“El Estado argentino es una máquina de matar”

Miguel Ángel Pichetto, Auditor General de la Nación, se presentará hoy en Rosario, en el planetario del Parque Urquiza a partir de las 15:00. El actual integrante de la Coalición de Juntos Por El Cambio estará conversando junto con el Diputado Nacional Federico Angelini. En la previa del evento, pasó por el aire de CNN…

“el-estado-argentino-es-una-maquina-de-matar”

Miguel Ángel Pichetto, Auditor General de la Nación, se presentará hoy en Rosario, en el planetario del Parque Urquiza a partir de las 15:00. El actual integrante de la Coalición de Juntos Por El Cambio estará conversando junto con el Diputado Nacional Federico Angelini. En la previa del evento, pasó por el aire de CNN Radio Rosario, donde dejó algunas opiniones sobre la coyuntura del país y dejó en clara su disconformidad con las políticas del actual gobierno.

En primer lugar, Pichetto apuntó contra el manejo de la pandemia: “Los temas se han agravado fundamentalmente por las decisiones médicas y económicas del gobierno que han sido tremendas. La prolongación indefinida de la cuarentena impactó en miles y miles de comercios, industrias y pymes. No hay margen para volver a ese tipo de restricciones”.

En la misma línea hizo referencia al caso del vacunatorio VIP y destacó la importancia de contar con una mejor estrategia para el acceso a las vacunas, con el fin de repuntar la actividad económica. “El mecanismo de restricciones arruinó a mucha gente en 2020. Hay que volver al trabajo, a la normalidad y no encerrar. De otro modo, la gente termina yendo a la desocupación y al plan”, subrayó.

Con respecto a este último punto, Pichetto dijo que “el único camino es salir de la política del pobrismo, de planes y de recursos que se van de manera impresionante entre gerentes de la pobreza”. Lugo, añadió: “No es mejor que la Argentina sea más uniforme. Lo importante es recuperar la visión de clase media. La gente de Santa Fe se levanta todos los días y se va a trabajar. Es una lógica productiva, capitalista, que exporta, produce”.

El excandidato a vicepresidente también se refirió a los últimos discursos de Alberto Fernández y las declaraciones de Cristina Fernández. “Siempre sostuvo que había una gran anomalía en la construcción de la fórmula del Frente de Todos. Una situación en la que la figura de la vicepresidente tiene una gran gravitación en el desarrollo del gobierno”, describió. En relación al contenido de las expresiones de ambos, afirmó: “Me pareció un verdadero disparate cargado de ideología barata casi proto-cubana-progresista que es no controlar a los inmigrantes a la Argentina, que pueden entrar con antecedentes penales”.

Según Pichetto, “el gran debate argentino es cultural” y apuntó contra ciertos sectores de la iglesia católica. “No tengo una mirada anticatólica, pero hay un sector que tiene una visión clasista. Lo único que les interesa son los más pobres. Hay que llegar a los más pobres, pero ayudarlos a salir de la pobreza”. Luego, remató: “En estos debates en donde la iglesia se mete y busca otros caminos, siempre terminan en el plan, ser uniformemente pobres para que además sean funcionales a un modelo político”.

Por último, habló sobre la presión impositiva y el sector productivo argentino. Dijo que el impuesto a la riqueza “es en parte cubano”. Luego, calificó al Estado Argentino como “una máquina de matar” y disparó: “Tiene tres Estados que te succionan la sangre y vos como empresario o comerciante estás más preocupado por hablar con el contador que en la actividad productiva”.