Alcohol Cero: “No estamos en contra de los controles, pero sí de los abusos”

En la apertura de sesiones extraordinarias del Concejo, Javkin pidió expresamente que se trate y apruebe la ordenanza de alcoholemia cero en Rosario. En medio de una coyuntura en la que el sector gastronómico no ha podido recuperar su nivel de actividad habitual, la noticia dividió aguas en el recinto y en redes sociales. Actualmente,…

alcohol-cero:-“no-estamos-en-contra-de-los-controles,-pero-si-de-los-abusos”

En la apertura de sesiones extraordinarias del Concejo, Javkin pidió expresamente que se trate y apruebe la ordenanza de alcoholemia cero en Rosario. En medio de una coyuntura en la que el sector gastronómico no ha podido recuperar su nivel de actividad habitual, la noticia dividió aguas en el recinto y en redes sociales.

Actualmente, el límite de alcohol permitido en sangre es de 0,5 gramos por litro. Sin embargo, la nueva normativa presentada además por Lisandro Zeno, Ariel Cozzoni, Susana Rueda y Marina Magnani pretende reducir la proporción a 0,2 un margen que, además pretende descartar falsos positivos. La iniciativa cuenta además con el impulso de la presidente del cuerpo, María Eugenia Schmuck, quien en su cuenta oficial de Twitter expresó: “El alcohol cero es un tema prioritario. Pablo Javkin nos planteó eso hace un año, hoy en una nueva apertura de sesiones ordinarias, hará lo mismo”. En diciembre pasado, la medida no logró la aprobación en la comisión de Obras Públicas.

El #alcoholCero Es un tema prioritario. @pablojavkin nos planteó eso hace un año, hoy en una nueva apertura de sesiones ordinarias, hará lo mismo.https://t.co/AsvPZuw70X

— María Eugenia Schmuck (@meugeniaschmuck) March 4, 2021

Quien salió al cruce de las declaraciones de Schmuck fue el concejal Carlos Cardozo y el bloque de Juntos por el Cambio. Así se expresó en Twitter: “Aún estando totalmente de acuerdo con el concepto “cero alcohol al volante”, plantear en este momento en el que el 90% de los locales gastronómicos está al borde de la quiebra una ordenanza de cero absoluto por parte de Pablo Javkin es una falta total de sentido común”.

Aún estando totalmente de acuerdo con el concepto “cero alcohol al volante”, plantear en este momento en el que el 90% de los locales gastronómicos está al borde de la quiebra una ordenanza de cero absoluto por parte de @pablojavkin es una falta total de sentido común pic.twitter.com/tdjoZGtVzd

— Charly Cardozo (@_charlycardozo) March 4, 2021

La respuesta de la presidente del Concejo no se hizo esperar y retrucó: “El que adolece de sentido común sos vos. Siempre es el momento de sancionar normas que salvan vidas. Mientras p nosotros es una prioridad la seguridad vial, p vos es prioridad twittear contra quienes tenemos responsabilidad de gobernar. Incomprensible hasta en un año electoral”.

Cardozo volvió a la carga y dijo que, según su posición, “el alcohol cero debe ser una norma provincial y no vía ordenanzas municipales”. Por otro lado, respondió con una chicana: “Hablando de gobernar, es hora que arranquen porque hace 15 meses que asumieron, pero de gobernar bastante poco. Saludos”.

Por su parte, Joaquín Parcel, de Mercado Pichincha, dice que “es una medida que va a afectar totalmente al grueso de la gastronomía. La bebida genera ingresos muy importantes en proporción para los comercios gastronómicos”. Por otro lado, agregó: “Lo más grave me parece es que se quiere sacar del foco lo que venimos reclamando desde que comenzó la pandemia, que es la ayuda para los gastronómicos. Hoy varios colegas tienen que cerrar sus puertas porque les cortan el gas. No hay ayuda, hay sanciones y además quieren sacar una normativa de alcohol cero”.

El vocero expresó: “Entendemos que hay ciertos regímenes a los que hay que adaptarse. Lo más importante es que el rubro vuelva a establecerse pero, cada vez que empieza a levantar la trompa del avión, aparecen estas normativas”. Además, sumó que “no hay una voluntad política de levantar restricciones”. A modo de cierre, concluyó: “Así y todo, estamos siempre abiertos a colaborar con el gobierno para que las cosas se hagan de buena manera. No estamos en contra de los controles, pero sí de los controles abusivos”.