Agustín “Soy Rada” Aristarán: “No me gusta ni me hace reír el humor político”

Desde hace algunos años el nombre de Agustín Aristarán irrumpió en el ambiente del espectáculo. Y es que este comediante, mago, músico y actor nacido en Bahía Blanca y que aún no llegó a los 40 años, forjó una extensa carrera que le dio mucha visibilidad sobre todo en las redes sociales, y que ahora…

agustin-“soy-rada”-aristaran:-“no-me-gusta-ni-me-hace-reir-el-humor-politico”

Desde hace algunos años el nombre de Agustín Aristarán irrumpió en el ambiente del espectáculo. Y es que este comediante, mago, músico y actor nacido en Bahía Blanca y que aún no llegó a los 40 años, forjó una extensa carrera que le dio mucha visibilidad sobre todo en las redes sociales, y que ahora lo lleva a dar el gran salto a la televisión de aire. El 13 de septiembre, ‘Soy Rada (como lo conocen popularmente) debuta como conductor de Match Game (eltrece). En una entrevista con TN Show se refirió a su presente, a cómo es ser padre de una hija adolescente y también a los límites del humor. Además habló de su desinterés por la política y el fútbol.

Lee también

—Llega Match Game, un formato internacional que es furor alrededor del mundo. ¿De qué de trata?

—Está bárbaro y me encanta porque permite que haya mucho juego y diversión. Se trata de que dos participantes “matcheen” con las celebridades que vamos a tener invitadas, que van a ser seis y bien diversas y divertidas que van a ir variando. El que más puntos consiga va a pasar a otra ronda y así puede llegar a quintuplicar la plata que fue ganando. La idea es que venga gente que tenga ganas de divertirse, más allá del premio que puedan ganar.

Soy Rada debuta el 13 de septiembre. (Foto: Instagram/@soyrada)

—En los Estados Unidos lo conduce Alec Baldwin y acá te convocaron a vos… ¿Cómo lo tomaste?

—Es un formato ultraprobado que tiene 50 años alrededor del mundo. Sí, soy el Alec argento (risas). Estoy muy copado porque va a estar buenísimo. Me llamaron de la productora para hacer una prueba y me copó de movida y dije que me encantaría hacerlo.

—Sabés que al estar en la pantalla te exponés a un público distinto, ya no el de las redes sociales donde tenés muchísimos seguidores que te apoyan en todo..

—Sí, totalmente. Lo tengo clarísimo, no me interesa el tema de la “guerra del rating”, no vengo con el chip de querer ganarle a otro, aunque es un producto que quiero que lo vea mucha gente. Mi premisa es ir a divertirme, por ahí saco el ukelele o hago un truco de magia. Van a pasar un montón de cosas y eso es lo lindo del formato, que es muy libre.

—Además de la conducción diaria, seguís con el resto de tus proyectos: Rada House, tu banda de música, la gira de teatro, el contenido para las rede sociales…

—¡Sí! No quiero largar nada. Por suerte tengo un gran equipo que me organiza en mi productora y podemos ocuparnos de todo. Habrá algunos proyectos que descansarán un poco más, pero el mundo de las redes sociales sigue estando, al igual que el proyecto teatral porque hasta enero sigo de gira los fines de semana. Estoy por sacar el quinto disco con mi banda también.

—¿Va a aparecer tu hija Bianca en el programa? Porque en las redes tiene mucho protagonismo y tus seguidores la bancan mucho..

—Estamos negociando un contrato millonario con ella (risas). Por supuesto que me va a acompañar a algunas de las grabaciones y habrá alguna cámara que la enfoque. Cuando empiece a caer el rating la llevo a Bianca y la mostramos (risas).

Agustín junto a su hija Bianca y su perro Honorio. (Foto: Instagram/@soyrada)

—Fuiste padre muy joven y en cierto modo creciste con Bianca ¿Nunca te reclamó nada?

Tiene 15 años y no puedo entender cuando pasó eso (risas). Para ella es natural porque creció con todo esto. Yo viajaba a giras internacionales con ella cuando era chiquita y en mayor o menor medida en la calle siempre alguien me saludaba. Por supuesto que después para Bianca hubo algo muy diferente con las redes sociales porque creció mucho esa exposición. Fue muy paulatino todo en mi vida, cuando le conté hace poco lo de la tele, le pregunté qué opinaba y ella me dijo que le copaba, que le gustaba que lleven caras nuevas. Tenemos una relación hermosísima, con mucha confianza y mucha reflexión.

Agustín y su hija Bianca, que forma parte de muchos de sus videos. (Foto: Instagram/@soyrada)

—Cuando uno ve a un cómico piensa que está todos los días contando chistes y riéndose de todo, pero detrás hay una persona que tiene días no tan buenos…

—Sí, una bocha. Prendo la cámara cuando estoy contento. Soy una persona muy alegre, pero no es algo patológico que decís “¿qué le pasa a este pibe?”. Me levanto con una cara de cul.. que no se puede creer, hasta que no tomo un café con leche soy una desgracia, a la mañana no me habla nadie. He tenido días muy malos en los que tuve que salir a actuar en teatros muy grandes, pero en el medio está el oficio en el que uno deja el malestar en el camarín y sale a actuar. Después vuelvo y agarro el malestar.

—Si bien empezaste de muy chico siendo mago, después fuiste complementando con actuación y humor. ¿Cuánto queda de ese nene al que le regalaron un kit de magia en Navidad y le cambió la vida?

Yo voy a ser mago toda la vida, aunque no estoy todo el tiempo como estaba antes ensayando magia. Mi herramienta de la magia está ahí, si tengo que salir lo hago.

Agustín junto a su pareja, la actriz Fer Metilli. (Foto: Instagram/@soyrada)

—A tu vida y en parte a tu trabajo también se sumó tu novia, Fernanda Metilli. ¿Cómo es la relación de pareja y laboral a la vez?

—Envidio la relación que tenemos (risas). No convivimos, que mucha gente no entiende por qué, pero estamos bárbaro. En algún momento sucederá pero hoy por cómo están diagramadas nuestras vidas, es una elección de los dos que así sea. Estamos mucho tiempo juntos pero cada uno tiene su universo de locura. Es una relación bastante normal, aunque la gente cree que somos dos comediantes que estamos todo el día a los gritos y riéndonos. Si bien el humor está presente y nos aconsejamos mucho en el laburo, nos respetamos en eso también. Entendimos que nuestra pareja no es un negocio, es el amor y si bien a veces hacemos cosas juntos, cada uno tiene su carrera y nos apoyamos, criticamos y amamos.

—¿Te imaginás siendo padre de nuevo?

—Si, ¿por qué no? No es un plan que tengamos con Fer ahora, no está en nuestra agenda de conversación (risas). Si se da, se da, pero no estamos buscando ni pensando en eso.

Junto a su hija y su pareja. (Foto: Instagram/@soyrada)

—En tus videos no te hacés eco de temas de actualidad. ¿Harías una parodia de un hecho político, como por ejemplo las visitas VIP en la Quinta de Olivos?

—No. No me interesa el humor político, no me gusta y no me hace reír. Mi estilo de humor es bien blanco y absurdo y a mí me gusta pensar mi comedia para que lo puedas ver dentro de cinco años y lo entiendas igual al chiste. No me meto con cosas que están pasando de política porque no me copa. De fútbol tampoco porque no sé nada.

Lee también

—Sin embargo, contaste que tuviste la oportunidad de entrevistar a Cristina Kirchner pero no se dio.

—Me hubiese encantado hacerla, pero preferí bajarme de ese lugar. En la primera temporada de Rada House (acaba de estrenar cuarta en Flow) hubo un ofrecimiento de parte de su equipo, cuando Cristina aún no era candidata para vicepresidenta. Si bien me hubiese copado entrevistarla, iba a cambiar, por lo menos por un capítulo, el estilo que tiene el programa porque iba a traer un montón de repercusión por más que yo hable de ‘Cristina como mujer’ y no de política. No soy una persona instruida en la política y a mí en el programa me gusta que se de una charla distendida en mi casa ni siquiera una entrevista. Me hubiese gustado hablar de cuando estaba en el poder. Por ejemplo, no sé, si en el cepillo de dientes decía ‘Presidenta de la Nación’, esas cosas que a mí me interesan mucho. Sé que lo que hubiese pasado es que me habrían matado diciendo por qué no le pregunté tal o cual cosa y la verdad es que no tenía ganas.

Agustín acaba de estrenar la cuarta temporada de “Rada House”. (Foto: Instagram/@soyrada)

—¿Qué famoso aún no pudiste entrevistar en tu programa y tenés muchas ganas de hacerlo?

Adrián Suar no quiso venir porque mi casa es lejos. Estaba grabando una película cuando lo invité y no pudo venir. Ahora ya está, el otro día lo vi y le dije que a la quinta temporada tiene que venir. Leo Messi también me gustaría entrevistar, pero no para hablar de fútbol porque no podría hablar ni del club al cual pasó porque no sé, tengo un nivel de fútbol cero. De hecho la Copa América la comenté de una manera absurda por Twitter porque no tenía idea de nada. A Susana Giménez y a León Gieco me gustaría también. En esta cuarta temporada vienen Karina ‘La Princesita’, Coscu, Paulina Cocina…

—¿Cuál es el límite del humor para vos?

—Para mí hay un montón de límites, pero creo que se puede hacer humor con todo, hasta lo más oscuro que se te ocurra. Lo que pasa que el límite te lo da el contexto. ¿Por qué digo esto? Todos en nuestro WhatsApp tenemos chistes que son irrepetibles, pero que nos dan risa. En un asado o conversación con amigas, se hacen chistes que no se pueden repetir en ningún lado, entonces el límite está en el contexto en el que uno lo vaya a decir. En mi teatro tengo un montón de chistes que si los hago en otro lugar sería pasarme de la línea. Creo que tenemos que entender a la comedia como tal y me parece espectacular que haya un montón de límites y que hoy no se haga chistes con ciertas cosas. Igual, insisto, la comedia no tiene límites. A lo que voy es que no se puede decir cualquier cosa, se tiene que entender donde y a quién estás haciendo el chiste. A ver, siempre hay chistes en los velorios y es un lugar donde no se puede hacer chistes, a eso voy. Pero si me preguntás si se puede hacer un chiste con la violencia de género te digo que no, ahí está el límite.

El cómico estrenó la cuarta temporada de “Rada House”. (Foto: Instagram/@soyrada)

—¿Cómo te tomás las críticas que te hacen?

—Hay una gran cantidad de buena onda en las redes y tengo un gran público. No me molesta el heater, pero sí me preocupa la crítica de alguien a quien yo se la pido y me dice que algo no le gusta. Si me lo dice más de una persona que me interesa digo ‘ok, lo voy a revisar’. Estar pendiente de las críticas y de los halagos es el mismo problema para mí. Ahora con el público de la tele si vienen las críticas está todo bien, me copa que pase, porque es un orgullo que me pongan como una cara nueva en la tele.

Agustín tiene más de un millón y medio de seguidores en Instagram. (Foto: Instagram/@soyrada)

—Tenés 37 años e hiciste de todo pero… ¿Qué te gustaría hacer antes de los 40?

—Hice una banda de cosas, a veces pienso eso de que soy muy afortunado porque me pasó de todo, tengo como muchas vidas. Con la vida de mago profesional recorrí gran parte del mundo y siento que fue hace mucho tiempo, trabajé de eso 20 años y viajé por todos lados. Me falta por hacer todo, no podría enumerar qué porque la vida me va sorprendiendo con cosas que ni me imaginaba, como que en este 2021 eltrece me convoque para conducir un programa. Por eso mi último espectáculo (disponible en Netflix) se llama Serendipias, que quiere decir ‘hechos afortunados que suceden cuando no los estás buscando’, y es eso, es lo que va pasando… son las serendipias de la vida, esta es una más.