El 51% de los préstamos bancarios se los queda el BCRA: La clave que evita un salto inflacionario

El Banco Central se queda con el 51% del sistema bancario. Así, según un reciente estudio del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA), se contuvo un importante salto inflacionario a pesar de la mega emisión monetaria en la que incurrió el gobierno en medio de la pandemia.  “Para entender por qué la alta emisión…

El 51% de los préstamos bancarios se los queda el BCRA: La clave que evita un salto inflacionario

El Banco Central se queda con el 51% del sistema bancario. Así, según un reciente estudio del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (IDESA), se contuvo un importante salto inflacionario a pesar de la mega emisión monetaria en la que incurrió el gobierno en medio de la pandemia. 

“Para entender por qué la alta emisión monetaria no se está reflejando plenamente en los precios es necesario considerar dos instrumentos que maneja el Banco Central: las LELIQ y los pases. Las LELIQ son bonos que el Banco Central vende a los bancos. Los pases son préstamos que los bancos le hacen al Banco Central”, explica el informe de IDESA. Y agrega:  “En ambos casos, es dinero que los bancos, en lugar de prestar a la gente y a las empresas, se lo prestan al Banco Central cobrándole una tasa de interés. De esta forma, con las LELIQ y los pases, se saca dinero del mercado que de otra forma iría a la compra de bienes, servicios y dólares”.

¿Cómo está utilizando estos instrumentos el Banco Central? Según datos de la autoridad monetaria, el total de préstamos de los bancos se distribuyó de la siguiente forma:

En el 2011, el 70% eran préstamos a la gente y el 30% restante al Banco Central.

En el 2018, el 59% eran préstamos a la gente y el 41% al Banco Central.

En el 2020, el 49% son préstamos a la gente y el 51% vuelven al Banco Central.



Estas cifras reflejan que el Banco Central ya absorbe la mitad de los préstamos de los bancos. Esta absorción monetaria, más la caída del consumo por la cuarentena, son claves para contener la inflación. 

De acuerdo con la entidad, dentro del gobierno hay visiones contradictorias respecto al rol de la emisión monetaria en el proceso inflacionario; por lo cual, se observan propuestas para seguir expandiendo el gasto público, como por ejemplo, “eternizar el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE)”, entre otros. Mientras que por otro lado, están los funcionarios del Banco Central que actúan conforme a la idea de que esta emisión es desestabilizadora, por eso apelan de manera muy agresiva a la absorción de dinero de los bancos.

Esta misma ambivalencia interna “llevó a la crisis al gobierno de Cambiemos” y precisa ser corregida. “Es lógico apelar transitoriamente a la emisión para morigerar los efectos de la pandemia y utilizar los instrumentos que cuenta el Banco Central para moderar sus impactos inflacionarios. Pero no abordar un ordenamiento profundo e integral del Estado es garantía de una nueva crisis cambiaria e inflacionaria”.

REDACCIÓN ON24

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *