Buscan elevar las multas para quienes derrochen agua potable en Rosario

Se presentó un proyecto que modificaría el Código de Faltas en relación al incumplimiento de la Ordenanza que regula la limpieza y cuidado de veredas en la ciudad La concejal Lorena Carbajal presentó un proyecto que modificaría el Código de Faltas en relación al incumplimiento de la Ordenanza que regula la limpieza y cuidado de…

buscan-elevar-las-multas-para-quienes-derrochen-agua-potable-en-rosario

Se presentó un proyecto que modificaría el Código de Faltas en relación al incumplimiento de la Ordenanza que regula la limpieza y cuidado de veredas en la ciudad

La concejal Lorena Carbajal presentó un proyecto que modificaría el Código de Faltas en relación al incumplimiento de la Ordenanza que regula la limpieza y cuidado de veredas en la ciudad, elevando el castigo económico. Teniendo en cuenta la situación de la bajante histórica del río Paraná, se busca así elevar las multas para quienes derrochen el agua potable en Rosario.

La Ordenanza N° 8687 establece que todo propietario, comerciante, frentista pueda lavar las veredas y aceras utilizando baldes o mangueras provistas de sistema de corte, interruptores o pulsadores, con el objetivo de racionalizar el uso del agua en la ciudad. Su incumplimiento indica una sanción económica determinada a través del Código de Faltas Municipal cuyo valor hoy oscila entre los 200 y 500 pesos.

“Consideramos que esos montos quedaron desactualizados, por lo que pedimos una modificación del artículo que sanciona esta contravención dentro del Código de Faltas Municipal, elevando esos valores de entre 25 a 200 UF”, explicó Carbajal y agregó que “estos valores toman de referencia el precio del litro de nafta súper de YPF y si tuviéramos que pagarla hoy, la multa oscilaría entre los 2.500 y 20.000 pesos.

Para el caso de las contravenciones en veredas de inmuebles sometidos a régimen de propiedad horizontal se considerará responsable al Consorcio de propietarios y al Administrador del Consorcio.

“Además le solicitamos al Ejecutivo Municipal que incluya un canal de denuncia ágil y sencillo para que cada vecino y vecina pueda informar sobre el mal uso del agua en su cuadra, o en su barrio” comentó la autora de esta iniciativa.

El agua es un bien que integra el patrimonio natural, sobre el cual existen derechos fundamentales de incidencia colectiva que deben ser respetados y garantizados. La Ley Provincial Nro. 13.740 indica que el agua debe ser protegida para garantizar la satisfacción de las necesidades humanas y sociales, y el Código Civil y Comercial de la Nación, determina la obligatoriedad del cumplimiento de las normas de seguridad y verificaciones impuestas por las reglamentaciones locales.

“Además consideramos que es fundamental trabajar para la concientización en el cuidado del ambiente y empezar a construir acciones que promuevan la regeneración del suelo y los recursos hídricos, con el objetivo de evitar situaciones que pongan en peligro la salud de los rosarinos y rosarinas, tanto como el funcionamiento del ecosistema”, agregó.