A 35 años del gol de Maradona a Inglaterra: qué se habló la noche previa y dónde está la camiseta del 10

Lo contó el Tata Brown en el documental “La historia detrás de la Copa”, dirigido por Christian Rémoli. Era la previa al 2-1 inmortal contra Inglaterra, esos cuartos de final en el Azteca, en la Ciudad de México: “La verdad nosotros nunca lo metimos dentro del partido a eso, pero sí individualmente todos queríamos jugar porque…

a-35-anos-del-gol-de-maradona-a-inglaterra:-que-se-hablo-la-noche-previa-y-donde-esta-la-camiseta-del-10

Lo contó el Tata Brown en el documental “La historia detrás de la Copa”, dirigido por Christian Rémoli. Era la previa al 2-1 inmortal contra Inglaterra, esos cuartos de final en el Azteca, en la Ciudad de México: “La verdad nosotros nunca lo metimos dentro del partido a eso, pero sí individualmente todos queríamos jugar porque todos sabíamos lo que había pasado años atrás y que nosotros como que ‘nos teníamos que vengar’, ¿me entendés? porque era así… Yo siempre digo lo mismo: hay que estar en ese momento con la gente de Inglaterra a la derecha, en el medio los árbitros y a la izquierda el grupo argentino y Diego que iba caminando y te decía: ‘Vamos eh, vamos que estos hijos de…, dale eh, dale que estos capaz nos mataron a un vecino, nos mataron a un familiar estos hijos de…'”.

Y sigue diciendo el inolvidable Tata: “Claro, entonces vos lo tenés a un Diego que estaba transformado, como estábamos todos transformados, porque era la verdad. Lo que pasa que Diego era más expresivo. Entonces después, vos llegás a mitad de cancha y te ponen el himno. Y a mí por ejemplo, en esos momentos me ponen el himno y me pongo el cuchillo entre los dientes y salgo a correr porque era como lo pensábamos todos. Por eso fue un partido como el que fue. Por eso se festejó tanto y todo. Después nosotros, jamás una declaración, jamás nada de nada. Pero interiormente sí, por ejemplo, gente de este pueblo (N. de la R: General Paz, Ranchos, donde vivía Brown) no volvió más de las Malvinas, gente de Chascomús no volvió más de las Malvinas, de General Belgrano, de Villanueva, te digo todos pequeñas localidades de la zona. Muchachos que jugábamos al fútbol y que iban… No volvieron más. Los mataron y yo no sé cómo fue todo pero yo lo que quería era ver de qué manera me podía vengar: ganándole un partido. Dejé la vida. Y todos pensábamos lo mismo. Todos queríamos, nosotros queríamos vengarnos de esa manera. Se movió la pelota y te corto la cabeza, te mato… Jamás tampoco, jamás hablamos de que al problema de Malvinas nosotros lo íbamos a llevar a la cancha porque te estaría mintiendo. Eso jamás lo hicimos, pero de un mediodía a otro mediodía nos transformamos todos”.

35 años después, el Tata descansa en el mismo cielo que Diego.


Julio Olarticoechea, José Luis Brown y Nery Pumpido, héroes en el 2-1 ante Inglaterra en México 86.

La camiseta con el 10 del Diez la estaban preparando. Las habían comprado de apuro y las bordaban unas hacendosas mexicanas de cuya historia poco se sabe.

Diego Maradona aparece rodeado de ingleses. Pero esta vez no los gambetea rumbo al arco ajeno, deja que lo miren, que de él hablen al pasar, que se sigan quejando del gol con la mano, que lo sigan admirando a pesar de todo. En realidad, esta vez Diego no puede hacer nada: está ahí en la foto poniendo su mano -pícara o tramposa, según quién la mire- para superar a Peter Shilton y a toda Inglaterra, en pleno Mundial de México 1986. La escena sucede en el Museo Nacional del fútbol, en Manchester.

Cerca de esa escena también habita una reliquia: la camiseta de la Selección Argentina, con el número 10 y un autógrafo famoso: el de Maradona. Lo cuenta el dueño del local del merchandising. “Esa remera no se vende, pero sirve para que la gente se acerque y se saque fotos”. Está valuada en dos millones de dólares. De repente, 35 años después de sus mejores trucos, el mago sigue trabajando. También en Inglaterra.

No hay imágenes de su recorrido extraordinario en el segundo tanto. Pero el llamado “Gol de todos los tiempos” también está presente. Se puede escuchar el relato de Víctor Hugo Morales, en aquella tarde mexicana. Entonces, también sucede otro instante mágico: el Barrilete Cósmico levanta vuelo en pleno museo


La camiseta que usó Diego ante Inglaterra, un pedazo grande de la historia del fútbol argentino.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA