Denuncian que el Castagnino presenta precariedad edilicia: “Hay riesgo de perder valiosas piezas”

Desde agrupaciones que nuclean a los artistas visuales locales y de todo el país, entre ellas ARTAV, AAR, Giro, Artistas Plásticos Rosarinos y AMURA, emitieron un comunicado en el que se manifiestan “muy preocupados por la situación de precariedad edilicia y desidia que presenta el Museo Castagnino + Macro”. “La institución cultural cuenta entre sus…

denuncian-que-el-castagnino-presenta-precariedad-edilicia:-“hay-riesgo-de-perder-valiosas-piezas”

Desde agrupaciones que nuclean a los artistas visuales locales y de todo el país, entre ellas ARTAV, AAR, Giro, Artistas Plásticos Rosarinos y AMURA, emitieron un comunicado en el que se manifiestan “muy preocupados por la situación de precariedad edilicia y desidia que presenta el Museo Castagnino + Macro”.

“La institución cultural cuenta entre sus dos sedes con la segunda colección de obras de arte más importante del país y actualmente está en riesgo de perder valiosas piezas, patrimonio público que hace a la identidad cultural de la ciudad de Rosario y del país”, señalan.

A juicio de los artistas, en este contexto de crisis sanitaria, “vemos cómo lo referente a la cultura va decayendo en el olvido”, y, ante este escenario, “la actitud general que se repite por parte de autoridades estatales es una falta total de responsabilidad hacia un área que se encuentra en estado de emergencia desde hace años”, remarcan.

Incluso, lamentan que “la respuesta que conseguimos por parte de las autoridades culturales municipales y provinciales es un contundente: ´no es prioridad, no hay presupuesto en este contexto´”.

De acuerdo a lo enunciado por las agrupaciones, algunos de los problemas concretos que atraviesa el Castagnino son:

– Los depósitos de obra no tienen controles de humedad y el espacio es insuficiente. Eso hace que la obra se deteriore por no tener un lugar adecuado de almacenamiento que permitan mejor su cuidado.

– El depósito del Macro, particularmente, se inunda cuando sube el nivel del río comprometiendo todo su contenido al deterioro sucesivo.

– En el edificio Castagnino sede Oroño no hay detectores de humo para prevenir un incendio; en el interior de la sala principal y las accesorias de exposiciones se llueve.

– No hay control de temperatura ni de humedad en ningún área del Museo.

– El cableado eléctrico es antiguo y precario, corriendo un riesgo de incendio.

– No hay salida de emergencia.

– La seguridad es totalmente insuficiente si tenemos en cuenta el valor de la colección.

– La tan mencionada ampliación del Museo que permitiría conservar mejor la colección y aumentar la oferta de muestras para un público mayor ha sido suspendida.

REDACCIÓN ON24