La receta de Larreta para reactivar el microcentro porteño

Los microcentros están en la mira de la mayoría de los gobiernos de grandes ciudades. Los fenómenos de corrimiento de poblaciones hacia las afueras de la ciudad, los cambios en los modos de consumo, la descentralización permanente, y la inseguridad que golpea, confluyen en un mix letal que golpea al centro, tal como pasa en…

la-receta-de-larreta-para-reactivar-el-microcentro-porteno

Los microcentros están en la mira de la mayoría de los gobiernos de grandes ciudades. Los fenómenos de corrimiento de poblaciones hacia las afueras de la ciudad, los cambios en los modos de consumo, la descentralización permanente, y la inseguridad que golpea, confluyen en un mix letal que golpea al centro, tal como pasa en Rosario.

En el marco de una serie de medidas que promueven la recuperación del casco histórico porteño, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires lanzó esta semana un Régimen de Promoción de Residencias estudiantiles para el área central porteña. Ofrecen incentivos fiscales y beneficios para fomentar el crecimiento del sector: las empresas participantes podrán recuperar entre el 30% y el 60% de la inversión realizada mediante un crédito fiscal computable contra el pago del impuesto porteño sobre los Ingresos Brutos.

La iniciativa busca fomentar la construcción de nuevas residencias universitarias y la remodelación de las existentes para aumentar la oferta de camas disponibles. Las actividades promovidas por la ley incluyen el alquiler de las habitaciones a estudiantes y actividades complementarias, como espacios de coworking, servicios gastronómicos y otros relacionados.

“Junto a Madrid y Barcelona, Buenos Aires está entre las mejores ciudades iberoamericanas para estudiar. Esta medida es un paso para recuperar la llegada de estudiantes internacionales y de todo el país, que hacen al dinamismo de la Ciudad. Además, es parte del plan para poner en valor el Casco Histórico, una de las zonas más visitadas por los turistas nacionales e internacionales”, expresó Horacio Rodríguez Larreta en el lanzamiento del programa de incentivos del que participaron autoridades, desarrolladores, universidades y referentes del sector inmobiliario.

La revitalización del Casco Histórico para atraer visitantes cuenta con otras iniciativas, como el proyecto de renovación del Museo de la Ciudad, y es parte de un plan de reconversión del micro-macrocentro actualmente en elaboración.

Similitudes locales

Los jóvenes son garantía y motor de un movimiento que el centro necesita para volver a dinamizarse, entiende el gobierno porteño. Esta idea coincide en parte con la mirada de la gestión Rosarina. Hace algunos meses la titular de la Secretaría de Planeamiento rosarina anticipó, en diálogo con On24, sus planes para promover una reactivación del centro rosarino a partir de las actividades vinculadas a las necesidades habitacionales y de servicios de la juventud.

“Queremos dar vitalidad al área peatonal las 24 horas y esto se logra levantando edificios de viviendas y oficinas, con locales en sus plantas con 4 metros de altura para el funcionamiento de gimnasios, bares y locales comerciales”, explicó la arquitecta González Cid, secretaria del área municipal asegurando que hay muchos lotes aptos para este tipo de edificaciones. Las compensaciones, en todos los casos, no tendrían como único destino la obra pública del lugar, siendo beneficiadas otras áreas para asegurar la equidad de las inversiones públicas.

Buenos Aires, una Ciudad Universitaria

Buenos Aires recibe cada año, unos 92 mil estudiantes extranjeros y 86 mil estudiantes de otras localidades de la Argentina. Según un estudio que anualmente realizan la Universidad de Buenos Aires y el Gobierno porteño, los estudiantes internacionales dejaron $26.401,4 millones en 2019, el 1,06% del Producto Bruto Geográfico de la Ciudad, en concepto de gastos en aranceles universitarios, alojamiento, consumo durante su estadía y visitas de familiares y amigos.

Sin embargo, la oferta de residencias estudiantiles es escasa: existen sólo 1.100 camas de este tipo distribuidas en 38 residencias. En este contexto, la gran mayoría de los estudiantes deben recurrir a otras alternativas que suelen ser más costosas y presentan mayores barreras de entrada, como la exigencia de contar con una garantía. El objetivo de este régimen es incrementar, renovar y hacer más accesibles las opciones de alojamiento para quienes eligen a Buenos Aires como el destino donde cursar sus estudios.

El gobierno porteño quiere que en el micro centro se refaccionen y construyan nuevas residencias universitarias, medida primaria para el incentivo de planes de estudios que atraigan a estudiantes de todo el país e internacionales. Los beneficios impulsan el recupero de hasta un 60% de la inversión realizada.