Frontera caliente: la zona donde se hundió el gomón, una ruta ligada al narcotráfico

SALTA.- Días atrás, la región fronteriza entre esta provincia y Bolivia quedó conmocionada por la imputación de un ciudadano venezolano -presuntamente ya denunciado en el exterior- que cruzó al país vecino con una adolescente argentina que raptó cerca de Salvador Mazza. No muy lejos de allí, por los caminos que conducen a Orán, se encuentra…

frontera-caliente:-la-zona-donde-se-hundio-el-gomon,-una-ruta-ligada-al-narcotrafico

SALTA.- Días atrás, la región fronteriza entre esta provincia y Bolivia quedó conmocionada por la imputación de un ciudadano venezolano -presuntamente ya denunciado en el exterior- que cruzó al país vecino con una adolescente argentina que raptó cerca de Salvador Mazza. No muy lejos de allí, por los caminos que conducen a Orán, se encuentra la ciudad de Aguas Blancas, donde hoy se hundió un gomón que cruzaba ilegalmente por el río Bermejo y como consecuencia hay seis desaparecidos. Ambas localidades son puntos neurálgicos en rutas criminales de tráfico de cocaína y marihuana.

Se trata de cargas de drogas que, tal como explicaron los investigadores del Ministerio Público Fiscal de la Nación (MPF) provienen desde Paraguay y Bolivia. Existen, por eso, dos líneas de tráfico de estupefacientes que tienen como destino final Buenos Aires, Chile o la Triple Frontera. En ocasiones, los criminales arrojan las cargas desde aviones en pistas clandestinas. Pero también existe un esquema enorme de tráfico a pie, por postas, y en ómnibus de larga distancia.

Todas las semanas, Gendarmería detecta cargas de dinero en efectivo de los grupos criminales, camiones llenos de granos utilizados para blanquear efectivo, cargas de cocaína que viajan de norte a sur y oscilan entre uno y 20 kilos.

Más allá de las medidas restrictivas para la circulación, se trata de una red de pasos clandestinos enraizada a un sistema económico marginal donde los contrabandistas -con más recursos y personas que las fuerzas de seguridad- manejan las rutas y los horarios. Fue por este motivo que ni la pandemia de Covid-19 frenó por completo el engranaje del tráfico hormiga, y ese es el marco de la tragedia del gomón.

“El único sobreviviente que llegó al lado argentino manifestó que pasadas las ocho de la mañana entre 16 y 20 personas viajaban en un gomón precario que perdió control y comenzaron a saltar. Estaban cruzando ilegalmente”, informó el departamento de prensa de la Policía. Durante la tarde, buzos especializados ingresaron en lanchas al río Bermejo, repleto de acumulaciones de ramas arrastradas por la crecida, que -se presume- podrían haber pinchado la barcaza.

Recientemente, tal como informó este diario, las fronteras cerradas por la pandemia fueron escenario de diferentes ataques de grupos de contrabandistas que sostienen estos esquemas de pasos ilegales. Durante 2020, los ataques fueron varios a lo largo de todas las fronteras del norte, siempre bajo la modalidad de emboscada contra los agentes federales. En uno de ellos, murió una contrabandista en La Quiaca, Jujuy. Y en otro, una oficial de Gendarmería destinada en Salta, herida en el rostro luego de ser golpeada en grupo, salvajemente.

La problemática no cesa. Sin ir más lejos, el 20 de enero pasado, en Orán, un contrabandista que transportaba una carga de hojas de coca embistió con su camioneta un retén de Gendarmería Nacional, que provocó graves heridas en un agente. El agresor, llamado Hugo Amador, según informaron fuentes federales, registraba al menos otras tres detenciones por intentar eludir violentamente los controles fronterizos y quedó imputado por tentativa de homicidio.

El Ministerio Público de la provincia imputó recientemente a un inmigrante venezolano de 25 años que raptó a una menor, y en un informe oficial se detalló que el rescate lo concretó “la Brigada de Investigaciones N° 4 de Tartagal y fue detenido Wuisthon Antonio Díaz Solano” junto con la adolescente “cuya desaparición fue denunciada el 17 de febrero pasado por su madre”.

Isabel Soria es referente de la lucha contra la trata de personas en el norte, y presidenta de la Fundación Volviendo a Casa. Participó de la búsqueda de la chica. Y dijo esta semana en un reportaje a LA NACIÓN: “Todo lo que pasó fue muy doloroso. La idea es que el expediente pase al fuero federal para conocer las intenciones del hombre que trasladó a la adolescente de ciudad en ciudad por otro país”.

Y agregó: “Hay muchas cosas que investigar. En un contexto de más de 200 chicos desaparecidos en la región norte de la Argentina. Mi presunción es que el venezolano detenido está captando chicas y las está llevando a Bolivia. Tiene denuncias en otros países”.

Más información