Los cuatro juveniles que “blindó” River por millones de euros y que son fruto de las semillas sembradas por Marcelo Gallardo

Las semillas ya están plantadas por Marcelo Gallardo y el técnico de River disfruta de algunos de los frutos de las Divisiones Inferiores que están madurando. Se corporizan en Julián Álvarez, Santiago Sosa, Federico Girotti y Lucas Beltrán, cuatro juveniles que forman parte del plantel de Primera y a los que el club “blindó” este año por millones…

Los cuatro juveniles que “blindó” River por millones de euros y que son fruto de las semillas sembradas por Marcelo Gallardo

Las semillas ya están plantadas por Marcelo Gallardo y el técnico de River disfruta de algunos de los frutos de las Divisiones Inferiores que están madurando. Se corporizan en Julián Álvarez, Santiago Sosa, Federico Girotti y Lucas Beltrán, cuatro juveniles que forman parte del plantel de Primera y a los que el club “blindó” este año por millones porque son las joyas de un futuro mercado de pases.

“Durante estos años, hemos enfocado el trabajo en el crecimiento de juveniles, un proceso que lleva mucho tiempo, pero que ya tiene las semillas plantadas. A mí me interesa que los juveniles puedan seguir potenciándose año tras año. Después no sabemos cuántos son los jugadores que se van a establecer en un equipo profesional, a convivir en un estado de exigencia muy grande y a sostenerse, que es más difícil que llegar”, expresó Gallardo al hablar del proyecto que lleva a cabo con el área denominada Infanto-Juveniles.

“Queremos darles contención a esos chicos y ese no solo tiene que ser un objetivo de River sino también del fútbol argentino, porque somos un país de exportación de futbolistas y siempre va a estar ligado al desarrollo de juveniles”, agregó. La recolección de frutos ya empieza a notarse con Álvarez, Sosa, Girotti y Beltrán.

Álvarez es la gran novedad luego del parate por la pandemia de coronavirus. “Araña“, como lo apodan, se ganó un lugar entre los titulares. Comparte el tridente de ataque con Rafael Borré y Matías Suárez y es el goleador de River tras la reanudación de la Copa Libertadores: hizo cinco tantos en cuatro partidos (tres a San Pablo -uno en Brasil, dos en Buenos Aires-, uno a Binacional en Lima y otro a Liga de Quito, en Avellaneda) y suma un gol cada 63 minutos.

Álvarez y Sosa disputan la pelota en un entrenamiento. Foto Archivo Clarín.

El cordobés, que también fue noticia por haberle regalado una camioneta a su entrenador de la infancia para que pueda llevar a cabo de mejor manera su trabajo de distribuidor de productos alimenticios, es un jugador al que Gallardo viene trabajando desde hace más de dos años y que cautivó al Muñeco, a tal punto de que el DT comentó una vez que “Álvarez es el jugador que todo técnico quiere entrenar”.

En junio de este año, River blindó al juvenil de 20 años con la firma de su nuevo contrato hasta diciembre de 2022, al que también le elevaron la clásula de rescisión a 25.000.000 de euros. Y el joven lo celebró: “Estoy feliz de renovar con el más grande”.

El mismo monto es el que dejaron escrito en el nuevo contrato de Girotti, un centrodelantero de 21 años y 191 centímetros. La última temporada fue el que más goles anotó en las Inferiores del Millonario, con 14 en 12 encuentros. Desde el Torino de Italia vinieron a buscarlo en enero y ofrecieron más de 3 millones de euros por su pase, pero el nacido en Acassuso rechazó la oferta porque quería tener su oportunidad con la banda roja. Y Gallardo se la está dando.

Federico Girotti fue goleador en las Inferiores. Foto: Diego Haliasz, Prensa River.

Ante la salida de Ignacio Scocco, el entrenador no pidió otro delantero. Girotti es -junto a Lucas Pratto y Beltrán- uno de los atacantes de recambio del plantel. De hecho, el Muñeco lo mandó a la cancha en el segundo tiempo de la goleada a Binacional en el estadio de Lima para jugar algunos minutos.

Antes de ese encuentro, apenas había jugado otros dos: en la derrota por 3 a 1 ante Patronato en el Monumental, en enero de 2019, y en el debut de esta edición de la Copa, en el 0-3 contra Liga de Quito en Ecuador. En julio, Girotti firmó una extensión hasta diciembre de 2022, con una cláusula de rescisión -como ya se mencionó- de 20.000.000 de euros.  

Sosa es otro de los pibes cuyo apellido giró por todos los medios de comunicación en los últimos días. Es que el volante central fue la figura de la goleada por 3-0 sobre Liga de Quito por la Copa Libertadores, reemplazando a Nacho Fernández, quien no salió a jugar el segundo tiempo por un fuerte golpe en su rodilla izquierda.

Santiago Sosa. Gallardo lo está transformando en un volante interior con más dinámica. Foto: Archivo Clarín.

Con 21 años, el juvenil que está estudiando para ser contador en la UADE suma apenas diez presencias con la camiseta de River, pero de a poco va encontrando su lugar. Gallardo lo está convirtiendo de un “5” clásico a un volante interior más dinámico.

En agosto, la dirigencia de River decidió elevar la cláusula de salida a 20 millones de euros para el mediocampista que debutó en la vuelta de los octavos de final de la Copa Libertadores 2018 en el Monumental, cuando el equipo de Gallardo venció 3-0 a Racing y avanzó a la siguiente ronda de ese certamen, en el que terminó siendo campeón tras ganarle la final a Boca en Madrid.

Por último, Beltrán, de 19 años, también se va haciendo su lugar en la Primera, siendo uno de los delanteros de recambio y siendo convocado a los partidos de Copa Libertadores.

Lucas Beltrán, el cordobés que llegó hace unos años de Instituto.
Foto: Scoopnest

El cordobés que River le compró a Instituto cuando tenía 15 años viene de ser una de las figuras de River en la última Libertadores Sub 20 disputada a comienzos de este año, en la que el conjunto millonario fue subcampeón en Asunción tras perder en la final por 2-1 ante Independiente del Valle.

La cifra para blindar a Beltrán también fue de 20 millones de euros y su contrato, al igual que los otros tres juveniles, se extendió el mes pasado hasta diciembre de 2022.

Las semillas están. Y Gallardo de a poco empieza a recoger los frutos de un trabajo que todavía tiene un largo proceso por delante y que puede asegurarle un buen porvenir a River, no solo futbolístico sino también económico. 

HS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *