El verdadero secreto detrás de la receta de una buena cerveza lager

Tras casi un año y medio de cuarentena y con la paulatina vuelta a la “nueva normalidad”, las ganas de salir, encontrarse con amigos o compartir festejos, están más presentes que nunca. Las picadas antes de un partido de fútbol o el cierre de una jornada intensa de trabajo se disfrutan mucho más con una…

el-verdadero-secreto-detras-de-la-receta-de-una-buena-cerveza-lager

Tras casi un año y medio de cuarentena y con la paulatina vuelta a la “nueva normalidad”, las ganas de salir, encontrarse con amigos o compartir festejos, están más presentes que nunca. Las picadas antes de un partido de fútbol o el cierre de una jornada intensa de trabajo se disfrutan mucho más con una cerveza: la bebida ideal para acompañar cualquiera de estos momentos.

Tanto en Argentina como en el resto del mundo, a la hora de elegir, los consumidores más jóvenes prefieren las cervezas que se destacan por su suavidad, refrescancia y que son livianas, todos atributos que hacen que nadie pueda resistirse a una clásica cerveza lager.

“A nivel mundial, el consumo de lager suaves ya supera el billón de hectolitros”, asegura Fernando Sanz Nicuesa, Country Manager de Heineken para Cono Sur, y agrega: “Tal es la preferencia por estilos ligeros, que este segmento de consumidores, en Argentina, representa el 42% del mercado, reflejando un crecimiento similar a lo que sucede en otras partes del continente”.

Foto: Amstel

Alineados con los gustos de los consumidores, Amstel suma al mercado local una nueva propuesta de cerveza elaborada con pura malta, a partir de su receta original -la misma desde 1870-, que mantiene todos los atributos de su calidad europea.

Pero ¿qué significa que una cerveza está elaborada con pura malta? Que en su preparación solo se utiliza la malta de cebada, sin agregados como arroz o maíz, lo que asegura la excelencia de un producto que, además, resulta muy accesible para el bolsillo.

“Cerveza Amstel está presente en más de 116 países alrededor del mundo, y tras el éxito alcanzado en países vecinos como Brasil o Paraguay, decidimos lanzar la nueva Amstel en Argentina para ofrecer una opción distinta a los amantes de las cervezas suaves y refrescantes, sin que tengan que renunciar a la calidad”, explica Sanz.

Esta nueva propuesta sale al mercado local bajo el lema “Bienvenidos a la pura malta”, donde la marca acaba de presentar su última campaña en la cual refleja su internacionalidad de la mano de Nicky Jam como banda de sonido. Además, revela el secreto de sus atributos: pureza, sabor refrescante y pura malta, que la convierten en un producto único.

“Se trata de una cerveza liviana y sumamente refrescante. Es fácil de tomar, con una carbonatación suave, elegante espuma y color dorado”, Fernando Sanz Nicuesa, country manager de Heineken para Cono Sur

Foto: Amstel

Historia, presencia y amor por el fútbol

Desde 1870, Amstel continúa innovando, siempre en sintonía con las preferencias de sus consumidores. Hablamos de una de las diez cervezas más grandes del mundo y la segunda con mayor presencia internacional dentro del grupo Heineken, disponible en Argentina a través de la compañía CCU.

“Una marca abierta, optimista y segura de sí misma. Con más de 150 años de historia y una fuerte presencia global que alcanza una venta total de 14 millones de hectolitros al año”, Fernando Sanz Nicuesa

Sumado a esto, Amstel reafirma su compromiso acompañando el fútbol internacional desde 2017 mediante su acuerdo con CONMEBOL como Sponsor Oficial de Copa Libertadores y Copa Sudamericana.

De esta manera, la nueva Amstel nos invita a seguir celebrando cada momento. ¿Y vos, ya decidiste qué momento vas a festejar con una cerveza bien helada y espumosa?

________________________________________________________

Content LAB es la unidad de generación de ideas y contenidos de LA NACION para las marcas con distribución en sus plataformas digitales y redes sociales. Este contenido fue producido para un anunciante y publicado por el Content LAB. La redacción de LA NACION no estuvo involucrada en la generación de este contenido.

LA NACION