Mendoza, en alerta. Contagios masivos hasta en un centro de discapacitados

Una serie de transmisiones masivas en una institución donde residen casi 100 discapacitados tiene en vilo a las autoridades y a la población del este provincial. MENDOZA.- Crece la preocupación en la provincia del oeste argentino por el brote de contagios de coronavirus, con picos de más de 100 casos en una jornada, en medio…

Mendoza, en alerta. Contagios masivos hasta en un centro de discapacitados

Una serie de transmisiones masivas en una institución donde residen casi 100 discapacitados tiene en vilo a las autoridades y a la población del este provincial.

MENDOZA.- Crece la preocupación en la provincia del oeste argentino por el brote de contagios de coronavirus, con picos de más de 100 casos en una jornada, en medio de las flexibilizaciones a la cuarentena, tal como advirtió hoy el presidente Alberto Fernández.Bajo este escenario, hay un reciente “cluster” de transmisiones que tiene en vilo a las autoridades y a los pobladores de la zona este provincial, en la comuna de Junín, a más de 50 kilómetros de la capital mendocina. Se trata de una institución para discapacitados, llamada Renacer, donde se registró una infección masiva en las últimas jornadas. Hasta ahora, ya son 21 los enfermos de Covid-19.

“Hay mucha preocupación, pero la mayoría está bajo seguimiento. Es una institución muy grande con 98 internos, con dos pabellones de 44 y 54 personas, todas con distintas discapacidades”, contó a LA NACION una histórica empleada del lugar, que prefirió reservar su identidad. La mujer se encuentra aislada, a la espera de los resultados del hisopado que le realizaron, luego de deambular por varios centros sanitarios. “En el instituto hay muchas personas con problemas respiratorios de siempre, por lo que son pacientes de alto riesgo. En el día a día, son más de 60 auxiliares los que acompañan, además de médicos clínicos, psiquiatras, psicólogos, fonoaudiólogas y kinesiólogos. En cuanto a los profesores, todo quedó limitado en marzo”, contó la trabajadora.

Desde el Ministerio de Salud provincial aseguran realizar en el lugar un abordaje integral, lo que permitió ir testeando y aislando a contactos estrechos de la entidad. También, indicaron que se hace la contención de los afectados desde el hospital Perrupato, en San Martín. De acuerdo al último reporte, que dio a conocer 116 nuevos positivos en toda la provincia, recién mañana se sabrán los resultados de más de 100 hisopados a ciudadanos vinculados a la institución. “Todas las personas están en buen estado de salud y abordadas por los equipos del ministerio”, indicaron.

Asimismo, desde la cartera sanitaria reconocen las altas cifras de las últimas jornadas, con julio como mes récord, y aseguran estar trabajando con mayor cantidad de testeos, por lo que más del 40% de las muestras dan positivo. “Estamos satisfaciendo la demanda de diagnóstico en la provincia”, indicó Oscar Sagás, subsecretario de Salud. Y aclaró que se trabaja en estrategias de “bloqueos” para evitar que el virus circule más rápido, al tiempo que se busca descomprimir los hospitales con las camas en los hoteles, aunque se descarta que en estos sitios se alojen a personas infectadas en geriátricos, donde también se detectan “conglomerados” de Covid-19. Por otro lado, se están evidenciando brotes en ferias y barrios vulnerables, además de un alto número de personas infectadas sin nexo epidemiológico.

Durante la conferencia de este viernes, el Presidente hizo una escueta referencia, con estadísticas, a lo que ocurre en tierra cuyana desde que ingresó en el “distanciamiento social”. “Miren lo que pasó en Mendoza cuando hubo cuarentena y lo que pasó cuando se liberó”, expresó Fernández mientras señalaba un gráfico sobre el explosivo crecimiento de casos en la provincia.

Lo sorprendente fue el fuerte salto que se dio en julio, mes cuando se registró la gran mayoría de positivos: más de 1000 transmisiones, de un total de 1331 contagios desde que llegó la enfermedad a la provincia a mediados de marzo. Estas cifras muestran lo que ocurrió con las flexibilizaciones al aislamiento obligatorio, sobre todo, tras la autorización de las reuniones familiares y de amigos, pero también producto de juntadas y fiestas ilegales.

Por eso, por estas horas, desde la oposición local presionan al gobernador Rodolfo Suarez para que dé marcha atrás con algunas medidas, mientras que el mandatario se mantiene firme en continuar con el distanciamiento social, sin modificaciones ni cambio de fase, apelando al “autocontrol” y al “aislamiento voluntario”, así como a la toma de conciencia de los jóvenes. Habrá que esperar lo que ocurre en las próximas jornadas para ver qué decisión finalmente toman las autoridades, teniendo cuenta ahora la exposición que hizo el Presidente sobre la situación epidemiológica de Mendoza.

De esta manera, esta provincia cuenta con 1331 casos positivos confirmados. Son 54 casos importados -gente que ha llegado de otros países-, 1069 por contacto estrecho con alguien que vino de otro país o dio positivo de Covid-19 y 208 en investigación epidemiológica. También, la provincia tiene 286 personas recuperadas y 34 fallecimientos.

ADEMÁS

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *