Boleta Única: un sistema transparente que atenta contra los proyectos políticos

El sistema de elección de Santa Fe terminó con el robo de boletas pero implosiona a los partidos políticos y los deja sin posibilidad de presentar proyectos conjuntos. Gana la farándula y las caras conocidas El sistema de Boleta Única de Papel que se implementó para elegir autoridades en la provincia de Santa Fe terminó…

boleta-unica:-un-sistema-transparente-que-atenta-contra-los-proyectos-politicos

El sistema de elección de Santa Fe terminó con el robo de boletas pero implosiona a los partidos políticos y los deja sin posibilidad de presentar proyectos conjuntos. Gana la farándula y las caras conocidas

El sistema de Boleta Única de Papel que se implementó para elegir autoridades en la provincia de Santa Fe terminó de manera exitosa con el robo de boletas y bajó los costos que debe afrontar el Estado para garantizar el sistema democrático, pero  hizo implosionar a los partidos políticos.

El sistema electoral que se puso en práctica en el año 2011 en Santa Fe y que terminó con la tradicional lista sábana y las colectoras, dejó sin posibilidad de presentar proyectos conjuntos. Dejando un claro ganador, los personajes de la farándula y las caras conocidas. La foto de quien encabeza la lista se volvió más importante que las plataformas electorales o los proyectos colectivos.

En los últimos años en Rosario se agudizaron algunos problemas como la inseguridad, consumo de drogas,  desigualdad, violencia y narcotráfico. La solución a los problemas, algunos más recientes y otros que vienen de larga data, llegará solo con más y mejor política, algo que no pareciera asomar con candidaturas de ex futbolistas, modelos, cocineros y periodistas al borde del retiro. El fenómeno ya excede al PRO y recala en el resto de los partidos que, ante la falta de renovación, buscan votos con caras conocidas. 

Lejos de estadistas, técnicos, militantes o analistas. La política moderna hace pie en el discurso vacío. Sin contenido, frases cortas, repetitivas y si es con una cara bonita y un buen slogan salido del focus group mucho mejor.

Rosario y Santa fe son ejemplo de esto. Comenzó el PRO con Miguel del Sel y Ana Laura Martínez. El humorista estuvo dos veces a un paso de la gobernación. Entre la primera y la segunda chance tuvo dos años para aprender en el Congreso de la Nación. “Quiero ser diputado nacional para aprender”, dijo el hombre que encarnó a “La Tota”. A aprender se va a la escuela y luego a la facultad. Al congreso se llega para cambiar la difícil realidad de millones de argentinos.

Parecido fue el recorrido de Ana Laura Martínez. La modelo y periodista nunca completó un periodo para los cargos a los que fue elegida. Primero fue concejal, dos años más tarde fue por la intendencia de Rosario y la perdió por solo 12 mil votos. De ahí se fue a una diputación nacional para dos años más tarde volver al Concejo. Más tarde fue por la vicegobernación de Santa Fe. Sin ningún proyecto sobresaliente, pero con respaldo en las urnas. Otro caso de los fenómenos que genera la política. 

Exitoso en las urnas pero repetitivo en el fracaso de quienes piensan y definen a la política como una herramienta de cambio y transformación.    

Pareciera que el Frente Progresista copió y pegó la estrategia política “Cambiemos” y puso a la ex periodista Susana Rueda como cabeza de lista en la categoría de concejal, dejando a Enrique Estévez en su segundo plano.

Si, el hijo de uno de los fundadores del partido socialista, secretario general del partido en la provincia de Santa Fe, relegado por una periodista de raíces peronista.

Ahora Juntos por el Cambio va por Carlos Bermejo y el oficialismo en Rosario por Ciro Seisas. Pero la moda también es seguida por peronistas, radicales y cuanto partido tradicional ande dando vuelta por ahí, buscando un hueso para roer. Cocineros, ex futbolistas y modelos seguirán teniendo lugar en listas de Rosario y Santa Fe. La inseguridad, la pobreza, la desocupación y la falta de soluciones para viejos problemas también.