El plazo fijo UVA es el producto en pesos que más creció

Por C.P.N. Leonardo H. Piazza, Director LP Consulting Los depósitos a plazo fijo en pesos UVA crecieron 83,6% en el primer trimestre del año 2021, llegando así a generar un stock de $118.430 millones a fines de marzo, según datos del Banco Central. Un Plazo Fijo UVA (Unidad de Valor Adquisitivo) es una inversión que ajusta el capital constituido a la variación del CER…

el-plazo-fijo-uva-es-el-producto-en-pesos-que-mas-crecio

Por C.P.N. Leonardo H. Piazza, Director LP Consulting

Los depósitos a plazo fijo en pesos UVA crecieron 83,6% en el primer trimestre del año 2021, llegando así a generar un stock de $118.430 millones a fines de marzo, según datos del Banco Central.

Un Plazo Fijo UVA (Unidad de Valor Adquisitivo) es una inversión que ajusta el capital constituido a la variación del CER (Coeficiente de Estabilización de Referencia). … Al vencimiento, el monto de UVA se convierte en pesos al valor del UVA correspondiente para dicha fecha.

Según los datos publicados por el BCRA los saldos de los depósitos del sector público y privado acumularon $6.981.060 millones al 31 de marzo, alcanzado un incremento del 67,2% en forma interanual.

La participación de este producto en el total de los depósitos bancarios es del 1,7 % al mes de marzo.  En los meses de febrero y marzo 2021 este tipo de inversión tuvo un alza de 25% y 24% respectivamente, totalizando un incremento del  83% en lo que va del año.

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) que mide el INDEC acumula un alza de 7,6% en el año, con 4% en enero y 3,6% en febrero, y según Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) publicado por el BCRA estiman un 3.9% para el mes de marzo. La inflación acumulada del primer trimestre llegara aproximadamente a un 12 %.

En un escenario de dólar blue tranquilo y estable y ante un panorama de proceso inflacionario que no se detiene, agregado a los distintos cepos cambiarios, claramente los inversores vuelcan sus ahorros a estos instrumentos con cobertura porque las tasas del plazo fijo UVA varían según la inflación más un extra del 1% nominal anual, mientras que los plazos fijo tradicionales ofrecen una tasa nominal anual (TNA) fija de 37%.

Para dar  un ejemplo: si una persona hubiera depositado $100.000 en un plazo fijo tradicional a 90 días el 1 de diciembre del año pasado hubiera ganado $ 9.250 de interés al vencimiento, mientras que si hubiera hecho en un “UVA +1%” el rendimiento hubiera sido de $ 11.283.

El producto técnicamente opera para las personas físicas con la posibilidad de precancelarlo a partir de los 30 días, aunque el tiempo mínimo es de 90, con un monto inicial de $ 1.500 como depósito mínimo.

Se observa, que los ahorristas con este producto no buscan la renta que pudiesen obtener como cualquier inversión, sino que tratan de protegerse de la inflación y de esta manera mantener el poder adquisitivo de sus pesos.

Generalmente en este producto operan pequeños inversores y muchas personas físicas, que son los que no tienen acceso a otro tipo de inversiones más sofisticadas o que necesitan de una mayor y mejor estructura en la administración de sus finanzas.

Podríamos decir que este crecimiento en los depósitos bancarios en pesos crece de buena manera y alejan cualquier pronóstico de corrida bancaria, no obstante, y ante las expectativas inflacionarias tener un impacto importante en la adhesión de inversiones en instrumentos ajustado por CER o UVA hacen pensar en la gran incertidumbre en la economía que viene.