A 35 años de México 86: Cayetano Ré, el entrenador paraguayo que pasó a la historia por un récord inédito

Existen muchas maneras de analizar la historia. Siempre se puede ver el vaso medio lleno o medio vacío. Y esa ambivalencia quedará marcada para siempre en la historia del entrenador paraguayo Cayetano Ré en su participación en el Mundial de México 86. El DT nacido en Asunción comandó al equipo albirrojo por primera vez a…

a-35-anos-de-mexico-86:-cayetano-re,-el-entrenador-paraguayo-que-paso-a-la-historia-por-un-record-inedito

Existen muchas maneras de analizar la historia. Siempre se puede ver el vaso medio lleno o medio vacío. Y esa ambivalencia quedará marcada para siempre en la historia del entrenador paraguayo Cayetano Ré en su participación en el Mundial de México 86. El DT nacido en Asunción comandó al equipo albirrojo por primera vez a la segunda fase de una Copa del Mundo, pero en el marco individual pasó a la historia por ser el primer director técnico de la historia en ser expulsado de un partido en la máxima competencia de selecciones.

Cayetano Ré Ramírez nació el 7 de febrero de 1938. Estudió en el Colegio Monseñor Lasagna y a pesar de su baja estatura se destacó en los equipos infantiles. A los 17 años lo fichó Cerro Porteño y la prensa local lo describió como un delantero “bajito, piernicorto y con cara de monaguillo travieso”. Brilló en sus primeros años y recibió el llamado a la selección de Paraguay en 1957, cuando tenía apenas 19 años. Marcó 7 goles en 16 partidos y se ganó la convocatoria para el Mundial de Suecia 58. Curiosamente, también un 11 de junio anotó en el triunfo por 3-2 sobre Escocia.

Aquella fue la última participación de Paraguay en la Copa del Mundo hasta 1986. Pero la historia del equipo nacional guaraní y la de Cayetano Ré caminaron por sendas paralelas. El delantero chiquito y escurridizo despertó el interés del Elche y así comenzó su aventura en España. Estuvo tres temporadas en un equipo que causó sensación por el tridente paraguayo: Cayetano Ré, Juan Carlos Lezcano y Ángel Romero. El Barcelona se lo llevó por 1.5 millones de pesetas.


Ré, cuando era jugador del Barcelona.

Con la camiseta que hoy viste Lionel Messi, Cayetano Ré tuvo sus mejores años en la Liga de España. Y hasta fue Pichichi en la temporada 1964/1965 (25 goles en 30 partidos). Medía 1.63, pero era astuto, habilidoso y muy agresivo. Se ganó a los hinchas culés con una voluntad de hierro y con los títulos de la Copa del Rey de 1963 y la Copa de Ferias de 1966. Nunca se fue de Barcelona y jugó en los equipos catalanes del Espanyol, Terrassa y Badalona antes de colgar las botas y empezar una prolífica carrera como entrenador.

En la nota necrológica de Cayetano Ré (26 de noviembre de 2013, Elche) del diario El País de España destacan que el paraguayo fue “un entrenador muy temperamental”. O dicho en criollo, era calentón el petiso. Pasó por el Eldense, Almería, Ontinyent y el Córdoba antes de regresar a su país natal. Agarró al Guaraní y se consagró campeón en 1984. Tras un breve periodo en Cerro Porteño asumió al frente de la selección paraguaya.

Paraguay no jugaba un Mundial desde 1958 cuando Cayetano Ré participó como futbolista y ahora estaba de regreso para clasificar al equipo nacional nuevamente a la Copa del Mundo. En el grupo de tres equipos de la Eliminatoria quedó detrás de Brasil y delante de Bolivia, lo que le permitió jugar el Repechaje. Primero superó a Colombia y después a Chile para meterse en el Mundial de México.


Cayetano Ré entre Romerito y Ramón Angel Hicks.

Llevó un equipo modesto, pero muy aguerrido. Con figuras como el Gato Roberto Fernández en el arco (le tapó un penal vital a Hugo Sánchez en el 1-1 ante México en el Azteca), Rogelio Delgado, Julio César Romero (Romerito, que marcó el 1-0 en el debut ante Irak y la igualdad ante los locales) y Roberto Cabañas.

En el último partido del Grupo B, el 11 de junio ante Bélgica, Cayetano Ré pasó a la historia. Después del 2-2 que marcó Cabañas, el árbitro búlgaro Bogdan Dotchev se acercó a la línea de cal y tras un breve diálogo con el cuarto árbitro le indicó al entrenador paraguayo que se retirara del campo de juego del Estadio Nemesio Díez Riega, de Toluca. El DT le había discutido cada fallo al juez del partido y colmó la paciencia de todos los encargados de impartir justicia. Pero tras el segundo gol de Cabañas se le escapó algo más que un reproche.

Frente a unos 16 mil espectadores, Cayetano Ré se levantó del banco de suplentes enardecido, con su chombita roja y sus pantalones deportivos. En la mano derecha agitaba una toalla marrón y tras su prolijo bigote se desprendían los más injuriantes insultos. Se fue -caliente- a la boca del túnel, todavía con el gesto adusto en su rostro y su pequeño cuerpo rígido, como preparando un golpe. Era la primera vez que un entrenador era expulsado en un partido de una Copa del Mundo.


Cayetano Ré, el entrenador de la selección de Paraguay en México 86.

De todas formas, el empate le permitió a Paraguay clasificarse por primera vez a los octavos de final de un Mundial. Allí lo esperaba la Inglaterra de Gary Lineker que lo despachó con un 3-0 para ganarse el derecho de jugar ante Argentina. La historia de Cayetano Ré se quedó en México para dirigir al Necaxa. Después estuvo en el Betis, Deportes Temuco (Chile), Deportivo Sipesa (Perú); volvió a Guaraní, recaló en Ceuta (España) y cerró su carrera en Cerro Porteño, en el año 2000.

A los 73 años le diagnosticaron Alzheimer y los últimos suspiros de Cayetano Ré se dispersaron en un geriátrico de Alicante, donde todavía recibía la visita de Lezcano, aquel socio del tridente paraguayo del Elche. Murió dos años más tarde y la historia dirá que con él se fue el inédito récord de haber sido el primer entrenador de la historia en ser expulsado de una Copa del Mundo. Su figura -sin embargo- significará mucho más para el fútbol paraguayo y para el catalán, que guardarán para siempre el recuerdo de aquel delantero picante y del entrenador capaz. Pero también una duda: cómo en ese pequeño cuerpo cabía tanto fuego.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA