Kamados y Real Estate, la interesante apuesta de un grupo de emprendedores rosarinos

Un grupo de emprendedores rosarinos apostó por el kamado como producto y busca instalarse en el mercado del Real Estate. Se trata de Sebastián Abramovich, Nicolás Casiello y Luciano Crotti, tres socios nucleados bajo la firma El Rey del Kamado, en representación de la marca b10, una de las líderes en el rubro. El kamado…

kamados-y-real-estate,-la-interesante-apuesta-de-un-grupo-de-emprendedores-rosarinos

Un grupo de emprendedores rosarinos apostó por el kamado como producto y busca instalarse en el mercado del Real Estate. Se trata de Sebastián Abramovich, Nicolás Casiello y Luciano Crotti, tres socios nucleados bajo la firma El Rey del Kamado, en representación de la marca b10, una de las líderes en el rubro.

El kamado es un estilo de horno a leña o carbón fabricado en base a una aleación de barro. “La aleación es un componente secreto del fabricante de cada marca”, aclaró a ON24 Sebastián Abramovich. Sus tres funciones principales son cocinar como si se tratase de una parrilla convencional, efectuar cocciones largas a baja temperatura y ahumar. “Esto último es uno de los mayores atractivos del dispositivo. La gente puede saborizar las carnes tirando laurel, romero, albahaca o cualquier ingrediente directamente sobre las brasas”, explicó Abramovich.

La marca b10 es originaria de Argentina y lleva veinte años en el mercado. Actualmente cuenta con plantas de producción también en Chile, Estados Unidos y Alemania. “Es un producto que está de moda desde hace unos años y está diseminándose en el mundo entero. No solo sirve para carnes, sino que pueden hacerse tortas y panificación. Es como un típico horno de barro, pero muchísimo más versátil, con ruedas para trasladarse y que tranquilamente puede estar en un balcón”, describió.

Este último es uno de los puntos más atractivos del sistema junto a su escasa exhalación de humo. Según el empresario, utilizándolo cerrado, no supera la emisión de un cigarrillo o un habano. A raíz de esto, El Rey del Kamado apuesta por el Real Estate como su principal nicho de venta. “Queremos suplantar a los sistemas de parrilleros que a veces se instalan en los balcones. Este producto tiene un costo hasta cinco veces inferior, es más seguro y eficiente, produce menos olor y humo, y permite al dueño de cada departamento reubicarlo donde quiera”, detalló el socio.

El costo de adquirir uno de estos dispositivos varía de 100 mil pesos para los de menor tamaño (Nano), hasta los 250 mil pesos para los de mayor capacidad (Imperial). Según Abramovich, con menos de un año en el mercado, han tenido una buena recepción del público. “Somos los únicos en Rosario comercializando este tipo de productos. Cada persona que compra uno termina incentivando a otras a hacerlo”, comentó.

Actualmente, la comercialización se lleva a cabo a través de la página web oficial de b10, mientras que El Rey del Kamado trabaja desde Instagram y se encarga de mostrar los productos, entregarlos y realizar las primeras demostraciones de sus funcionalidades.