Flybondi se mueve a ritmo prepandemia: incorporó otro avión y quiere volar a Brasil desde diciembre

La aerolínea Flybondi acaba de incorporar un cuarto avión a su flota, apenas uno por debajo de los que tenía antes de haber cesado sus actividades por completo durante casi un año, durante 2020. Y anunció que comenzará a volar a países limítrofes a partir de octubre.La cuarta aeronave de la aerolínea low cost es…

flybondi-se-mueve-a-ritmo-prepandemia:-incorporo-otro-avion-y-quiere-volar-a-brasil-desde-diciembre

La aerolínea Flybondi acaba de incorporar un cuarto avión a su flota, apenas uno por debajo de los que tenía antes de haber cesado sus actividades por completo durante casi un año, durante 2020. Y anunció que comenzará a volar a países limítrofes a partir de octubre.

La cuarta aeronave de la aerolínea low cost es un Boeing 737-800 NG modelo 2006, de 189 asientos, matrícula LV-KAY, que arribó ayer al Aeropuerto de Ezeiza proveniente de Estados Unidos.

Hasta la pandemia, Flybondi tenía una flota de cinco aviones, que en marzo del año pasado quedaron en tierra durante casi diez meses, excepto algún vuelo de repatriación.

Los vuelos de cabotaje en el país fueron reanudados entre noviembre y diciembre del año pasado. Flybondi volvió a volar de manera regular recién en diciembre, luego de un acuerdo con el Organismo Regulador del Sistema Nacional Aeroportuario (ORSNA) para mudar sus operaciones desde el aeropuerto de El Palomar hacia el de Ezeiza.

En abril, como parte de ese mismo acuerdo, Flybondi volvió a mudar sus operaciones, ésta vez hacia el Aeroparque metropolitano, donde hoy están basados prácticamente todos los vuelos de cabotaje (algunos de Aerolíneas se siguen haciendo desde Ezeiza).

También en la aeroestación metropolitana tiene hoy su base JetSmart, la otra aerolínea low cost que opera en la Argentina y que recientemente fue adquirida, en un porcentaje no revelado, por American Airlines.

Con la pandemia y los aviones en tierra, entre marzo y diciembre del año pasado, Flybondi dio de baja algunos contratos de alquiler de aviones y envió al exterior aquellos que seguía alquilando. Para fines del año pasado, durante casi un mes no hubo ningún avión de Flybondi en el país: la única aeronave que había estado operativa en la pandemia fue enviada a México a hacer un mantenimiento.

Pese a ese paro total, que se extendió entre marzo y diciembre, la “low cost” que controla el fondo estadounidense Cartesian no echó gente. Con más de 500 empleados, la mayor parte de ellos cobraron durante varios meses parte de su sueldo a través de programas ATP del Estado.

Ahora la línea aérea vuela a 13 destinos dentro del país. En el comunicado que anunció la llegada de su nuevo avión, indicó que en agosto tuvo un 91% de ocupación y que comenzará a volar hacia destinos regionales (países limítrofes) “en el último trimestre” de este año. En julio, cuando habían incorporado su tercer avión, ya habían anunciado Paraguay y Brasil como sus próximos destinos regionales. 

“En agosto tuvimos récord de ocupación en nuestros vuelos. Esto marca una importante recuperación del turismo, con muy buenas tendencias para los próximos meses y la temporada de verano”, dijo su CEO, Mauricio Sana.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA