Martín Guzmán se apoya en Alberto Fernández para resistir el fuego cruzado

Martín Guzmán inició una de las semanas más duras desde su desembarco al frente del Ministerio de Economía. Después de compartir el domingo un almuerzo familiar en La Plata y publicar en Instagram una foto sonriendo frente a la urna, el ministro fue una de las principales piezas del gabinete en sentir el impacto de…

martin-guzman-se-apoya-en-alberto-fernandez-para-resistir-el-fuego-cruzado

Martín Guzmán inició una de las semanas más duras desde su desembarco al frente del Ministerio de Economía. Después de compartir el domingo un almuerzo familiar en La Plata y publicar en Instagram una foto sonriendo frente a la urna, el ministro fue una de las principales piezas del gabinete en sentir el impacto de las boletas, que quedó estampado en la cara de Cristina Kirchner.

Los primeros misiles empezaron a silbar el domingo a la noche sobre el Palacio de Hacienda cuando ya se vislumbraba una derrota inolvidable.

“El que tiene que torcerle el brazo a Martín Guzmán es el Presidente”, disparó en C5N Aníbal Fernández, interventor de Yacimientos Carboníferos Río Turbio y aspirante a ocupar el cargo del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

Entre los “errores” que reconoció Alberto Fernández en el bunker de Chacarita, el kirchnerismo le atribuye varios al ministro. El fallido intento por autorizar una suba generalizada de tarifas dejó a Guzmán en una posición incómoda. Quizás lo más insoportable fue que el economista con estudios en Brown y Columbia tildara los subsidios de “pro ricos” y de una política “devidista”.

El clima volvió a tensarse antes de las PASO por la reglamentación tardía de la Ley de zonas frías. La iniciativa de Máximo Kirchner sancionada el 24 de junio preveía descuentos de hasta el 50% en las tarifas de gas. Pero según el kirchnerismo sus efectos apenas se sintieron en invierno porque Fernández, Cafiero y Guzmán la implementaron el 3 de agosto. En Jujuy, recién se aplicará este mes.

El voto de Martín Guzmán en las PASO. Con la derrota del Frente de Todos, el ministro sumó presión del kirchnerismo duro.

En medio del fuego amigo, el titular de Economía buscó contención este lunes en un encuentro fuera de agenda con Alberto Fernández. Fue en la previa al acto en el Museo del Bicentenario, donde el Presidente anunció la nueva Ley de Compre Argentino, junto al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, otro de los funcionarios cascoteados dentro del Frente de Todos.

A Kulfas le achacan haber repartido ATP a las empresas, sin incrementar los votos. “Siempre vuelven sobre Guzmán, Cafiero y Kulfas. Era cantado, hay derrota y salen con el cambio de gabinete. No es porque la actividad viene floja, es porque no les caen bien al kirchnerismo”, apuntaron en el equipo económico. Allí, saben que La Cámpora y Sergio Massa sueñan hace rato con un “mega ministerio”.

El shock electoral abrió en tanto interrogantes sobre el plan para el 2022 o lo más parecido en su defecto, que es el Presupuesto. Después de dedicarle cinco meses de trabajo, este lunes todavía no estaba cerrado. Guzmán tenía previsto presentarlo el miércoles. El domingo afinó los números, pero ahora podría haber cambios. “Todo está sujeto a análisis”, dicen en el oficialismo.

El proyecto de más de 150 hojas será enviado el miércoles a la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra. Luego, por la noche, ingresará al Congreso. Y el jueves, lo presentaría el ministro en el Congreso, un día más tarde que el año pasado. La ley de leyes es clave porque además de fijar cierto rumbo económico, define el reparto de recursos dentro de la coalición y las provincias.

Alberto Fernández y Cristina Kirchner, el domingo a la noche en el bunker del Frente de Todos. Una derrota difícil de digerir.

Uno de los puntos que genera tironeos es el déficit fiscal. La pauta de este año del 4,2% implicó un recorte en el primer semestre tras la eliminación del gasto de pandemia. La medida fue apoyada por la bancada oficialista en el Congreso, pero después del domingo resurgió el reclamo de un giro “redistributivo” y se redujo aún más el margen de Guzmán para negociar con el FMI otro recorte.

El discípulo del Nobel Joseph Stiglitz enfrenta también las presiones de Washington. En un documento reciente, el Fondo advirtió que el gobierno debe reducir el cepo cambiario y obtener superávit fiscal para atraer inversiones. Este lunes se sumó otra señal con la designación de Ilan Goldfjan como nuevo director del departamento de Hemisferio Occidental del organismo.

El exbanquero central de Dilma Rousseff y Michel Temer supervisará la situación económica y los programas con los países de la región, incluida la Argentina. Goldjan defiende las metas de inflación, ya aplicadas sin éxito durante la gestión de Mauricio Macri, y combate tanto los controles de capitales como la regulación del tipo de cambio que practica Miguel Pesce. 

Por lo pronto, la hoja de ruta del ministro de Economía continuará el miércoles con el envío al Congreso de la Ley de Promoción de Inversiones Hidrocarburíferas, una de las cuatro leyes que pidió apurar el Presidente. Y el próximo 22 de septiembre, habrá que cancelar el primero de los dos vencimientos de capital por US$1.884 millones con el FMI.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA