Plan Incluir: la provincia ya asiste a 450 clubes y proyecta llegar a 800 el próximo año

Es parte del programa que logró reconvertir al club “El Campito” de barrio Las Heras en Rosario, el lugar donde Messi tuvo sus primeros encuentros con la pelota   El Ministerio de Desarrollo Social, en el marco del Plan Incluir, avanza con su programa de asistencia a clubes de toda la provincia de Santa Fe. Ya…

plan-incluir:-la-provincia-ya-asiste-a-450-clubes-y-proyecta-llegar-a-800-el-proximo-ano

Es parte del programa que logró reconvertir al club “El Campito” de barrio Las Heras en Rosario, el lugar donde Messi tuvo sus primeros encuentros con la pelota  

El Ministerio de Desarrollo Social, en el marco del Plan Incluir, avanza con su programa de asistencia a clubes de toda la provincia de Santa Fe. Ya acompaña a 450 instituciones y pretende llegar a un total de 800 para principios del año 2022.

Es parte de un programa integral que, entre otros logros, permitió terminar con el basural a cielo abierto que había en el club “El Campito” de barrio las Heras de Rosario. Ni más ni menos que el lugar donde Lionel Messi dio sus primeros pasos como deportista en su ciudad natal.

En este marco, el ministro de Desarrollo Social, Danilo Capitani expresó que “a través de este programa nos acercamos al territorio para llevar adelante propuestas de integración e igualdad, construyendo puentes que favorezcan a la eliminación de la grieta social y fundamentalmente la desigualdad. Es un programa que llega a las instituciones intermedias y es una de las herramientas que tiene el Estado para llegar a cada una de las personas en el territorio, es decir que los recursos vuelvan a la gente”.

¿Cómo nace el proceso que hoy les permite ampliar la política de asistencia clubes de la provincia?

El Plan Incluir resume la visión de gobierno que tiene la provincia de Santa Fe, transformando un plan que existía pero solo llegaba a las cinco localidades más importantes. Lo que hizo el gobernador Omar Perotti es ampliar esta política a toda la provincia, llegando a municipios, comunas e instituciones intermedias para trabajar con niños, niñas y adolescentes ligados al deporte y a la cultura.

¿Cómo se determina la cantidad de dinero que se le asigna a cada institución?

El importe no es determinante, lo sustancial es el impacto social que tiene la obra en cuestión. Los clubes, como las bibliotecas, son lugares donde los jóvenes pueden integrarse socialmente. Lugares de encuentro donde se los atiende, se los acompaña y donde forjan relaciones sociales que les permiten incluirse socialmente.

Este programa se llama Incluir, pero apunta a la igualdad, a la equidad. Buscamos la construcción de puentes que nos acerquen y generen igualdad de oportunidades para nuestros chicos.

No son dádivas, es darle a los clubes lo que merecen en función de lo que aportan a la sociedad. El Estado solo devuelve algo del trabajo social que aportan a la comunidad. Estamos trabajando juntos para poner a la provincia de pie.

¿Cuál es el presente de los clubes y cómo los afectó la pandemia?

Un club cerrado y sin actividades es un problema para el Estado, porque deja a los chicos en la calle. Toda nuestra intención está puesta en ver a los clubes abiertos, con infraestructura y con chicos y chicas practicando deportes.

En diciembre de 2019 había 180 clubes que recibían asistencia del Estado. Hoy hay 450 y la idea es llegar a los 800 a principios de 2022.

¿Cómo se suman al Incluir?

Tienen que acercar su proyecto. Obras de infraestructura que les permita sumar más disciplinas y fundamentalmente definir el impacto social que tendrá la obra. Si el impacto es justificado se los aprueba y se les transfiere el dinero. Quiero aclarar que no importa el monto, sino el impacto social para el club y los habitantes de cada municipio y comuna de la provincia.

Me refiero a cuántos chicos van a practicar deportes, cuántos van a desarrollar una actividad social. Esto es lo sustancial del programa. Hay clubes que dan desayunos, almuerzo y meriendas en los barrios más populares.

El Club de Messi

“El Campito” es el club de barrio Las Heras, en la zona sur de la ciudad de Rosario, donde Lionel Messi empezó a jugar a la pelota.

El director provincial de Desarrollo Territorial, Camilo Scaglia, puso como ejemplo al club donde dio sus primeros pasos el astro de la selección Argentina de Fútbol. “El club de Messi era un basural a cielo abierto. Hoy, gracias a la intervención de la provincia de Santa Fe, practican deportes decenas de chicos cada día”.

Scaglia agregó que el Plan Incluir permite cerrar convenios con aquellas instituciones que trabajan en lo territorial, que están aportando lo suyo en medio de la pandemia para revertir esta situación social. “En Rosario hay más de 300 clubes de barrio que pusieron al día sus papeles, su situación administrativa, y están siendo acompañados por el Estado.

Son clubes que desde el primer momento llevaron adelante ollas populares y copas de leche para asistir a los más vulnerables en medio de la pandemia y el Estado los ordenó”, cerró.

Fuente: elciudadanoweb