Demandan a Nintendo porque los controles “se rompen demasiado rápido”

La asociación francesa de defensa del consumidor UFC-Que Choisir presentó una demanda contra el fabricante de videojuegos Nintendo por la que denuncia que los controles de las consolas que produce la empresa de origen japonés se rompen “demasiado rápido” por tener un sistema de “obsolescencia programada”. Según la ley francesa, la obsolescencia programada está penada…

Demandan a Nintendo porque los controles “se rompen demasiado rápido”

La asociación francesa de defensa del consumidor UFC-Que Choisir presentó una demanda contra el fabricante de videojuegos Nintendo por la que denuncia que los controles de las consolas que produce la empresa de origen japonés se rompen “demasiado rápido” por tener un sistema de “obsolescencia programada”.

Según la ley francesa, la obsolescencia programada está penada con multas de hasta el 5% de las ventas anuales cuando se demuestra la utilización “de técnicas mediante las cuales un vendedor pretende reducir deliberadamente la vida útil de un producto con el fin de aumentar su tasa de sustitución”.

UFC-Que Choisir ya había denunciado públicamente el año pasado la fragilidad de algunos controles de la consola Nintendo Switch y, en enero pasado, el director de Nintendo Francia ofreció reparar cualquier control defectuoso sin costo alguno, incluso si ya no estaba cubierto por la garantía.

Desde la asociación afirmaron que con un problema “conocido desde hace tres años, la empresa japonesa debe ahora comprometerse a arreglar el problema, en lugar de simplemente corregirlo”.

Los controles de la Swtich están a sus costados y también se desmontan. Foto Nintendo

En enero, el director de Nintendo Francia ofreció reparar cualquier control defectuoso sin costo alguno, incluso si ya no estaba cubierto por la garantía.

Pero según la asociación francesa el problema subyacente no había sido arreglado, “y las quejas han seguido llegando”.

“Con el problema conocido desde hace tres años, la empresa japonesa debe ahora comprometerse a arreglar el problema, en lugar de simplemente corregirlo,” dijo.

Identificó dos causas potenciales para el problema conocido como “Joy-Con Drift”: una falla prematura de los tableros de circuitos impresos o un fallo que deja entrar demasiada suciedad en el mando.

“El 65% de los consumidores afectados dicen que este problema ocurrió menos de un año después de la compra”, señaló Que Choisir, y añadió que ocurrió “incluso a personas que juegan menos de cinco horas a la semana”.

Según la ley francesa, la obsolescencia programada se define “por el conjunto de técnicas mediante las cuales un vendedor pretende reducir deliberadamente la vida útil de un producto con el fin de aumentar su tasa de sustitución”.

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *