Apple despide a una empleada que se quejó por sexismo en la empresa

Las acusaciones de sexismo y discriminación al interior de Apple vuelven a sonar con fuerza tras el despido de Ashley Gjøvik, una empleada senior en programas de ingeniería que denunció públicamente esos comportamientos abusivos en la empresa con sede central en Cupertino, California.Según informes de un reportero del sitio Gizmodo, Apple pidió una reunión a…

apple-despide-a-una-empleada-que-se-quejo-por-sexismo-en-la-empresa

Las acusaciones de sexismo y discriminación al interior de Apple vuelven a sonar con fuerza tras el despido de Ashley Gjøvik, una empleada senior en programas de ingeniería que denunció públicamente esos comportamientos abusivos en la empresa con sede central en Cupertino, California.

Según informes de un reportero del sitio Gizmodo, Apple pidió una reunión a Gjøvik, ella exigió que la conversación sea por correo electrónico para que quede un registro del intercambio, la compañía rechazó esa solicitud y la despidió horas más tarde.

Leé también

La ahora extrabajadora de Apple había dicho que experimentó un ambiente hostil e inseguro, y que en numerosas ocasiones elevó su reclamo a superiores en la empresa. A principios de agosto a Gjøvik se le otorgó una licencia remunerada por tiempo indefinido, tras el planteo de dichas preocupaciones. En la ocasión, le pidieron que haga sus comentarios con un tono menos autoritario. En un tuit, la especialista en ingeniería comentó que en la empresa le dijeron que “estaba bien” que un director la invitara a tomar algo, que le hablara sobre engañar a su esposa y sobre sus amantes.

Siguiendo a Engadget, a fines del mes pasado Gjøvik presentó una denuncia contra Apple ante la Junta Nacional de Relaciones Laborales de Estados Unidos (NLRB, por sus siglas en inglés), alegando 13 casos de represalias contra ella. En su presentación, señaló que experimentó acoso laboral y que sus responsabilidades de supervisión fueron reasignadas a sus colegas, mientras que a ella se le asignaron tareas indeseables.

“Amaba a Apple cuando era niña”

“Cuando comencé a plantear preocupaciones sobre la seguridad en el lugar de trabajo en marzo, y casi de inmediato enfrenté represalias e intimidación, comencé a prepararme para que sucediera algo exactamente como esto. Estoy decepcionada de que una empresa que amaba desde que era niña trate a sus empleados de esta manera”, dijo Gjøvik en declaraciones a The Verge.

El comentario de Apple

“Estamos y siempre hemos estado profundamente comprometidos con la creación y el mantenimiento de un lugar de trabajo positivo e inclusivo. Nos tomamos todas las preocupaciones en serio e investigamos a fondo cada vez que se plantea una inquietud y, de respeto por la privacidad de las personas involucradas, no discutimos asuntos específicos de los empleados”.

La movida #AppleToo

Tal como señalamos, la compañía estadounidense está bajo escrutinio luego de que empleados actuales y antiguos salgan al ruedo a denunciar prácticas de discriminación, acoso, sexismo y represalias en la empresa.

Reunidos con el hashtag #AppleToo, el grupo realizó un llamado público a los trabajadores que mantienen o mantuvieron en el pasado un vínculo con la firma para que cuenten sus experiencias que, dicen, la empresa se ha esforzado por mantener bajo secreto.

“La verdad es que para muchos trabajadores de Apple la cultura del secreto crea una fortaleza opaca e intimidante. Cuando presionamos por la rendición de cuentas y la reparación de las injusticias persistentes que presenciamos o experimentamos en nuestro lugar de trabajo, nos enfrentamos a un patrón de aislamiento y degradación”, dijeron al lanzar la convocatoria. “Hemos agotado todas las vías internas. Hemos hablado con nuestros líderes (…) Nada ha cambiado. Es hora de pensar diferente”, agregaron utilizando el emblemático eslogan que Apple.