que hace la Justicia; y por el otro, cómo la Justicia aborda los temas que hacen a la garantía de las libertades de prensa y de expresión, de acceso a la información y de protección a quienes ejercen el periodismo.

Etchevers destacó que esta fue la onceava edición de la Jornada, que se realiza desde 1988. Y sostuvo que “no es de extrañar que en las democracias modernas de todo el mundo, muchas veces las investigaciones periodísticas hayan derivado en denuncias y casos judiciales. Es más bien la naturaleza de ambas instituciones, y ello, lejos de ser una anomalía, debe ser visto como una señal de salud democrática, sobre todo cuando cada uno de los actores trabaja con honestidad, de acuerdo a sus reglas de su profesión, a los requisitos y a las leyes aplicables”, concluyó el presidente de ADEPA.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA