Quimsa venció a San Lorenzo y el campeón de la Liga Nacional se definirá en el quinto partido

Quimsa de Santiago del Estero, primero en la fase regular, venció en la tarde noche de este jueves por 90 a 83 al cuádruple campeón defensor del título, San Lorenzo, en la burbuja sanitaria del Templo del Rock, estadio de Obras Basket, para igualar 2-2 la final de la Liga Nacional de Básquet, que se…

quimsa-vencio-a-san-lorenzo-y-el-campeon-de-la-liga-nacional-se-definira-en-el-quinto-partido

Quimsa de Santiago del Estero, primero en la fase regular, venció en la tarde noche de este jueves por 90 a 83 al cuádruple campeón defensor del título, San Lorenzo, en la burbuja sanitaria del Templo del Rock, estadio de Obras Basket, para igualar 2-2 la final de la Liga Nacional de Básquet, que se resolverá con el desempate del próximo sábado desde las 11 en el mismo escenario porteño.

Los santiagueños ganaron tres de los cuatro cuartos del partido, imponiéndose por 18-16 en el primero, 33-25 en el segundo y 17-15 en el último, mientras que los de Boedo se llevaron el tercero por 27-22.

El devenir del marcador marca bien a las claras lo que fue el desarrollo del encuentro, ya que en el primer tiempo fue Quimsa el que impuso condiciones, mientras que en el segundo el Ciclón se acercó hasta a un punto, aunque nunca le alcanzó a pasar al frente en el tanteador.

Las notables performances de dos de sus extranjeros, el estadounidense Brandon Robinson, goleador del partido con 32 puntos, y el cubano Ismael Romero Fernández, que convirtió 18 para redondear 50 de 90 entre ambos, fueron las claves en las que se apoyó la victoria santiagueña.

Un triunfo muy celebrado dentro del rectángulo de juego, con arengas a los cuatro vientos incluidas, de cara a una final que se disputará con un interregno de solamente 40 horas en la que los santiagueños que dirige Sebastián González, elegido entrenador del año el mes pasado, buscarán destronar a San Lorenzo después de cuatro temporadas.

Por el lado de San Lorenzo, conducido por un Silvio Santander que se retiró muy enojado de la cancha tras un cruce verbal con el mencionado Romero Fernández, su goleador fue el base José Vildoza con 19 tantos.

Quimsa estaba contra las cuerdas, había jugado un muy mal cuarto partido (el martes cayó sin atenuantes 89 a 66 y casi no compitió) pero se recuperó con creces y forzó el quinto y definitivo partido.

Históricamente, las finales de la Liga Nacional fueron al mejor de siete partidos pero en esta ocasión, por las obvias razones pandémicas, las series se achicaron y mientras en playoffs se jugó al mejor de tres partidos, la final se organizó el mejor de cinco encuentros. San Lorenzo hubiese sido campeón si ganaba. Ahora, todo se decidirá el sábado desde las 11 de la mañana en el mismo escenario.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA