Elecciones PASO 2021: el encuestador preferido de Alberto Fernández y Cristina Kirchner esta vez le erró por 15 puntos

Así como Mauricio Macri y un amplio sector de Cambiemos tenía su fetiche estadístico con el ecuatoriano Jaime Durán Barba, en el Frente de Todos también hubo un extranjero que cautivó con sus números y análisis: fue el español Alfredo Serrano Mancilla. Este doctor en Economía y director del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG) ganó…

elecciones-paso-2021:-el-encuestador-preferido-de-alberto-fernandez-y-cristina-kirchner-esta-vez-le-erro-por-15-puntos

Así como Mauricio Macri y un amplio sector de Cambiemos tenía su fetiche estadístico con el ecuatoriano Jaime Durán Barba, en el Frente de Todos también hubo un extranjero que cautivó con sus números y análisis: fue el español Alfredo Serrano Mancilla. Este doctor en Economía y director del Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG) ganó cariño y respeto cuando vaticinó en 2019 que los Fernández sacarían una amplia ventaja en las PASO, mientras sus colegas argentinos promocionaban una disputa más cerrada. ¿Cómo le fue ahora? Erró su pronóstico nacional por 15 puntos: dijo que el oficialismo ganaría por 5 en todo el país y perdió por 10. 

Entre el 2 y el 23 de agosto, el CELAG hizo un relevamiento de 2.002 casos en 18 localidades de 14 provincias argentinas. En el cuadro electoral presentó una estimación del voto para las primarias de este domingo, con el Frente de Todos en 43,3% y Juntos por el Cambio en 38,1%. Con casi el 98% escrutado, la principal fuerza opositora se mantenía adelante 40% a 30%, en números redondos.

El español Alfredo Serrano Mancilla, director del CELAG y encuestador de culto para el kirchnerismo.

Si bien la proyección del Centro de Estudios excluía de su base el voto en blanco, como este resultó relativamente bajó (apenas por encima de 3%), no varían sustancialmente los porcentajes de la grieta.

Con el resto de la encuesta le fue mejor: le adjudicaba 6,5% al Peronismo no K, 5,7% a la izquierda y 4,5% a los libertarios de derecha; y terminaron con 5,3%, 7,3% y 7,1% respectivamente.

El “ridículo” del resto y la hipótesis pro Gobierno

En medio de la fiebre de encuestas pre-electorales, en paralelo al sondeo Mancilla Serrano publicó un análisis de cara a las PASO, en el que cuestionó metodologías, con algo de autocrítica, pero sobre todo planteó su hipótesis política de por qué al Gobierno le iría bien. Le pifió feo. Con un plus: expuso a otras consultoras que erraron sus pronósticos, poniendo en duda su buena fe. Lo resumió así:

– “En Argentina, hace varias semanas que comenzó el baile de números en relación a la intención de voto de las principales fuerzas políticas de cara a las PASO a nivel nacional y también a escala provincial. Hay para todos los gustos y colores. Muchas de ellas arriman el agua a su molino. Esto es, fuerzan sus números para contentar a su contraparte, sea porque les paga o porque les simpatiza, hasta al punto, por ejemplo, del inolvidable ridículo que hizo Management & Fit precisamente en unas PASO, en las presidenciales del año 2019, cuando auguraba empate técnico y al final acabó ganando el Frente de Todos por más de 16 puntos”.

La última encuesta nacional de Celag. Midió intención de voto nacional para las PASO 2021. Erró por mucho.

– “Nosotros, como CELAG, también hemos participado en este festín, pero a nuestra manera. Quiero decir: nuestra obsesión no es dar con precisión un número de cara a las PASO; nuestro objetivo es caracterizar el panorama político y electoral en el marco de las Legislativas, con sus dinámicas y tendencias”.

– “Para ello, hemos realizado una encuesta en estas últimas semanas (2 al 23 agosto), a nivel nacional, con 2.002 casos, con sistema CATI (Computer Assisted Telephone Interview). Ésta podría considerarse como la segunda fórmula más confiable para entrevistar, muy por encima del aluvión de encuestas IVR (Interactive Voice Response) y las que se hacen ‘por internet’; lo ideal es lo presencial, pero aún estamos en tiempo de pandemia”.

Alberto Fernández asumió la derrota este domingo, escoltado por Cristina Kirchner, Axel Kicillof y los principales candidatos oficialistas.

– “En relación al reparto de las dos fuerzas más destacadas, el panorama es parecido al de las presidenciales de 2019: El Frente de Todos continúa con un nivel de fidelidad muy similar al de hace dos años. Posee un piso muy sólido y elevado (30-33 % sobre el padrón electoral) y, a partir de ahí, tiene margen para alcanzar la votación lograda en 2019. Ese ‘voto probable’ sigue estando cerca, a pesar de ser más crítico”.

– “Juntos por el Cambio conserva su núcleo duro, pero presenta una gran dificultad para ampliar su base. No logra transitar a ser un ‘Frente’, que sume y amplíe, y por ahora se queda en una suerte de ‘Mínimo Común’, muy anclado en lo que aportan Macri y Bullrich, quienes siguen estancados y con una imagen positiva baja. Larreta y Vidal tienen mejor imagen, pero aún no comandan ni les dejan. La disputa interna está servida”.

Luego, ponderaba la imagen de Alberto Fernández y Cristina Kirchner y aseguraba que el grueso de la opinión pública seguía responsabilizando a la gestión de Cambiemos por la crisis actual. Y cerraba a modo de conclusión: “En CELAG consideramos que lo que salga de las PASO, primero, y de las legislativas, después, será parecido a la fotografía de octubre de 2019, con un más-menos propio de singularidades de cada cita electoral”.

Como analizó Clarín, la comparación con esa última foto electoral de la grieta es devastadora para el oficialismo. La caída fue mucho más allá de la derrota bonaerense. Bajó en 23 de las 24 provincias y perdió 18 puntos a nivel nacional. Del lado de enfrente, con subas y bajas locales, Juntos por el Cambio se mantuvo en similares 40.

El antecedente olvidado

Un dato que quedó olvidado en el análisis de cómo les fue a las encuestadoras en las presidenciales de 2019 es que CELAG también había errado por mucho para las generales de ese año. Pero como la victoria del Frente de Todos casi no estaba en duda, y el Centro de Estudios había vaticinado esa amplísima ventaja en las PASO, el dato quedó camuflado. Clarín lo recordó días atrás, cuando se presentó esta última encuesta nacional que tanto entusiasmaba a la Casa Rosada.

Los pronósticos de Celag para la elección presidencial 2019. Bien en las PASO, mal en la general.

A nivel general, las encuestadoras habían pronosticado una ventaja de 4 puntos para los Fernández en las primarias 2019 y fue de 16, como recordó en su análisis Mancilla Serrano. Lo que omitió el economista es que para las generales de ese mismo año, el grueso de las consultoras, incluido el CELAG, aseguraban que la brecha se ampliaría a unos 20 y terminó en 8.

Es decir, en ambas tandas, los pronósticos erraron por unos 12 puntos. Primero subestimando al Frente de Todos y luego a Cambiemos. Historia pasada.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA