Claves para invertir el aguinaldo en el mercado de capitales

Por Maximiliano Bagilet Asesor de TSA Bursátil Para comenzar, debemos diferenciar que, para algunos, el aguinaldo significa un excedente y, para otros, una posibilidad de optimizar sus finanzas. A través del mercado de capitales se acceden a distintas herramientas que se adaptan a cada inversor. Por eso, considero que el aguinaldo puede ser una oportunidad…

claves-para-invertir-el-aguinaldo-en-el-mercado-de-capitales

Por Maximiliano Bagilet


Asesor de TSA Bursátil

Para comenzar, debemos diferenciar que, para algunos, el aguinaldo significa un excedente y, para otros, una posibilidad de optimizar sus finanzas. A través del mercado de capitales se acceden a distintas herramientas que se adaptan a cada inversor. Por eso, considero que el aguinaldo puede ser una oportunidad para alcanzar metas, desde generar un rédito hasta animarse a iniciar nuevos proyectos.

Lo más importante es conocer el perfil de cada cliente. En base a eso, diseñamos distintas carteras u ofrecemos herramientas según los requerimientos. Para inversores con perfil conservador, la caución bursátil es una buena opción porque permite colocar los fondos en el mercado a una tasa fija, con riesgo casi nulo. Su funcionamiento es similar al de un plazo fijo, pero permite realizar colocaciones con un mínimo de 1 día. Las tasas de las cauciones rondan entre 32% y 35% anual. A diferencia de otros productos tradicionales bancarios, rinde bastante más que un plazo fijo o un Fondo Común de Inversión, con menor riesgo.

Para aquellos inversores que quieren dolarizar sus ahorros, el dólar bolsa o dólar MEP es una excelente herramienta para acceder al dólar sin límite de monto. Sólo se debe cumplir con un “parking” de 24 hs. y se acreditan los dólares en sus cuentas bancarias, a un tipo de cambio que hoy está aproximadamente en $ 160.

En el caso de los inversores con perfil moderado, quienes suelen buscar mantener un equilibrio entre rentabilidad y riesgo, podríamos considerar las Letras del Tesoro, obligaciones negociables dollar-linked, obligaciones negociables hard dollar y fideicomisos financieros.

El abanico de productos es variado. Se puede conseguir desde bonos que se ajustan a la inflación hasta letras de corto plazo, con una rentabilidad en torno al 40% anual. Para este tipo de perfiles, consideramos que el plazo recomendable es entre 90 y 360 días.

Para quienes prefieren acceder a plazos más largos, pueden invertir en deuda privada de empresas con alto rating crediticio y con tasas anuales en dólares en torno al 8%. Este tipo de productos, las obligaciones negociables, cuentan con la ventaja de que se pueden acceder en pesos, pero los vencimientos son pagados en dólares. Por lo tanto, es una buena forma de dolarizar los ahorros y ganar tasa.

Por último, para los inversores con un perfil más arriesgado que consideran plazos superiores a un año, los cedears hoy son la herramienta estrella. Una forma de acceder a las acciones que cotizan en EE.UU., pero desde el mercado local. Se pueden comprar Cedears de empresas como Apple, Amazon o Facebook con solo tener una cuenta comitente en Argentina. Así, el inversor obtiene los mismos derechos que un accionista (como el cobro de dividendos) e invierte en un mercado con menor riesgo que el local.