En medio de una ola de asesinatos, Berni llegó a Rosario para realizar un operativo anti narco

Sergio Berni desembarcó en la ciudad de Rosario con más de 200 agentes de la Policía Bonaerense para encabezar un operativo anti narco, en medio de una preocupante y creciente seguidilla de crímenes que sacude a la ciudad. Lo hizo este jueves 9 de septiembre a las 2 de la madrugada junto al jefe de la…

en-medio-de-una-ola-de-asesinatos,-berni-llego-a-rosario-para-realizar-un-operativo-anti-narco

Sergio Berni desembarcó en la ciudad de Rosario con más de 200 agentes de la Policía Bonaerense para encabezar un operativo anti narco, en medio de una preocupante y creciente seguidilla de crímenes que sacude a la ciudad. Lo hizo este jueves 9 de septiembre a las 2 de la madrugada junto al jefe de la fuerza, Daniel Alberto García. 

El ministro de seguridad bonaerense, que mantiene un fuerte enfrentamiento con su par de Nación, Sabina Frederic, dirigió el procedimiento llamado “Viento Blanco” que terminó con la detención de cuatro presuntos narcos y el secuestro de 12 kilos de cocaína y 20 de marihuana, cuyo valor ronda los 25 millones de pesos.

Además de Berni y García viajaron el jefe de las Fuerzas Especiales, Walter Chiucaloni, y el sub Secretario de Inteligencia Criminal, Sebastián Ciatti, entre otros. 

Berni estuvo en Rosario junto a más de 200 policías. 

Los funcionarios y principales autoridades policiales arribaron en medio de una sangrienta ola de asesinatos. Es que entre el lunes 6 y el martes 7 fueron asesinadas seis personas de 23 y 46 años, en distintos hechos ocurridos en Rosario y también en el sur de Villa Gobernador Gálvez.  

La investigación, que está a cargo de la fiscal Verónica Marcantonio, se inició el 15 de mayo pasado y permitió desbaratar parte de esta organización criminal.

Los investigadores comenzaron a seguir una pista que indicaba que parte de la droga que se comercializaba en la ciudad de San Nicolás, en la provincia de Buenos Aires, provenía de Rosario.  

Con más de 5.400 horas de escuchas telefónicas, los pesquisas identificaron a los principales sospechosos y establecieron los roles que cumplían en el grupo criminal.  

Según las fuentes, los hermanos Julio César (34) y Gonzalo Villalba (26), oriundos de Rosario, con la ayuda de Juan Ramón Altamiranda (37), aparentemente, “traficaban la droga hacia la provincia de Buenos Aires” y luego, Claudia Patricia González (54), alias “La Santafesina”, y su hijo Leonel Rivero, se encargaban de comercializarla en San Nicolás y alrededores. 

Los doce kilos que fueron secuestrados en el operativo encabezado por Sergio Berni (Foto Ministerio de Seguridad). 

Altamiranda, González y los Villalba fueron detenidos durante los cinco allanamientos ordenados por el juez de Garantías de San Nicolás, Ramón Parodi, y que comenzaron cerca de las 2 de la madrugada y terminaron dos horas después. Rivero, en cambio, no pudo ser localizado.  

Los voceros destacaron que los panes de droga incautados tenía el sello del “Patrón del Norte”, como se conoce a Reinaldo Delfín Castedo, el capo narco que pasó más de diez años prófugo (está detenido en el penal de Ezeiza desde julio de 2016) y que lideraba una de las principales organizaciones narco del país. 

Además de los doce kilos de cocaína y los veinte de marihuana, los efectivos secuestraron varias armas de fuego (un revólver calibre 38, una pistola Bersa 40 y una escopeta 16, entre otras) y un chaleco antibalas con inscripción policial, entre otras cosas.  

La polémica de Berni con Frederic

La llegada de Sergio Berni a Rosario no parece casual. No es nuevo el enfrentamiento mediático que mantiene con Sabina Frederic, a cargo del Ministerio de Seguridad de la Nación, aunque en las últimas semanas hubo un nuevo round por la comparación con Suiza

Frederic relativizó el problema de la seguridad al decir que “Suiza es un país más tranquilo pero más aburrido” que Argentina. Rápido, Berni salió a cruzarla: “Durante la pandemia estuvo de fiesta, nosotros en vez de estar de fiesta estuvimos trabajando; con esa mirada intelectual que no tiene nada que ver con la realidad, los que vivimos en el Conurbano sentimos que está en otra frecuencia”.

CP