Federación Gremial rechazó el impuesto a la riqueza

La Federación Gremial del Comercio e Industria expresa su preocupación por la media sanción del Proyecto de Ley Aporte Solidario conocido como “Impuesto a la Riqueza”. El “aporte solidario, extraordinario y por única vez vinculado a los patrimonios de las personas humanas” es un avance sobre la propiedad privada que es uno de los derechos…

Federación Gremial rechazó el impuesto a la riqueza

La Federación Gremial del Comercio e Industria expresa su preocupación por la media sanción del Proyecto de Ley Aporte Solidario conocido como “Impuesto a la Riqueza”.

El “aporte solidario, extraordinario y por única vez vinculado a los patrimonios de las personas humanas” es un avance sobre la propiedad privada que es uno de los derechos principales de los individuos”, manifestó en un comunicado la Fecoi y agregó: “Resulta potencialmente confiscatorio, atenta contra la incorporación de tecnología y la creación de empleo, desalienta el ahorro y la inversión, grava bienes productivos y hay una doble imposición con bienes personales”.

En el escrito, la Federación Gremial expresa: “Este impuesto incrementará la presión impositiva. En el país ya existen tributos basados en la capacidad económica del contribuyente que gravan los mismos activos sobre los que se intenta aplicar el gravamen que se proyecta. La presión fiscal ha alcanzado máximos históricos, incorporando aumentos en retenciones a la exportación de productos, las retenciones del 35 % al dólar y el impuesto PAIS entre otros tantos”.

“Todas estas medidas contribuyen a la contracción de la actividad económica, a lo que se le deben sumar las caídas de actividad como consecuencia del aislamiento social. Miles de empresas se vieron obligadas a cerrar sus puertas o, en el mejor de los casos, han logrado mantener los puestos de trabajo gracias a aportes personales de sus titulares. Resulta contradictorio que este impuesto grave esos mismos bienes que estamos tratando de mantener a flote”, detalló la entidad gremial.

Entre los fundamentos, destaca: “La ley no diferencia capital productivo de capital ocioso, gravando de igual modo las participaciones en empresas dadoras de trabajo y los bienes suntuarios. Además, grava bienes alcanzados ya por otros impuestos como Bienes Personales, Inmobiliario, Patentes, etc. por lo que se produce ya no una doble, sino una triple imposición abiertamente confiscatoria e inconstitucional”.

Para morigerar el impacto negativo de la norma, Federación Gremial propone: “Que sea un aporte a devolver por el estado en crédito para el pago de impuestos, diferido en varios años y con tasas mínimas. Que no se computen en la base imponible los bienes productivos. Que se incremente la suma exenta de 200 a 300 millones y transformar el mínimo exento en un mínimo no imponible”.

“Creemos que, ante las urgencias fiscales, deberían buscarse alternativas superadoras, en beneficio de la inversión, la generación de empleo y el progreso económico y social del conjunto de la Nación” finaliza el comunicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *