Una clásica mueblería hoy marca tendencia e inaugura su Showroom de decoración y diseño

La Tranquera es una mueblería que nació en el 2003 como una clásica mueblería familiar en la que se vendían muebles de pino. El 2020 potenció su cambio de imagen e impulsó la adaptación de su modelo de negocios. Pasaron de clásicos locales donde los muebles se perdían en pasillos estrechos, a una vidriera virtual…

una-clasica-muebleria-hoy-marca-tendencia-e-inaugura-su-showroom-de-decoracion-y-diseno

La Tranquera es una mueblería que nació en el 2003 como una clásica mueblería familiar en la que se vendían muebles de pino. El 2020 potenció su cambio de imagen e impulsó la adaptación de su modelo de negocios. Pasaron de clásicos locales donde los muebles se perdían en pasillos estrechos, a una vidriera virtual que le abrió puertas en distintos puntos del país. Ahora también van por un showroom de decoración y tendencias.

Detrás de la mueblería está la familia Tiscornia. La Tranquera nació como una empresa familiar, de la que hoy participan activamente sus tres hijos, ya crecidos: Paula, Luján y Martín ocupan posiciones claves y fueron clave en la reformulación de la marca rosarina que sigue creciendo.

La pandemia pudo haber sido una traba, pero se convirtió en un motor de cambio. “Ya veníamos trabajando en la venta online antes de la pandemia, pero durante el 2020 se potenció muchísimo, creció y decidimos dedicarle recursos solo a este tipo de venta”, cuenta Martín sobre la decisión de reorganizar a su personal, luego del cierre de tres sucursales en las que se mantuvieron los puestos de trabajo, para la creación de un departamento de ventas online.

A la par, hubo una fuerte apuesta a otra vidriera: sus redes sociales. El Instagram de Muebles La Tranquera cuenta con más de 70 mil seguidores fieles. “Trabajamos mucho en redes sociales, el crecimiento en redes se notó muchísimo, trabajamos mucho ahí, con dos chicos que son muy buenos, que están siempre proponiendo cosas nuevas”, explica y remarca otra acción comercial clave: generar alianzas comerciales con personas que se dedican al reciclaje e intervención de muebles. “Fue una decisión estratégica dentro del plan de negocios que armamos, marcas con las que generamos alianzas para potenciar nuestro objetivo”, destaca y enumera alguna de las personas o negocios con quienes lograron acciones más que positivas: la restauradora de muebles Tina Aranguren y la marca de diseño de interiores Luzzi Disegno.

“Logramos darle una vuelta. Era una mueblería clásica, con una vidriera en la que no se lucía mucho, la típica mueblería donde hay pasillos con un mueble arriba de otro. Rediseñanos la marca y la propuesta que queríamos ofrecer, sobre todo entregando una experiencia de compra desde el vamos. La iluminación, la presentación del producto, mucho verde, sectores para cada tipo de muebles, la línea infantil que desarrollamos se lució mucho”, explica cómo fue el cambio, que les permitió distribuir sus productos a localidades del gran Rosario al principio y hoy ya a todo el país.

 La Tranquera Chic

Hace pocos días inauguraron un espacio exclusivo para una nueva línea de muebles en la que incursionan. La Tranquera Chic es el showroom de la mueblería que funciona en la misma cuadra de la casa central: San Juan al 3700.

“Es un nuevo concepto que está orientado a muebles intervenidos, piezas exclusivas, más de diseño, con un espacio de decoración y de productos de organización. Apuntamos ahí a otro público objetivo, un segmento más arriba y que está atento a tendencias”, cuenta el hermano mayor de la familia Tiscornia.